sábado, 2 de mayo de 2009

G-12 copia fiel de Roma

No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?...Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré” (2 Corintios 6: 14-17)

“Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia...Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas, porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.” (Apocalipsis 18: 2, 4, 5

Algunas personas en diferentes momentos, me han pedido dar más detalle sobre la relación existente entre los Encuentros del G12/D12, y los Cursillos de Cristiandad católico romanos. Este es el por qué de ponerme a escribir de nuevo sobre la cuestión.

Parto de la base – suficientemente constatada - de que efectivamente, los Encuentros de César Castellanos o de Cash Luna, son copia inequívoca de esos llamados Cursillos romanistas. Es evidente para mí también, la fusión que existe entre unos y otros, y la intencionalidad que rezuma.

Partimos también de la premisa conocida por todos, en cuanto al terror que tiene la organización jerárquica católica de ir perdiendo posicionamiento en los países Latinoamericanos, al hacerse muchos católicos, evangélicos.

Cuando Ratzinger (Benedicto XVI) visitó no hace mucho Brasil, pidió a los obispos que no ahorraran esfuerzos "en la búsqueda de esos católicos apartados" (1). Para Ratzinger y su curia, esos “católicos apartados” son ahora evangélicos, integrantes de las “iglesias evangélicas que ha definido como sectas” (2)

¡Algo había que hacer! Y lo han hecho, y siempre a espaldas de los verdaderos cristianos, que a modo de aquellos hombres que dormían, no supieron ver como el enemigo sembraba cizaña entre el trigo (Mt. 13: 25)

Y es que, ¡No hay peor engaño que el que se parece a la verdad!

1. Los Cursillos de Cristiandad

Ahora que se cumplen casi 60 años de los Cursillos de Cristiandad como tales, iniciados por el recientemente fallecido, el seglar Eduardo Bonnín, y auspiciados por el obispo Juan Hervás en Mallorca (España), entre otros. Por lo tanto, puede ser un buen momento para detenernos a comparar esa iniciativa católico romana, con esa otra presuntamente evangélica, es decir, los célebres “Encuentros”. Entonces veamos un poco de historia acerca de los famosos Cursillos, que como demostraremos en este artículo una vez más, son la esencia de los Encuentros presuntamente evangélicos.

El Cursillo “nació en Palma de Mallorca, en los años cuarenta, fundado por un grupo de jóvenes. Muy pronto recibió la aprobación del obispo de Palma, quien siguió personalmente la andadura del movimiento, ayudándose de otros sacerdotes. De este modo, la figura de los laicos ha sabido armonizarse muy bien con la del obispo de la diócesis y la de los sacerdotes, que han garantizado la plena fidelidad de este movimiento a la Iglesia” (3)

Esto hay que entenderlo como que los Cursillos son obra perfectamente controlada por la Jerarquía romana. Un instrumento usado magistralmente por el papa de Roma.

El Movimiento de los Cursillos de Cristiandad (MCC), aunque surgió de una manera improvisada, tardó tiempo hasta que llegó a ser independiente de Acción Católica. De hecho Bonnín llegó a ser presidente de los jóvenes de Acción Católica en los años cuarenta. Acción Católica es “un ministerio seglar reconocido de forma institucional por la Jerarquía dentro de la estructura visible y orgánica de la comunidad de la Iglesia” (4)

Partimos de la premisa de que los Cursillos son una obra y estrategia no sólo reconocida, sino muy usada por la jerarquía de Roma. Inevitablemente entonces estaríamos hablando del mundo de alto rango jesuita, Opus Dei, etc. Veremos más adelante cual es la función de esos Cursillos/Encuentros, sobre todo en relación con el mundo evangélico o protestante... ¡y nos llevaremos las manos a la cabeza!

Las mismas características en los Cursillos de Cristiandad y en los Encuentros del G12/D12, tales como el sigilo, el secretismo, la psicología aplicada a lo espiritual (lavado de cerebro), visión de conquista, el afán en ganar almas, “alcanzar” a los ya cristianos, hacer “líderes”; manipular para conseguir objetivos; así como la metodología a emplear, etc. son calcados; y en cuanto a los Encuentros, a la postre van dirigidos a destruir lo evangélico, en aras de lo carismático “interdenominacional”, que en realidad es ecuménico.

En cuanto a la metodología, el Secretariado Nacional de Cursillos de Cristiandad de España, nos traslada lo siguiente, hablando de dichos Cursillos:

“La finalidad de este objetivo se alcanza mediante una específica metodología kerigmática, que consta de tres tiempos: Precursillo, Cursillo y Postcursillo.” (énfasis nuestro)

¡Precursillo, Cursillo y Postcursillo del Cursillo, igual a: Preencuentro, Encuentro, Postencuentro del Encuentro

¡Exactamente lo mismo! Quien no quiera ver esto, es que prefiere la ceguera.

Dicho Secretariado nos define así el movimiento cursillista como tal:

“El Movimiento de Cursillos de Cristiandad es un movimiento eclesial de difusión mundial que actúa en el interior de la Iglesia Católica, sintiéndose llamado a participar activamente en la gran misión de la evangelización.”

Vemos por tanto la catolicidad de ese movimiento, y que tiene por misión lo que la iglesia católica entiende por evangelización, es decir, llevar a todo hombre y a toda mujer a los pies del papa de Roma.

Saben que no lo pueden hacer como lo solían hacer en el pasado, es decir, con la espada y el crucifijo, sino que han de proceder a base de ir influenciando a los disidentes del catolicismo para que poco a poco, o bien vuelvan al redil de Roma, o bien se desencanten de su protestantismo. En esto último quizás están teniendo más fortuna. Muchos que han pasado por los Encuentros del G12/D12, acaban apartándose, así como muchas de las iglesias evangélicas que entran en la dinámica del G12, acaban desmembrándose. Eso es un hecho suficientemente constatado.

Cien por cien católico

Si todavía alguien llegara a pensar que el MCC (Movimiento de los Cursillos de Cristiandad) no es cien por cien católico, vemos lo siguiente. Ante la pregunta: ¿Tiene reconocimiento oficial de la Iglesia?, contesta el mismo Secretariado en cuestión:

“El Movimiento de Cursillos cuenta con la aceptación y el reconocimiento pastoral a nivel mundial de importantes pastores de la Iglesia católica. Muchísimos cardenales y obispos de todo el mundo acogen la colaboración del Movimiento. Los Papas de los últimos decenios han expresado repetidamente un particular aprecio por el Movimiento de Cursillos.” (5)

Esa es la razón por la cual aducimos que dicho Movimiento, el cual en primera instancia surgió de un laico, ha llegado a ser una herramienta más que eficaz en manos de las altas instancias del Vaticano, para sus propios fines.

Obra mariana

El sacerdote católico Sebastián Gayá, co-iniciador del Movimiento de Cursillos de Cristiandad y Prelado de Honor del Papa, dijo estar “convencido que el MCC nació bajo la protección de la Virgen María, pues, Mons. Hervás había declarado el año 1949 "Año Mariano", en preparación a la definición del dogma de la Asunción, y a causa también de las circunstancias providenciales que prepararon la cuna del Movimiento precisamente encima del santuario de Nuestra Señora de Gracia” (6)

¿Qué más se puede añadir?

¡Llega al Protestantismo! Hoy por hoy, ese Movimiento está ya presente “en más de 60 países y un promedio de 1.500 diócesis del mundo” (7) así que el poder de infiltración que ha tenido no es poca cosa, y si alguno piensa que sólo lo tiene en el mundo católico, también se equivoca. Lean bien lo que abiertamente escribe el Movimiento de Cursillos de Cristiandad del Canadá:

“Agregamos que el MCC desbordó finalmente el Catolicismo. Varias comunidades protestantes tienen su propio Cursillo, especialmente los Anglicanos y los Episcopalianos que lo adoptaron integralmente. Otros, como los Metodistas, los Presbiterianos o los Luteranos, modificaron ciertos aspectos y adoptaron por ello nombres diferentes, pero siempre uno reconoce el mismo objetivo y el mismo método.” (énfasis nuestro) (8)

Evidentemente de esos “otros” hemos de destacar el G12 de Castellanos o el D12 de Cash Luna, sin ninguna duda.

Que esto haya llegado a tal punto, de que una práctica católico romana, como son sin duda alguna los Encuentros, haya venido a ser la base ministerial de ciertas iglesias denominadas evangélicas, como la MCI de Castellanos (G12) o de Casa de Dios (D12) de Cash Luna, etc. ciertamente no es cosa de poca monta. Es un asunto que se ha estado cociendo por muchos años antes – preparándose - para lo que vemos y constatamos en la realidad presente.

En ese sentido, el finado Dr. Alberto Rivera, ex jesuita de alto rango, convertido al verdadero Evangelio, enseñaba que los jesuitas, se jactan de haberse infiltrado en toda organización y sociedad sobre la tierra. A través de ellos mismos, y entre otros, “Juventud Católica”, “Legión de María”, “Acción Católica”, “Caballeros de Colón”, etc. etc. se jactan de que secretamente han entrado en la televisión y editoriales cristianas, seminarios, universidades, colegios, etc.; que han sido aceptados como maestros, pastores, evangelistas, “apóstoles”, profetas, etc. (9)

Todo eso no nos debe de extrañar a la vista del juramento jesuita. Veamos un párrafo de ese horrendo juramento:

“Hijo mío, de aquí en adelante tú has sido enseñado para actuar como desensamblador entre los católicos romanos, para ser un católico romano, y para ser un espía aún entre tu propia hermandad. Para creer en ningún hombre, confiar en ningún hombre. Entre los reformadores, ser un reformador; entre los Protestantes Franceses (Hugonotes), ser uno de ellos; entre los Calvinistas, ser un Calvinista; entre los Protestantes en general, ser un Protestante y obtener su confianza para buscar aún con sermones desde sus púlpitos, y denunciar con toda vehemencia en tu temperamento nuestra Sagrada Religión y el Papa. Aún para descender tan bajo para convertirte en judío entre los judíos, para que puedas sacar junta toda la información para beneficio de tu Orden como ferviente soldado del Papa....” (10)

Vemos que como católicos que son, juran hacerse pasar por protestantes o evangélicos, para obtener nuestra confianza, e incluso representar el teatro de denunciar con toda vehemencia la “Sagrada Religión y el Papa” con el fin de “sacar junta toda la información para beneficio de [la] Orden como ferviente soldado del Papa”, obviamente para destruirnos.

El mismo Rivera cuando era jesuita, estuvo trabajando duro para preparar a Cursillistas, a Legionarios de María, a Acción Católica, etc. y a muchas otras de esas organizaciones católicas militantes para llegar a convertirse en luteranos, bautistas, adventistas, hombres de negocios del evangelio completo, metodistas, presbiterianos, pentecostales, etc. y así infiltrarse en toda denominación y concilio (11), y así “fermentar los ambientes” (12)

“Lo esencial de Cursillos es que posibilita la vivencia y convivencia de lo fundamental cristiano [léase católico], creando núcleos de cristianos [léase católicos] con la finalidad de fermentar los ambientes...” (13)

Ese “fermentar los ambientes” es parte de lo esencial de los Cursillos católicos, pero no sólo de los Cursillos, sino también de los Encuentros, y en ese caso el “ambiente que fermentan”, es el verdadero cristianismo: “un poco de levadura leuda toda la masa” (Gl. 5: 9)

De todo esto, una muy grande cantidad de verdaderos pastores evangélicos, poco saben, o más bien, nada.

1 comentario:

isabel.br dijo...

176-Santiago 3:8
8 pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, y está llena de veneno mortal.
175-Santiago 3:6 [2]
6 Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Así es la lengua entre nuestros miembros que contamina todo el cuerpo, e inflama el curso de nuestro naturaleza, y es inflamada del infierno.
079-Proverbios 21:23
23 El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de angustias.
SEÑOR LIBERTA SU SERVO DE LA LENGUA MALA.