sábado, 21 de marzo de 2015

Los Diez reyes del Salmo 83.



Un asunto de Profecía

¿Donde se espera que el Salmo 83 se ha de cumplir?
por Stephen Cook

No es necesario encontrar descendientes modernos de los amalecitas; necesitamos identificar a los que ocupan el territorio que los amalecitas ocuparon en el momento Salmo 83 fue escrito. No encontraremos ningún filisteos que viva en algún lugar hoy, pero sí encontraremos un grupo de egipcios híbridos / sirios / jordanos que viven en el territorio de los filisteos y llamándose por el nombre latinizado / anglicismo para Filistea (Palestina). Los territorios ocupados por las naciones / tribus nombradas en el Salmo 83 son más o menos de la siguiente manera: Edom en Jordania moderna; los Ismaelitas en la moderna Arabia Saudita; Moab en Jordania moderna; los Agarenos - el territorio que bordea la actual Jordania y Arabia Saudita; Gebal - probablemente los de los Altos del Golán y cercanos a Siria; Amón en Jordania moderna; Amalec en la moderna península del Sinaí y el Negev; Filistea - en al moderna Franja de Gaza, parte de la Autoridad Palestina; Tiro en el Líbano moderno; Asiria - Siria moderna e Irak.

Lo importante a notar, creo, es que el salmista aquí enumera un conjunto de naciones / tribus que rodean inmediatamente a Israel en todos los lados. Las naciones de Ezequiel 38, por el contrario, están a una gran distancia de Israel, a pesar de que también se encuentran en todas las direcciones. Mientras que el Gog y Magog de Apocalipsis 20: 8 es probablemente una profecía acerca de un evento diferente, Juan recoge el punto de Ezequiel que esta confederación proviene de las cuatro esquinas de la tierra. No hay correspondencia o traslapamiento entre las naciones del Salmo 83 y Ezequiel 38. Lo que veo por la comparación de las principales profecías del conflicto final es esta secuencia:
Una invasión de Israel por sus vecinos inmediatos (Sal 83; Zacarías 14; Ez 35; Joel 3...) - Un círculo interno de naciones.
Jerusalén es tomado cautivo (. Zacarías 14 y. Ez 35). El Señor vuelve y ofrece Jerusalén, y derrota a los enemigos cercanos de Israel, y establece su reino en una tierra renovada. Israel habita en paz y la seguridad, sin paredes o puertas (Ez. 38: 8, 11). Hay una invasión de Israel por un círculo exterior de naciones - de los cuatro confines de la tierra (Ezequiel 38.). El círculo exterior de los invasores es derrotado. El Reino se expande en paz (Salmo 72). Es importante que tanto los círculos interior y exterior de las naciones descritas anteriormente son todas naciones islámicas (el falso profeta de Apocalipsis?). Es también interesante que la única lista de 10 naciones confederadas o tribus en cualquier lugar en la Escritura es en el Salmo 83. Estos pueden ser los 10 dedos de los pies de la imagen en el sueño de Nabucodonosor, o las diez cabezas o diez cuernos mencionados por doquier.

domingo, 15 de marzo de 2015

Traducción del griego. Juan 4


Traducción del griego. Juan 4 

Anthony F. Buzzard

Cuando Jesús se enteró que los fariseos habían oído que hacía y bautizaba más discípulos que Juan (aunque Jesús mismo no era en realidad el que hacía los bautismos, sino sus discípulos), salió de Judea y volvió a Galilea. Pero tuvo que pasar por Samaria. Así llegó a una ciudad de Samaria llamada Sicar, cerca de la parcela de tierra que Jacob había dado a su hijo José. El pozo de Jacob estaba allí, y Jesús, cansado del camino, se sentó junto al pozo. Era cerca del mediodía. Una mujer samaritana llegó para sacar agua, y Jesús le dijo: "Dame de beber." Sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar alimentos. La mujer samaritana le dijo: "¿Cómo puedes tú, un Judio, pedir, a una mujer samaritana, de beber ?" (Los Judios no se tratan con los samaritanos.) Jesús le respondió: "Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, tú le habrías pedido y él te habría dado agua viva." La mujer le dijo: "Señor, no tienes ni un cubo y el pozo es hondo; donde entonces se puede conseguir esa agua viva? ¿Eres tu mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, y de él bebieron él, sus hijos y sus ganados? "Jesús le respondió:" Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed. Pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed:. [5] del agua que yo le daré será en él una fuente de agua que brota para la vida del siglo venidero "La mujer le dijo:" Señor, dame esa agua, para que no vuelva a tener sed y no tenga que venir aquí a sacarla ". "Ve y llama a tu marido," Jesús le dijo. La mujer respondió: "No tengo marido.» Jesús le dijo: "El hecho es que has tenido cinco maridos y el que ahora está viviendo contigo no es tu marido. Lo que acabas de decir es cierto. "La mujer le dijo:" Señor, veo que eres un profeta. Nuestros antepasados adoraron en este monte, y vosotros decís que el sitio donde la gente debe adorar está en Jerusalén. "Jesús dijo:" Créeme, mujer, que la hora viene cuando se adorará al Padre pero ni en este monte ni en Jerusalén. Ustedes adoran lo que no entienden; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los Judios. Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y verdad, porque el Padre está buscando que esas personas que le adoren. Dios se comunica a través del espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad ". [6]
La mujer dijo: "Yo sé que el Mesías (llamado Cristo) se acerca. Cuando él venga, nos declarará todas las cosas. "Jesús respondió:" Yo soy [7] [él, el Mesías], el que habla contigo ". En este punto sus discípulos regresaron y se sorprendieron al encontrar que hablaba con una mujer, pero ninguno de ellos le preguntó: ¿Qué quieres de ella? O, ¿Qué hablas con ella? La mujer dejó su cántaro, corrió a la ciudad y dijo a los hombres: "Vengan y conozcan a un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho! ¿No será éste el Mesías? " Salieron de la ciudad y se dirigieron a él.
Mientras tanto, los discípulos le insistían: "Rabí, come algo." Pero él dijo: "Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis." Los discípulos se decían unos a otros: "¿Podría alguien haberle traído algo de comer? "" Mi comida ", Jesús dijo," es que haga la voluntad del que me envió y terminar su obra. ¿No tienen un dicho: Aún cuatro meses y después la cosecha? Bueno, yo digo, mira a tu alrededor, mira a los campos; que están de color blanco, listos para la cosecha! Y al segador se le está pagando su salario; ya que él está trayendo frutos para la vida del siglo venidero, de modo que el sembrador y el segador puede alegrarse juntos. Ya sabes el dicho, "Uno siembra y otro el que siega." [8] Yo os envié a segar una cosecha para la que no han trabajado. Otros han trabajado para ello; y han compartido los frutos de su trabajo.
"Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por las palabras que la mujer que testificó," Me dijo todo lo que he hecho. "Cuando los samaritanos vinieron a él, lo invitaron a quedarse con ellos; y se quedó allí dos días. Muchos más creyeron por su palabra [es decir, el Evangelio]. y decían a la mujer: "Ya no creemos por tu palabra; porque nosotros mismos hemos oído, y estamos convencidos de que este es verdaderamente el Salvador del mundo ". Cuando pasaron dos días Jesús fue a Galilea. Jesús mismo testificó que un profeta no tiene honra en su propia tierra. Así que cuando llegó a Galilea, los galileos le recibieron, habiendo visto todas las cosas que había hecho en Jerusalén durante la fiesta; por que ellos mismos también fueron a la fiesta.

Una vez más Jesús visitó Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Y había un oficial del rey, cuyo hijo estaba enfermo en Cafarnaúm. Cuando él oyó que Jesús había llegado de Judea a Galilea, fue a él y le pidió que bajara y sanara a su hijo, que estaba cerca de la muerte. Jesús le dijo: "Si no veis señales y prodigios, no creeréis." El oficial del rey le dijo: "Señor, desciende antes que mi hijo muera." Jesús le dijo: "Puedes ir; tu hijo vive. "El hombre creyó lo que Jesús le dijo y se fue. Mientras él estaba en su camino a casa, sus esclavos lo encontraron y le dijeron que su hijo iba a vivir. Él les preguntó cuando comenzó a recuperarse. Ellos le dijeron: "La fiebre lo dejó ayer, alrededor de la una de la tarde." Entonces el padre se dio cuenta de que este era el momento exacto en que Jesús le había dicho: "Tu hijo va a vivir." Así que él y toda su hogar creyeron. Esta fue la segunda señal que Jesús realizó, a su regreso de Judea a Galilea.

jueves, 12 de marzo de 2015

Poder bajo autoridad


Poder bajo Autoridad
por Alex Hall
Los líderes en el mundo antiguo eran mucho más dependientes que los gobernantes de hoy en la delegación de poder. Si bien nadie podía estar físicamente presente en muchos lugares a la vez con el fin de hacer negocios en persona, es posible hoy en día para coger el teléfono, enviar un correo electrónico o incluso hacer llamadas de video-conferencia. Gracias a la tecnología de la información, preguntas, respuestas, actualizaciones y decisiones se puede viajar enormes distancias al instante.

No era así en tiempos pasados. Para controlar una organización en ese entonces, los agentes serían indispensables. Se necesitaba personas de confianza que pudieran ser comisionados y enviados a regiones remotas con el fin de realizar negocios en nombre de su señor.

Póngase en los zapatos de un rey o comerciante enviando a uno de sus siervos a negociar un tratado o contrato complejo en un mundo donde no había manera de mantener un contacto regular con ellos. Dependiendo de lo lejos que viajaban, podía tomar días, semanas o incluso meses para que un mensaje de ellos llegara de nuevo a usted. El señor ni siquiera sabría el resultado de la misión hasta mucho después de que el asunto ya había concluido.

Como consecuencia de esto, con el fin de hacer las cosas con cierto grado de eficiencia, el agente tendría que estar facultado lo suficiente de la autoridad de su señor para ser capaz de tomar decisiones "sobre el terreno", allí mismo, en el caso que algo imprevisto surgiera. Las personas pertinentes, si tropas, oficiales de finanzas o los enviados de menor rango, tendrían que cooperar con las órdenes de los agentes, como si fuera la voz del rey mismo hablando! Secundones no eran una opción.

Esto tuvo un impacto en la forma en que la gente pensaba y, como consecuencia, en el lenguaje que utilizaban. El mismo principio de la agencia continúa aún hoy. ¿Has oído hablar de los lectores de noticias de la decisión de Bush de ir a la guerra contra Saddam? Sin embargo, a pesar del duro discurso, Bush estaba a buen recaudo en Washington y Saddam estaba escondido en un agujero! Nunca se han conocido en persona. En su lugar, enviaron a los hijos de otras personas para hacer la lucha en su nombre.

¿Qué importancia tiene todo esto para la comprensión de las Escrituras? Podemos aprender una valiosa lección del más improbable de los hombres - alguien que elogió Jesús por su gran fe. Él era, en definitiva, muy poco probable que ganara cualquier aprobación en absoluto del Mesías judío, estaba al servicio de la potencia ocupante, era un centurión romano para eso!
Sin embargo, Jesús declaró que la fe de este hombre que no tiene paralelo, incluso en Israel. Un cumplido de verdad!

Él había hecho un pedido a Jesús para que su criado sanará. Nada raro hasta allí. Lo que parece haber encantado tanto a Jesús fue la explicación que dio de la lógica que había detrás de su petición. "Señor", dijo, "yo no soy digno de que entres bajo mi techo, pero acaba de decir la palabra, y mi criado quedará sano." ¿Sobre qué base había llegado a creer que la palabra de Jesús llevaba mucha autoridad? Él continúa explicando: "Porque también yo soy hombre bajo autoridad, con soldados a mis órdenes; y digo a éste: "Ve!", y va, y al otro: Ven ', y viene; y a mi siervo: "Haz esto!" y lo hace "(Mat. 8: 8-10).

Si había una cosa que este individuo entendía muy bien era el principio de la autoridad delegada. Él simplemente tomó lo que sabía de su experiencia de vida y lo aplicó a Jesús y el Señor se maravilló! Un centurión estaba por delante de las autoridades religiosas.

Su gran fe se basa en el hecho de que él reconoció un paralelismo entre su relación con su emperador y la relación de Jesús con su Dios. Tanto él como Jesús eran hombres cuya autoridad se deriva de la obediencia a su señor. Ya que estaban siguiendo a sus amos y no su propia agenda, que habían sido facultados para actuar en su lugar. En otras palabras, una persona podría ser promovida a un lugar donde estaban en autoridad sobre los demás en la medida que estaban bajo la autoridad de su propio maestro. Nadie en su sano juicio podría facultar a un hombre en el que no se podía confiar para seguir la agenda de su jefe. El centurión claramente atribuyó la dinámica espiritual de Jesús a su total dedicación a la voluntad del Padre.

Tal vez el centurión también había oído hablar de cómo Jesús decía actuar en nombre de su Padre, que en el mundo antiguo significaba exactamente lo mismo que la realización de negocios como agente enviado (un emisario). Lo que sí sabemos es que él vio en Jesús una autoridad de Dios con el poder de decirle a la enfermedad y a los demonios "Largo!" Y para invocar al aliento de vida de nuevo en un cuerpo sin vida.

La fe en Dios parece siempre haber dependido de la identificación de sus verdaderos agentes y obedecerlos en consecuencia. Esta es la única política acertada para todos nosotros.
Fue la preocupación de Moisés antes de que él se presentara a los ancianos de Israel en Éxodo capítulo 4 que deberían entender que era el Dios de Israel, que lo había enviado. Del mismo modo Elías en 1 Reyes 18:36. Note las palabras de Jesús en la tumba de Lázaro en Juan 11: 41-42. Él oró: "Padre, te doy gracias porque me has escuchado. Yo sabía que siempre me oyes, pero debido a la gente de pie alrededor, lo dije, para que crean que tú me has enviado "- para que sepan y entiendan que yo soy su agente encargado único.

Si quisieras describir a una persona de una manera judía dirías que había sido "aceitado.", ó untado. La mayoría de la gente prefiere el término "ungido" porque suena más sofisticado y mucho menos sucio. Pero a lo largo de la Biblia hebrea, cuando Dios estableció una persona aparte como un agente para cumplir un propósito en particular, ya sea para gobernar a su pueblo como un rey, interceder como sacerdote, o incluso ser un patriarca como Abraham, de él se hablará como "ungido" o Mesías (ver Salmo 105: 15.).
Como pasaba el tiempo e Israel creció en el conocimiento del plan preordenado de Dios llegaron a anticipar a alguien quien sería agente supremo de Dios, supremamente facultado y sumamente obediente. Se refirieron a este individuo, muy apropiadamente, como "el Mesías".

N.T. Wright resume sus expectativas: "Está claro que la vez que aparezca el Mesías, y quienquiera que resultara ser, él sería el agente del Dios de Israel. Esto debe distinguirse claramente de cualquier sugerencia de que él es en sí mismo una figura trascendente, que existe en algún modo sobrenatural antes de hacer su aparición en el espacio y el tiempo "(Wright, El Nuevo Testamento y el Pueblo de Dios, pág. 320).

Este es el corazón de lo que significa creer que Jesús es el Mesías y, por tanto, es la fuente de la fe del Nuevo Testamento. Todas nuestras relaciones con Dios y todos los tratos de Dios con nosotros están mediados a través del "distribuidor autorizado" de las cosas espirituales, el hombre aprobado de Dios, Jesús de Nazaret. La simplicidad de nuestro credo, a diferencia de las complejidades espeluznantes del tardío trinitarismo, que realmente destruyen el principio de agencia, vale la pena ser repetido y repetido. Que nuestros hijos nunca olviden que "Hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y el hombre que es, el hombre Mesías Jesús" (1 Tim. 2: 5) .²

domingo, 8 de marzo de 2015

¿Debo guardar el Sábado o la Torah?



¿Debo guardar el Sábado o la Torah?

¿Cuánto puedes abogar por mantener el Sábado, dado que sabemos que Jesús no abolió la Ley?
Estas preguntas surgen sobre uno de los asuntos bíblicos más fundamentales. ¿Cual es la diferencia entre los dos pactos, el Antiguo y el Nuevo? Jesús, mientras conducía su ministerio histórico aquí en la tierra, no reveló la totalidad de la fe cristiana. Él mismo anunció a los apóstoles: "Tengo muchas cosas que decirles, pero no las pueden sobrellevar ahora" (Jn. 12.16) . Él entonces prometió que el Espíritu o Verdad les guiaría "dentro del marco de toda la verdad". Por primera vez en Hechos 8 y 10, el Evangelio estuvo disponible para los gentiles. La mayor parte de las cartas de Pablo del NT. Pablo lidió con este asunto de traer a estos dos tipos de cristianos. Los judíos convertidos y los gentiles convertidos, a la unidad. Pablo experimentó presión constante del elemento cristiano judía quiénes intentaban que los gentiles convertidos al Mesías debían "ser circuncidados y guardar la Ley de Moisés" (Acts 15.1). Esta tendencia "judía" fue la que Pablo resistió a toda costa. Es cierto que por razones de diplomacia para con los judíos él permitió a Timoteo (quien era de padres Gentil y judía) ser circuncidado "por causa de los judíos"- note que el texto no dice "porque Dios lo había así mandado"! (Acts 16.3).

Como la presión de los judíos aumentara Pablo se hizo más inflexible en que la circuncisión para los gentiles era de veras una idea peligrosa. "Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo. Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído."
Estas son fuertes y apasionadas palabras que nos dan la oportunidad de puntualizar que la Biblia debe ser usada con sabiduría y cuidado. Has oído la broma antigua que se puede probar cualquier cosa con la Biblia.: por combinar "Judas fue y se ahorcó" con "ve tu y has lo mismo" se obtiene un resultado cómico. Pero uno puede caer en el mismo error sobre la cuestión de la obligación a los cristianos de los mandamientos de Dios. En Génesis 17 hallamos un mandamiento explícito del Dios de Israel que solo la circuncisión física, del nativo y el extranjero, podía beneficiarse del pacto. Este pacto fue dicho ser "eterno" (Gen. 17:13). Una persona incircuncisa sería cortado del pacto. (V.14)
Ahora note esto: Pablo toma mucho tiempo en Romanos, Gálatas y Efesiós para convencernos que los gentiles pueden ser totalmente parte del pacto de la promesa hecha a Abraham sin ser circuncidados. Así tenemos esta interesante situación. Mientras que en Génesis 17 uno es advertido de la expulsión del pacto si no se circuncida, en Gálatas 5.14 los cristianos receptores del mismo pacto Abrahámico serán cortados del Mesías si ellos llegan a circuncidarse físicamente!
Todo esto simplemente demuestra que nosotros no debemos forzar versículos sacándolos de su contexto y así minimizar la radical diferencia entre los requerimientos del AT. Y los del Nuevo Pacto inaugurado por Jesús el Mesías.
La Biblia no se contradice. Dios no está obligado a tratar con todos los seres humanos al mismo tiempo y exactamente en la misma forma. Puedes ser chocante para los lectores de la Biblia saber que Pablo compara al Sinaí dando los Diez Mandamientos (incluido el mandamiento del Sábado semanal) y el resto de la ley como esclavitud y servidumbre! (Gal. 4.21-31). Pablo aquí denomina la adherencia del judaísmo al A.T, sin creer en el Mesías Jesús quien ha venido y ha sido levantado de los muertos, como no menos que esclavitud. "La Jerusalén actual" - la Jerusalén de los días de Pablo que rechazó al Mesías- está esclava. Pablo, a lo largo de todo el N.T, es obligado por la muy simple idea que no hay libertad, no hay estar bien ante Dios aparte de creer en Jesús- creer en el Evangelio como Jesús lo predicó, como en su muerte y resurrección. Y creer, será notado que significa creer en el Jesús que habló por medio de sus santos apóstoles. Pedro, Pablo y Juan. Se crearía una confusión fundamental , por tanto, si alguien mantiene que ellos creían en Jesús y que el problema es Pablo! Cuestionar el apostolado de Pablo es cuestionar la autoridad de Jesús y de la Escritura. Es ponerse uno mismo fuera del pacto del Mesías, el único pacto válido para salvación. Pablo fue usado por Dios y el Jesús exaltado para declarar la voluntad divina para los creyentes.
Uno de aquellos mandamientos expresos de Jesús a través de Pablo es que la circuncisión física, cuando se realiza con la idea de significado religioso de cualquier modo, es un problema para la fe de uno en el Mesías.
Hay dos sistemas de creencias contrastados en la Biblia. La Ley de Moisés fue "añadida como un custodio hasta la fe, i.e., la venida del Mesías,...pero ahora ya no estamos bajo el custodio." El pasaje entero en Gálatas 3.15-29 es un registro lúcido de la mente de Jesús para nosotros a través de Pablo. Él advierte que volver al viejo sistema, el sistema del Sinaí revelado a través de Moisés, significa un abandono de la buena posición a la cual venimos solo a través de creer y obedecer a Jesús.
Obviamente esta nueva libertad en el Mesías a la cual el Dios de la Biblia nos invito fue particularmente dificultosa para comprender para aquellos entrenados bajo la Ley Mosaica. Este es el porque porciones enteras del NT, son dedicadas a la nueva constitución del Nuevo Pacto en Cristo, el cual involucra vastos cambios de procedimiento. Hay un nuevo Sacerdocio. El antiguo se fue. "Este pacto ha sido anulado por el Mesías para establecer el segundo" (ver Heb. 10,9). El antiguo fue sombra, incluyendo no solo el completo sistema de sacrificios animales (Heb, 10,1).
Pero también el sistema entero de Sábados, anuales mensuales y semanales (Col. 2.16). Esa es por tanto una muy seria regresión al asunto sobre qué día de la semana debe ser celebrado como santo ! Es un asunto para división. Es una mezcla desatinada de dos pactos e impide la libertad con la cual son unidos en Cristo. Esta libertad también impide a otros venir a la fe. Fundir los sistemas de fe de medio AT, y medio NT, impiden un evangelismo efectivo.
La práctica actual de hacer servicios de adoración en Domingo y cualquier ajuste que uno escoja, está disponible para todos. El Domingo no es el Sábado del cuarto mandamiento Nada cierto hay en que Constantino inició la noción de adoración en Domingo! El día de la resurrección, como un día en el cual los cristianos se reunían, fue instituido mucho antes de Constantino, como cualquier historia del cristianismo nos dirá. Sabemos esto de muchas cartas de creyentes que vivieron mucho antes de Constantino.
El AT, prohíbe a cualquiera que no esté circuncidado físicamente tomar parte en la fiesta de la Pascua. Jesus en el NT, ofrece a sus seguidores a tomar parte en la Nueva Pascua. Fue la Pascua que él celebro justo antes de morir (Lc. 22,15) pero Jesús cambió la forma de la ceremonia para adaptarla a la historia la cual él estaba cerca de construir. No tiene sentido seguir ofreciendo un cordero anualmente, una vez que esta sombra ha pasado y el "Cordero" Mesías ha muerto. En vista de esto, entonces, Jesús hizo cambios apropiados para el Nuevo Pacto. Él mandó que el vino sea bebido "cada vez que lo bebieres" (1Cor. 11.25). Aquellas son las palabras de Jesús recordadas por Pablo, el agente de Jesús. Y cuan frecuente es esto? Ciertamente no una vez al año. Pablo ha mostrado que "cada vez que lo hagan" corresponde a la reuniones regulares de los creyentes en la iglesia (1Cor. 11.18-20).
La Pascua ha llegado a ser la Cena del Señor y esto fue de acuerdo a las instrucciones dadas por Jesús mismo.
Este es solo uno entre muchos cambios efectuados por el Mesías y la inauguración del Nuevo Pacto en su sangre.
Mientras los creyentes estudian estos temas del la práctica cristiana de NT, la tolerancia de diferentes etapas de entendimiento es esencial. Un creyente puede considerar un día particular de la semana como especial para el mismo y para Dios. Otros pueden no hacer distinción. La convicción viene con la madurez y el entendimiento. Uno puede servir alcohol como Jesús hizo en las bodas de Caná. Para otros varios factores en su formación puede hacer difícil aceptar esta libertad. Nadie debe ser presionado. Pero cada uno podría estudiar esta cuestión y volverse fuerte. Por encima de todo, la libertad en Cristo es la meta de cada creyente.
Un retorno a la "judaidad" de Jesús y sus "raíces judías" es encomiable, en vista del descuido difundido del Evangelio cristiano como "el evangelio predicado de antemano a Abraham" (Gal. 3.8)
La gran labor de amor de Pablo y su evangelio fue erradicar la "segregación" de judíos y gentiles en la iglesia. Este trabajo debe aún seguir adelante, es por demás increíble ver los pocos progresos hechos en 2000 años! Pero la Escritura inspirada a través de Pablo puede todavía llevar a la libertad y unidad en el "único nuevo hombre" de la comunidad de la iglesia. Si podemos aprender a escuchar nuestro celo muchas veces nada instruido y aún extraviado.
Romanos 7.6

martes, 3 de marzo de 2015

De los Salmos a los Himnos. Isaac Watts


ISAAC WATTS


Cerca del final del siglo diecisiete, la tradición de cantar Salmos ya no estaba proveyendo una adoración fresca para muchos. En parte, el problema estaba en la naturaleza del Salmo métrico. Cuando se forzaba el Salmo bíblico a entrar en una rima y métrica, mientras que a la vez se adhería estrictamente al contenido del Salmo bíblico original, la poesía resultante era muchas veces rara.3 Como resultado, la poesía de estos Salmos tenía muy poco atractivo, especial- mente para aquellos que apreciaban la buena poesía y la literatura.4

Ciertamente Watts estaba muy al tanto de la literatura de su tiempo, ya que había estudiado hebreo a la edad de trece años, francés a la edad de nueve, griego a la de ocho, y ¡latín a la de cuatro! A los veinte años, regresó a su hogar después de la escuela y se quejó ante su padre de las groseras versiones de los Salmos usadas en sus servicios. Su padre respondió desafiándolo a que compusiera algo mejor. El joven Isaac lo tomó en serio, y escribió su primer himno, ‘‘Mirad las Glorias del Cordero’’.5 Él prosiguió a escribir más de 750 himnos y Salmos6 y tuvo un impacto inicial tan grande y una influencia tan duradera que se le ha llamado ‘‘El Padre de la Himnología Inglesa’’. IncluIdos en sus himnos hay muchos que aún son muy apre- ciados en la actualidad, tales como ‘‘Oh Dios, Nuestra Ayuda en Tiempos Pasados’’, ‘‘Al Mundo Paz (Joy to the World)’’, ‘‘¡Ay! ¿Sangró mi Salvador?’’, ‘‘Yo Canto del Glorioso Poder de Dios’’, ‘‘Jesús Reinará Doquiera Salga el Sol’’, y ‘‘Cuando Contemplo la Maravillosa Cruz’’.

La composición de himnos de Watts fue motivada por la tenacidad en aferrarse a los Salmos que mostraban los feligre- ses. Así que él estimó necesario unir sus himnos lo más posible a los Salmos, como para que fuesen designados como tales. Pero a la misma vez, se tomó la libertad de apartarse tanto del contenido original de los Salmos, que pudo introducir temas del Nuevo Testamento. Su deseo era aprovecharse y usar el atractivo de la buena poesía.
En vez de producir canciones adornadas para el literato sofisticado, buscó escribir canciones para la edificación del adorador sencillo.7 En los días de Watts, cantar Salmos había dejado de ser efectivo en dirigir el corazón y la mente de la gente hacia Dios en adoración. Más bien, estaba haciendo dormir a la gente. En una carta a Isaac Watts, su hermano Enoc admitió su opinión de la adoración en su iglesia: ‘‘Pero Mason ahora reduce este clase de composición a un estilo que provoca un bostezo indiferente, y el honesto de Barton (del Salterio de Barton) nos duerme con sus campanas.
Por lo tanto, hay una gran necesidad de una pluma vigorosa y llena de vida como la tuya, para revivir y reanimar la moribunda devoción de nues- tros tiempos, a la cual nada podría prestar mejor servicio que la poesía, ideada con el propósito de elevarnos por encima de nuestras naturalezas.’’8 Así que Watts tomó su pluma ‘‘vigorosa y llena de vida’’, se aprovechó de la herramienta de la poesía, y comenzó una reforma en la adoración cristiana.
Pero la tradición no cede fácilmente. Una fuente de conflicto fue la afirmación de que la poesía era un arte muy mundano como para usarlo en la iglesia. De acuerdo a Watts, la poesía de sus días estaba ‘‘esclavizada a los vicios y a las obscenidades’’ y ‘‘había perdido tanto la memoria de su nacimiento que ¡estaba comprometida con los intereses del mismo infierno!’’9 Algunos habían visto usar la poesía solamente en escenarios seculares, y por lo tanto no podían imaginar su uso en la música de la iglesia.
Como lo explicaba el mismo Watts: ‘‘Ellos se aventuran a cantar un himno aburrido, o tal vez dos en la iglesia, con melodías igualmente aburridas; pero todavía se persuaden a sí mismos... de que la hermosura de la poesía es vana y peli- grosa.’’10 Pero para Watts, la poesía no era malvada en sí misma. Era solamente una herramienta que había sido usada y asociada con la maldad. No estaba más allá de la mano redentora de Dios, y por lo tanto se podía usar de manera provechosa para Dios.
La segunda fuente de ataque provino de aquellos que atesoraban la tradición de cantar los Salmos y reconocían que Watts se había alejado bastante de una estricta adherencia a los Salmos originales. Este sentimiento fue expresado por William Romaine en el 1755, cuando preguntó: ‘‘¿Por qué Watts, o cualquier otro compositor de himnos, no sólo toman la prioridad sobre el Espíritu Santo, sino que también lo empujan fuera de la iglesia completamente?’’11 Romaine siguió quejándose que ‘‘las congregaciones cristianas han dejado fuera los Salmos divinamente inspirados y han tomado los alardes fantasiosos del doctor Watts en su lugar.’’12 Y aun otro crítico dijo: ‘‘Las rimas de un hombre ahora son magnificadas por encima de la Palabra de Dios’’.13
Algunas iglesias se dividieron, pastores fueron expulsados, y algunas personas estaban tan enfurecidas que, mirando hacia atrás, el conflicto alcanzó unas proporciones casi cómi- cas. A mediados del siglo dieciocho, algunas de las tropas del general británico Wolfe, estacionadas en Aberdeen, cantaron unos himnos de todo corazón en un desfile eclesiástico en la catedral. La gente de esa localidad quedó tan impresionada, que contrataron a uno de estos hombres para que fuera el maestro de canto de las parroquias de la ciudad.
Cuando los estudiantes de la universidad asistían a la catedral, también se unían a cantar los himnos de todo corazón. Por con- siguiente, el cantar himnos creció en popularidad. Sin embargo, hubo un grupo de gente que detestaba esta innovación a tal nivel que, de acuerdo con el historiador H. A. L. Jefferson, ‘‘contrataron a tres jóvenes pilluelos de voces estridentes para que se sentaran en las escalinatas del púlpito y cantaran bien alto y fuera de tono’’, asistidos por un tal Gedeón Duncan. El servicio terminó en un caos entre los ‘‘cantantes afinados’’ que contendían con los ‘‘cantantes de- safinados’’.
A los revoltosos pilluelos se les dio una resonante paliza, mientras que el infortunado Duncan fue arrastrado ante los magistrados por cantar fuera de tono, lo multaron por 50 liras y fue encarcelado hasta que pagara la multa.’’14 (¿Está usted buscando alguna forma innovadora de levantar fondos? ¡Pruebe ésta de multar a aquellos que canten fuera de tono en su congregación!) Comprensiblemente, los himnos fueron lentos en adquirir una amplia aceptación, pero cuando lo lograron, las raíces de la tradición inmediatamente se afianzaron, y las lecciones del pasado fueron olvidadas.
¡Como consecuencia, algunas iglesias independientes resistieron la introducción de nuevos himnos que no fueran los de Watts, tan fuertemente como habían sido resistidos estos mismos himnos de Watts en los años anteriores!15 De paso, es bueno señalar que no todos los himnos de Watts eran de la calidad de aquellos que han sobrevivido al escrutinio del tiempo. Lo que cantamos hoy es una destilación de los mejores himnos de los siglos pasados, mientras que los débiles y descarriados han sido descartados.
Algunos de los himnos de Watts cambiaban la intención original de los Salmos para glorificar a su país. Por ejemplo, la última parte del Salmo 107 fue titulada: ‘‘Colonias plantadas; o naciones bendecidas y castigadas; un Salmo para Nueva Inglaterra.’’16 Sus poemas sobre el amor divino eran demasido sensuales para ser aceptados por muchos. Juan Wesley habló de estos poemas como ofensivos ‘‘en una manera más grotesca que ninguna otra cosa que haya sido jamás publicada en lengua inglesa’’.17
Dondequiera que surja una nueva himnología, algunos de estos himnos serán de pobre calidad, pero esto no debe impul- sarnos a rechazar todo lo que puede ser ofrecido. Como el padre de la himnología inglesa, las mejores canciones de Watts han perdurado por casi tres siglos y todavía algunos de sus himnos son de los más amados por la iglesia.

Extraido del PDF "De Cantar Salmos a los Himnos"
http://www.paralideres.org/files/pic_1374.pdf