lunes, 19 de julio de 2010

La Iglesia de "dios madre" de Corea

El viejo demonio valentiniano gnóstico engaña a coreanos

Ídolos cananeos de la diosa madre

Por EMA

Como en el siglo I algunos se apartaron de “las sanas palabras de nuestro Señor Jesús” y no perseveraron en “la doctrina de los apóstoles”, así ahora algunos evangélicos coreanos se “desviaron de la fe” y de “la doctrina que es conforme a la piedad”

Esta es su declaración oficial y la refutación bíblica está en negrita:

La Iglesia de Dios, Sociedad Misionera Mundial, ha recibido al segundo Cristo Ahnsahnghong, Dios Padre, y a la Jerusalén celestial, Dios Madre y recibe a los verdaderos Salvadores: Cristo Ahnsahnghong y la Madre Jerusalén.

Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro Espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo tólerais;

Noten como ya recibieron a un segundo Cristo, desviándose de la doctrina original.

Los hijos de “Dios madre” dicen:

Por medio del libro de Génesis, confirmemos que existen tanto una imagen masculina como una imagen femenina de Dios. Estos blasfemos creen en algo parecido a la antigua diosa cananea de la edad de bronce llamada Bet-Seánhttp://culturaarcaica.iespana.es/canaan.html

Gn. 1:26-27
Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza […]. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Varón y hembra fueron creados a imagen de Dios, y así, está claro que Dios tiene dos imágenes: masculina y femenina. Cuando Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen”, usó la palabra “hagamos”, que está en plural, en lugar de decir “haré”. Podemos entender que dos Dioses (un Padre y una Madre), y no uno, trabajaron juntos durante la Creación. Estos términos en plural se usan para describir a Dios también en Génesis capítulo 11.

Ahora esputan su abominable politeísmo al confesar dos Dioses, apartándose de la confesión cristiana que dice: “para nosotros, sin embargo, sólo hay UN DIOS, EL PADRE, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él. 1Cor 8:6
“un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”. Ef 4:6

Además, estos gnósticos no entienden que Dios no es ni masculino ni femenino como los humanos lo entendemos, si no que es Espíritu, pero él se ha revelado en un carácter que entendemos como masculino por eso hizo con su Verbo a Adán (el cual vivió un tiempo solo) y testifica que “el varón es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón.” 1Cor 11:7 y luego conforme su plan sacaría a la mujer de la costilla del hombre añadiéndole el aparato reproductivo femenino para que sea madre de los vivientes. Desde luego, la imagen y semejanza que llevamos del Dios Espíritu debe ser espiritual, como él es un ser moral, que ama, que juzga, que gobierna, que tiene un plan, así nosotros sobre todo en Adán. En cuanto al plural “hagamos” Como lo dice Ireneo de Lyon : “El Padre nos creó con sus manos el Verbo y el Espíritu”

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” “ y el mundo por él fue hecho “Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él.” “Porque en él fueron creadas todas las cosas” “el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;”

Así que no habló con ninguna diosa madre, si no que habló Dios el Creador por su Verbo en el Edén cuando moldeaba al hombre de barro.

Los hijos de la diosa madre también afirman:

Gn. 11:1-7 Y dijo Jehová: […] Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.

Este versículo también hace referencia a Dios Elohim, el mismo Dios que creó al hombre y a la mujer (en Génesis capítulo 1), diciendo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”. En Génesis capítulo 11, Dios responde a la arrogancia de los hombres, que construían juntos la torre de Babel. A través de esta situación, Dios testifica que existe Dios Madre igual que existe Dios Padre, diciendo “descendamos”.

¿En donde se muestra el vestido de la “madre”?, ¿Dónde deja ver su cintura o su porte de mujer? ¿Dónde sus tacones? Solo en el plural “hagamos” “nuestra imagen” “nuestra semejanza” que se debe explicar desde un Dios espíritu e invisible que carece de sexo por que al ser perfecto, inmutable y eterno, no se reproduce, por tanto no necesita consorte dado que El engendra con su palabra. ¿Cuántos ángeles fueron testigos de la creación del hombre? ¿Cuántos de la posterior creación de la mujer? (recordemos que en el libro de Job se nos dice que los ángeles alababan cuando Dios creó la tierra y se regocijaban) Porqué no fue todo en un mismo día.

Si los ángeles fueron creados antes del hombre y también llevan la imagen y semejanza de Dios, entonces Dios también se dirigió a ellos los que ya llevaban la imagen y semejanza de Dios. Hay comentaristas que hablan de un plural mayestático que Dios habla para disponer órdenes en su Plan, órdenes que dadas por Dios el Padre, serían ejecutadas por su Espíritu y por su Verbo que descendía a la tierra en forma humana.

Una diosa madre solo puede existir en mentes que no se han sacudido del paganismo y que necesitan apoyarse aún inconscientemente en sus recursos humanos proyectándolos a los dioses que ellos inventan, ese es el caso de estos extraviados coreanos de la Iglesia de Dios Madre.