lunes, 27 de julio de 2009

Señales en los cielos ¡Impresionante!

Señales en los cielos ¡Impresionante!

Señales5

Señales en los cielos

25Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas. 28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca. Lucas: 21

Señales6

El mundo esta teniendo cambios drásticos en los cielos, y ahora los meteorólogos están buscándole nombre; a una nueva formación de nubes encontradas en los cielos de Gran Bretaña.

Señales7

Muchas personas ven estas formaciones como una formación hermosa, pero otras ya muestran miedo ante tales acontecimientos, ya que nunca se había visto algo similar.

Señales8

Nosotros hemos recorrido varias webs inglesas para obtener más imágenes sobre este nuevo fenómeno que tiene a muchos consternados y a otros maravillados.

Señales2

Por ahora estas nubes se llaman “Asperatus” que significa “áspero”, ofreciéndoles un nombre provisional que aun no esta definido completamente por la ciencia; para la lengua hispana se llamaran “nubes ásperas”.

Señales3

Las formaciones son parecidas a la mezcla de aceite y agua. Un experto aseguro que estas formaciones son comparadas con la turbulencia que causan las olas en el mar.

Señales4

Torciendo la Biblia a mi gusto

Torciendo la Biblia a mi gusto


Lamentablemente hoy en día hay tantos predicadores, pastores y demás usando la Biblia a su antojo que realmente preocupa.
¿A qué me refiero con a su "antojo"?.
Toman un versículo, lo sacan absolutamente de contexto, lo retuercen con explicaciones que nada tienen que ver con el sentido original ni con la verdad bíblica, y hacen con eso una doctrina.
ESTO ES MUY, PERO MUY PELIGROSO. Así comenzaron todas las sectas.

¿Sabes en que se basan y basaron la mayoría de las sectas?. En la Biblia.

Tú dirás: "¿Qué dices?. ¿Cómo se van a basar en la Biblia?. No puede ser".
Pues lee sobre la mayoría de las sectas. Ellas han torcido la Biblia de manera que diga lo que ellos quieren.

¿Era gay David?

Por ejemplo hay Iglesias que creen que la homosexualidad no es pecado.

Jay Baker, el hijo del pastor Jim Baker (quien protagonizara algunos escándalos sexuales y de finanzas hace un tiempo), dice que él tiene amigos que son gays y que ellos se aman, y pregunta: "Si Dios es amor y él nos mandó a amarnos unos a otros, ¿Cómo puedo ir contra el amor?". 1º versículo sacado de contexto.
Otras Iglesias gays leen el pasaje donde David dice: "Más maravilloso me fue tu amor que el amor de las mujeres" (2ª Samuel 1:26), y también 1ª Samuel 18:1 donde dice que "el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo". Y en 1ª de Samuel 20:41 dice: "besándose el uno al otro (David y Jonatán), lloraron el uno con el otro".
Esto es suficiente para ellos como para creer que David y Jonatán eran gays y que si Dios dijo que David tenía el corazón conforme al de Dios, ¿entonces como Dios va a desaprobar la homosexualidad?.

El "pequeño detalle" es que en otras partes de la Biblia, Dios condena la homosexualidad: "Pasiones vergonzosas; pues aún sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres" (Romanos 1:27.
"¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios?. No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adulteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones... heredarán el reino de Dios" (1 Corintios 6:9,10).
Todo lo que está escrito en la Biblia es verdad que sucedió, pero no todo lo que dice es la verdad de Dios y refleja su corazón, pensamiento y voluntad.

Por ejemplo: La Biblia dice que Judas se ahorcó. ¿Sí?. ¿Es verdad que Judas se ahorco?. Sí.
¿Es la voluntad de Dios que las personas se ahorquen?. NO. No es la verdad de Dios.
Cuando Jesús dijo "conoceréis la verdad y esta os hará verdaderamente libres", NO incluía el suicidio. Pero el suicidio figura en la Biblia a través de la historia de Judas.

Cuando el diablo lo tienta a Jesús en el desierto ¿es verdad que lo tentó?. SÍ.
Satanás le mencionó versículos bíblicos ¿están en la Biblia esos versículos?. SÍ.
Pero ¿en el contexto donde los estaba usando el diablo servían para reflejar la verdad de Dios?. NO.
Jesús a todos los versículos bíblicos que le dice el diablo le contesta "NO".
Satanás: "A sus ángeles mandará acerca de ti" (Salmo 91:11)
Jesús: "Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios" (Deuteronomio 6:16)
El diablo decía un versículo fuera de contexto y Jesús mencionaba otro para demostrar que ese versículo estaba fuera de contexto.

Un versículo de la misma Biblia mal aplicado, fuera de contexto, puede ser una MENTIRA.

Mintiendo 'pa la gloria de Dios

Otro ejemplo: Abraham miente y dice que Sara era su hermana. ¿Es la voluntad de Dios que mintamos?. NO. Jesús dijo que el
padre de la mentira es el diablo. Pero ¿es verdad que Abraham mintió?. SÍ.
¿La mentira de Abraham refleja la voluntad de Dios para nosotros?. NOOO.

Como alguien dijo muy sabiamente: "Un texto sacado de contexto es un pretexto". Un pretexto para hacer lo que yo quiero.

1000 mujeres y 1 día de descanso

¿Se puede usar la Biblia para decir que está bien tener muchas esposas?. SÍ.
Abraham tuvo varias esposas, David también y tenía un corazón conforme al de Dios, Salomón tuvo 700 esposas y 300 concubinas y fue un rey conocido por su sabiduría.

¿Se puede usar la Biblia para amenazar a la gente con que el que no guarda el día sabado se va al infierno?. Sí. Y si no preguntenle a los Adventistas.
"Seis días se trabajará, más el día septimo os será santo, día de reposo para Jehova; cualquiera que en él hiciere trabajo alguno, morirá" (Exodo 35:2).

¿Está todo esto dentro del contexto Bíblico y es la verdad de Dios para nosotros en este tiempo?. NO.

Cada cosa en su lugar

¿Cómo podemos saberlo?.
Leyendo la Biblia en su contexto.
No haciendo una doctrina de un versículo o un pasaje especifico. Sino buscando si ese pasaje o versículo no contradice al resto de la Palabra.
Puede que un versículo esté hablando de cierto momento histórico de una persona o un pueblo. Como es el caso de Oseas. Dios lo manda a tomar una mujer fornicaria (Oseas 1:2). ¿En la Biblia figura esto?. SÍ. ¿Es la voluntad de Dios para nosotros hoy que lo hagamos?. NO.

Ciegos y soberbios

¿Qué nos hace a nosotros mejores que los Testigos de Jehova, los Mormones o los Davidianos (asesinados hace algunos años en Estados Unidos)?.
¿LLamarnos evangelicos?.
¿Decirnos a nosotros mismos que somos el pueblo escogido por Dios?.
¿Repetirnos que los demás están equivocados pero que nosotros somos los que tenemos la verdad?.

¿Que de nuestro
lado está Billy Graham, Marcos Witt y los chicos de Hillsong?.
¿Que tu predicador favorito dice que él es el "ungido de Dios" y que ay del que hable contra su testimonio turbio?.

POR DIOS. POR DIOS. DESPERTEMOS. ¿CÓMO PODEMOS SER TAN CIEGOS Y SOBERBIOS?.

¡Que lindo versículo para mi herejía!

¿Cómo sabemos si estamos en la verdad?.
Si lo que creemos no son versículos sueltos, sacados de contexto, interpretados a nuestro gusto, sin mirar el resto de la Biblia para ver si no contradicen otros versículos.
Si lo que creemos no está basado en el libro del pastor mengano, o el predicador fulano, sin detenernos a mirar si es la VERDAD DE DIOS EN LA BIBLIA.

Hoy en día se pueden escuchar las peores herejías y son aplaudidas por miles en congresos y eventos "prestigiosos". Libros de ventas extraordinarias con algunos versículos sueltos sacados de contexto para confirmar alguna doctrina, método o pensamiento humano.

¿Exégesis? ¿Eiségesis? ¿Con que se come?

¿Sabes la diferencia entre exégesis y eiségesis?
Exégesis es buscar en un texto lo que realmente nos está queriendo decir. Para eso usamos el método que menciono más arriba.
Eiségesis es buscar algo en la Biblia que me sirva para confirmar algo que creo o pienso. Es tomar la Palabra de Dios no para saber lo que Dios me dice en ella, sino para apoyar algo que yo digo, sin importar si es la verdad de Dios o no.

¿Estás seguro que tus predicaciones, tus enseñanzas, tus consejos y tus opiniones están basados en la VERDAD DE DIOS?.
¿DE VERDAD?.
¡CUIDADO!. ¡CUIDADO!. Si empiezas a estudiar la Biblia puede que te sorprendas.
Tú dices: "Esto está en la Biblia". Sí, las palabras del diablo también están (por ejemplo en la tentación de Eva), ¿pero eso está en el contexto?, ¿es la voluntad de Dios para los que vivimos en el nuevo pacto (de la muerte de Jesús para aquí)?, ¿te has preocupado de compararlo con el resto de la palabra?. ¿Es lo que la Biblia nos enseña sobre ese tema?.

¿En que Biblia crees?

Hay más herejías dando vueltas que las que tal vez tú te has dado cuenta.
Mucha de la predicación actual contradice totalmente cualquier libro de teología serio.
POR FAVOR VOLVAMOS A LA PALABRA.

La palabra si no la torcemos ni le hacemos decir lo que no dice, es MUY CLARA.
EL PROBLEMA ES CUANDO NO LA ESTUDIAMOS. CUANDO NUESTROS LIDERES LA ABANDONAN POR LIBROS MODERNOS DE PSICOLOGÍA Y SOCIOLOGÍA.
El problema es cuando los hombres por ganacia le hacen decir lo que no dice

Luis Rodas - Veronica Vil

domingo, 26 de julio de 2009

Review Of Pagan Christianity #1

Review Of Pagan Christianity #1

By Gary Tebbe

Last year a friend gave me the book Pagan Christianity. Originally written by house church leader Frank Viola, the book was republished by the church marketing expert George Barna. The authors contend that every practice in Christianity as we know it is derived from or influenced by the surrounding culture. They further assert that this process is unbiblical and represents the "contamination" and "corruption" (authors' words) of pure New Testament Christianity. Therefore church buildings, pulpits, pews, professional pastors, choirs, church services, sermons, systematic theology, hymn books, etc are all basically "pagan" innovations.

After reading the Pagan Christianity I wrote a review that I left unpublished. There was little in the book that I had not heard before. The historical data was apparently intended to surprise but should be familiar to anyone who has studied even the basics of church history. Admittedly, I did not find the arguments particularly compelling. Pagan Christianity is a work of deconstruction (authors' word) at a time when deconstructionism is in vogue. It was an unimpressive book.

Recently however I am hearing about a growing number of Christians who are impressed by this book and not always in the best of ways. Apparently many readers find in Pagan Christianity a justification to stop participating in the local church.

Now, George Barna and Frank Viola do express their desire to see Believers come out of the Institutional Church and join more pure organic church/ home church type fellowships. However many of their readers are leaving Christian communities of any form altogether. No doubt this is unintentional on the part of the authors, nonetheless Pagan Christianity is contributing to the secularization of many discontent Christians.

Invitation to the Reader
If you the reader are such a person, let me encourage you to reconsider the wisdom of your decision. There are plenty of reasons to be upset with organized Christianity. Many Christians, Christian leaders, churches and para-church organizations have failed and have hurt those who trusted in them. They will give an account before God. However, you know that is not the case with all Christians and all churches. There are many failures. Yet there are also many faithful and you my friend need to be one of and are needed among the faithful.

Furthermore if you are sympathetic to the arguments of Pagan Christianity, you should know that there are serious problems with the book and its underlying premises. You owe it to yourself to read the various critiques of the book that have been offered in the past few months. For your own spiritual health, and for those whom you influence, such as your family, you would do well to think through the implications before jumping on this bandwagon.

A Big Target
Author Frank Viola boasts on his website that Pagan Christianity is the most criticized book on the internet. Perhaps a little hyperbole there, but the book has received a fair share of negative reviews. This is unsurprising since Pagan Christianity makes itself and easy book to criticize.

1. First, historical errors abound, and much has been made of these mistakes in other reviews. Mr. Viola often over-simplifies complex events and makes gross distortions between causes and effects. At times he makes assertions that simply are not true.

A random example to illustrate:
"Put another way, neither homilies (sermons) nor homiletics (the art of sermonizing) have a Christian origin. They were stolen from the pagans. A polluted stream made its entrance into the Christian faith and muddied the waters." (p.93)

That is quite an accusation. Do sermons and preaching really have "no Christian origin"? Jesus never preached to his disciples? The "Sermon on the Mount" is actually a pagan misnomer. The Apostle Paul never gave homilies to the congregations he established. Peter's messages in Acts were not Christian preaching.

On Sunday when a contemporary pastor opens the Bible and preaches the text he is really wallowing in the "polluted stream" of paganism. Biblical exegesis and exposition are actually stolen from the muddied waters of heathenism. Sunday morning preaching is not following the example of Christ and the apostles.

That is an odd conclusion. What most pastors do in church on Sundays certainly sounds a lot like what Christ did in the synagogue in Nazareth on Saturday.
"And he came to Nazareth, where he had been brought up. And as was his custom, he went to the synagogue on the Sabbath day, and he stood up to read. [17] And the scroll of the prophet Isaiah was given to him. He unrolled the scroll and found the place where it was written."
Luke 4:16-27

Luke's passage goes on to describe Christ giving a formal public message based on the text that was read in the synagogue. If that is not preaching a sermon, then what is it?
We see the apostle Paul doing something very similar in the synagogue in Acts 13:15-40. His message reads like a sermon and the whole format of the passage resembles very closely what preachers do in churches around the globe. If one did not know any better, it would be easy to conclude that Christian sermon had at least some roots in the Jewish synagogue. (The Jewish-synagogue roots of Christian worship is a rather obvious connection that the author goes at lengths to deny.)

Paul told the young church leader Timothy to "preach the word; be ready in season and out of season; reprove, rebuke, and exhort, with complete patience and teaching." 2 Tim. 4:2

If Pagan Christianity's supporters were more familiar with the New Testament they might not feel the need to reinvent New Testament Christianity.

2. Superficial
Mr. Viola relies heavily on second-hand sources. He does not seem to have much personal familiarity with primary sources. If one is going to attempt to overthrow two millennia of thought and practice then one needs to show some mastery of the subject matter in question.

The book seldom interacts with the actual writings of the historical Christians that it criticizes. The author does not allow the accused to speak for themselves. He interprets their actions, often negatively, yet seldom listens to their own explanation and reasoning. The author of this book may have cataloged the history church practices. He definitely has not wrestled with the history of Christian thought behind those practices.

3. Emotionalism
Then there is the emotionally charged language which at times makes the book's message hard to hear. His anger and vitriol seem ill-placed to say the least. Issues rarely framed in moral categories are here portrayed as the worst of evils.

For example, in chapter 6 Viola condemns "dressing up" for church. Okay, some parishioners do turn Sunday morning into a fashion show. He argues that God does not need care one whit what you wear to church. Fair enough. But then Viola does not know when to stop.
For Viola wearing your Sunday best "is a study in pretense that is dehumanizing and constitutes a false witness to the world." (p. 149)

Ladies, putting on your nice dresses to church is "a study in pretense," "a false witness" (that means that you are hypocrites) and even worse dressing up is "dehumanizing."
Good grief. Dehumanizing?
Pornography is dehumanizing. Auschwitz was dehumanizing. Human trafficking is dehumanizing. How does an individual or a family putting on formal clothing for an event that is important in their lives constitute an act that deprives them of human qualities? This is just one example, the shrill tone prevails throughout.

Perhaps the emotionalism is simply a marketing ploy. People listen when you are loud. Perhaps the author is genuinely upset about the issues he attacks so forcefully.

Still, his anger is misdirected. There is a place for righteous indignation. Christians can and should speak out forcefully against injustice, sin and evil. If he were attacking real wrongs, then the outrage would be justified.
Here, however the author uses the language of moral condemnation to denounce practices that are morally neutral. For Frank Viola, pulpits and the pastorate, steeples and sermons, choirs and church buildings are "postbibilical", "postapostolic,""polluted" and "pagan." In a word, these practices of Christianity as we know it are bad. It is not just that some pastors are bad, but rather that the institution of the pastorate itself is bad. It is not that some or many churches do wrong things. It is that the church as an organization is intrinsically wrong.
This zeal against form sounds more like Don Quixote than John the Baptist. It is hard to take such misguided overstatement serious.

The basic premise of this book implies an enormous degree of self-confidence. The proposition: everyone who came before us and indeed everyone outside of us is in error.
"The institutional church system and structure are not biblical."
God's people are enslaved and this book brings deliverance.
"It is because of our desire to see God's people set free that we have written this book." (p.251)

The authors see themselves as revolutionaries, following in the footsteps of Christ the revolutionary. (p. 244) They are happy that "fortunately more and more Revolutionaries today are catching that vision. They recognize that what is needed is a revolution within the Christian faith- a complete upheaval of those Christian practices that are contrary to biblical principle. We must begin all over again, on the right foundation." (p. 244)

George Barna has used the term "Revolutionary" countless times through the years in his various how-to books for Institutional Christianity. (Books that he continues to sell, by the way.) Every latest fad in the Evangelical world is billed as "revolutionary." Everybody is a revolutionary. Even Venezuela's Marxist president Hugo Chavez called himself a follower of "Christ, the first revolutionary." Frankly the term is cliché. The agendas it describes are worn-out and cheap baubles repackaged for the young, uninformed and impressionable.

More revolutions?
Do we really need another revolution? In the past century we have seen more revolution than we know what to do with. For the past 40+ years the revolutionaries have had their way in our society. We have endured a revolution of morality, a revolution of authority, a revolution of epistemology. Now we do not know how to behave, what to believe, who is in charge or what the meaning of the word "is" is.

The social science experts have taught us well that the only creed we are to believe is that all truth is found in the self, severed from history and any higher authority. How many times before have we been told we must begin all over again,( and again and again) continually reinventing ourselves.
There is nothing more contemporary than to call "for a complete upheaval of Christianity" as we know it. There is nothing more misguided. What is most needed is not revolution but reformation. But that is another matter for another time.
Pagan Christianity suffers from a serious dose of hubris. The term refers to the presumptuous defiance of authority. The word is Greek and pagan, of course.

The Real Issue
In summary, the tone and style of the book seriously undermines its thesis.
However all of these errors in the book could be corrected yet the fundamental arguments still remain. These deeper arguments need to be clearly articulated and carefully examined. For it is these underlying assumptions that resonate with so many people and make books like this so popular.

The first argument involves the relationship between Christianity and Culture. The second, what is Christianity's relationship with tradition? Finally, how does Christianity relate to institutions? Behind all of these lay the deeper issue of authority, a matter of serious crises in the west. In the following posts I would like to examine each of these in more detail.

Ocurrio en el Peru

Sharper still

Pastor Alberto Tucto del MMM

Happened in Peru

Fifteen years ago this man made his living from theft, highway robbery and kidnapping.
Poverty, alcoholism and violence made his life unbearable. Time to end it all. And so he decided to cut the throat of his wife and children and then kill himself.
The day they were to die he heard a message on the radio.

Truth cut deep. He broke. God came.

Today Alberto is a church pastor. His wife faithfully serving at his side. Their children are respectful happy and serious. Their oldest daughter is a lovely, modest young lady in the university. You would never know where they came from.

For the word of God is living and active, sharper than any two-edged sword, piercing to the division of soul and of spirit, of joints and of marrow, and discerning the thoughts and intentions of the heart. Hebrews 4:12

viernes, 24 de julio de 2009

Derribando todo argumento y toda altivez

Defendiendo lo indefendible

by Marcos

Hace no mucho tiempo, los predicadores de falsas doctrinas y aprovechadores de la ingenuidad de muchos hermanos sencillos pero no por eso menos fieles al Señor , solo tenían un problema y un dolor de cabeza , los fundamentalistas bíblicos , por que los fundamentalistas han sido y serán el objeto de odio de muchos engañadores de hoy en dia (llamesen apostoles , Maestros etc) pues el fundamentalismo es la traba perfecta para evitar
-La introduccion de Herejias encubiertas (2ª de Pedro 2:1)
-La introduccion de vanas filosofias y doctrinas de hombres(Marcos 7:7)
-La manipulacion psicologica a travez de milagros engañosos y presiones de verborragicas abusadores.

Y muchisimos otros puntos mas que podriamos citar pero no por ahora por falta de espacio.
Pero a este bendito dolor de cabeza ahora se le unió una nueva herramienta , que es el Internet, y por ello mas aun cavilan sus dientes ya que no queda espacio para ocultar sus tamañas herejías por que o son gravadas o en seguida son refutadas por los diferentes sitios Web o Blogs que , para la gloria de Dios , defienden la sana doctrina.
Bueno esto es harto sabido y no es el punto a tratar , sino es una breve introducción para el articulo en cuestión.
Desde hace ya un tiempo largo, a la par de los defensores de la sana doctrina , se han multiplicado los defensores de estos "siervos de Dios" ( notese la diferencia de defender doctrina a defender personas ) justificando a estos señores mediante artimañas y falacias argumentativas carentes de todo sentido.
El otro día un buen amigo me envió un video donde se veía a un conocido tele predicador( uno de los nuevos apóstoles , los que pretenden levantar un superapostol a la manera de un "papa del bando contrario" un "papa" evangélico) donde este "apóstol" hablaba muy bonito y hasta por momentos en una manera convincente haciéndome recordar este pasaje donde el apóstol Pablo nos deja un buen consejo:

"Mas os ruego hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido y que
os apartéis de ellos. Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y
lisonjeras engañan los corazones de los ingenuos."
Romanos 16:17-18

Este "apóstol" hablaba de que no podemos juzgar las actitudes ni las palabras de los "siervos" de Dios aunque estas sean contrarias a las Escrituras por que ellos hablan las cosas que Dios les manda.
Pero para que no digan que les "dijimos" o " editamos" los videos , aquí les dejo la dirección del mismo.

http://www.youtube.com/watch?v=YWSBFOfMKD0

Como podrán ver luego de ver este video, muchos de nosotros somos llamados "cazaherejias" y lo mas curioso de todo esto, es que el creador del video , anduvo mucho tiempo visitando los blogs que hoy critica totalmente de acuerdo con ellos HASTA que , le tocaron a su ídolo.
El "apóstol" en cuestión se llama Guillermo Maldonado , y es promotor de una herejía que sostiene que Dios , esta de forma " ilegal" en la tierra, que la única forma que tiene Dios de actuar ¡¡¡¡ Es con el permiso del hombre!!!!!!!! abrase visto herejía semejante a esto!!!! este interesante articulo lo pueden encontrar en la pagina de Ministerios Vida Eterna haciendo click en esta dirección( altamente recomendada su lectura ):

Http://www.vidaeterna.org/esp/ensayos/dios_ilegal.htm
Ahora , la explicación mas fácil es que son hombres y pueden equivocarse , pero el problema es que estos personajes no se retractan , siguen enseñando y propagando este terrible tipo de herejías como si fueran grandes teólogos del siglo 21....... lastima que hay gente que así los ve y sigue tras ellos sin saber que hay muerte en esas ollas....

El Ataque Directo A La Soberanía de Dios :
Todos estos hombres atacan directamente la soberanía de Dios , es increíble que la gente no se de cuenta de que en realidad están siguiendo a suicidas que chocaran de frente con la voluntad de Dios "Agradable y Perfecta".
Otro ejemplo de estos soberbios es Cash Luna , en una predicación el sostiene que Dios prefiere dejar de existir con nosotros a vivir sin nosotros ,bueno , seamos justos como me dijo un hermano , el "hermano" Cash estaba utilizando una hipérbole , pero con esa hipérbole esta destrozando la doctrina de la autosuficiencia de Dios ¿ y donde esta la retractación de tamaña herejía? El resultado de estos "pequeños" errores es que miles van comiendo veneno en vez de palabras de vida y a su vez van envenenando a otros hasta que se crea un ejercito de zombies que solo encuentran descanso devorando las emociones que alimentan a su carnalidad en bailes y pasiones desordenadas como podemos ver en los cultos y retiros de estos personajes que alegan ser "cristianos"
¿Que , acaso sera que creen realmente lo que predican? ¿ por que si son Cristianos verdaderos no tienen la actitud de Apolos quien recibió la corrección de parte de Prisciliana y Aquila:?

"Llegó entonces a Efeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y
enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. Y comenzó ha hablar con denuedo en la
sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios."
Hechos 18:24-26
Pero al continuar en su obstinación en doctrinas extrañas que JAMAS enseñaron ni Cristo ni los apóstoles, podemos tranquilamente decir que nos encontramos ante sepulcros blanqueados , que enseñan por ganancia deshonesta mandamientos y putrefactas invenciones de sus envanecidos corazones.
Hace poco publicamos un articulo de un hermano que había concurrido a un concierto de Marcos Barrientos en el cual , el reconocido artista manifiesta que pedir que se haga la voluntad de Dios era actuar como un cobarde así que resumiendo e incorporando estas tres enseñanzas falsas llegamos a esta conclusión:
"Oramos para darle permiso a Dios ( que nos ama mas que a si mismo)que nos cumpla lo que nos venga en la regalada gana pedirle "
¿Pueden ver ustedes a que absurdas conclusiones nos llevan las enseñanzas de estos "siervos" de Dios ?
Entonces , ¿ por que defender a estos sujetos?¿Realmente están tan engañados como para no darse cuenta del peligro que se cierne sobre el pueblo de Dios?¿Por que no obedecer al mandato divino de contender por la fe unas vez dada a los santos?
"Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe una vez dada a los santos"
Judas 1:3

"Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según la tradición de los hombres, conforme a los rudimentos del
mundo, y no según Cristo."
Colosenses 2:8

Ahora mi pregunta es ¿ quien de ustedes no le avisaría a su hermano que esta al borde de un precipicio con peligro de su vida? Yo creo que todos le avisarían , solo dejame recordarte que aquí no tratamos con la perdida de la mera vida física , sino con la eternidad de cada alma que el Señor Jesús compro con su preciosa sangre.
¿que?¿acaso no creemos que nosotros también daremos cuenta por la sangre de aquellos que vimos en peligro y no le avisamos? ¿ no?



"Pero si el atalaya viere venir la espada y no tocare la trompeta , y el pueblo no se apercibiese , y viniendo la espada, hiriere de él a alguno, éste fue tomado por causa de su pecado , pero demandare su sangre de la mano del atalaya"
Ezequiel 33:6
Es claro lo que dice la Escritura , si nosotros vemos que el pueblo corre peligro por causa del pecado y las falsas doctrinas , ellos morirán en su pecado o cargaran con sus consecuencias , pero nosotros seremos culpables delante de Dios por no haber avisado a estas vidas a tiempo y francamente no creo que a nadie le va a gustar mucho tener que dar cuentas por semejante acto de desamor.
Claro que otras de las muchas excusas que pondrán es hacer la gran Gamaliel (ja) Nos dirán que los dejemos hacer , total si la obra es de Dios permanecerá , y si no se deshará
pero ¿ y todos los que se perderán en ese ínterin? ¿quien responderá por ellos ? Tu que los ves ¿ no dirás nada?¿solo dejaras que pase?¿ Tu crees que eso es lo que quiere Dios?
Discerniendo:
¿Que haremos entonces? Creo que no es muy difícil de decidir , por México anda uno que se hace llamar el "aviva boss" (Fernado Sosa) que "ministra" con música de los Beatles de fondo, Por Guatemala , Cash luna haciendo gala de un obsceno exhibicionismo con relojes de 5000 dolares , trajes a medida jets privados, jugando con chistes en el púlpito , ese Chao chao te caes y Dios sabe cuantas cosas mas, aquí en argentina bue, ese es tema de otro articulo . ¿Que haremos entonces? Seguir advirtiendole al pueblo por "todo el consejo de Dios , sin apartarnos de su ley ni a diestra ni a siniestra, limitandonos a no contestar sus burlas sino a refutar sus argumentos mediante la palabra de Verdad,
El tema mis amados es discernir todo biblicamente, y desechar de una a estos pseudo lideres y pseudo cristianos sabiendo que son parte del sistema corrupto que posiblemente impulsara la venida del anticristo.
No es tiempo de amedrentarse ni dejarse convencer por argumentos romanticos , es tiempo de destrozar el silencio....
"Por que las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas "
2ª de Corintios 10:4-5
Dios continue bendiciendoles.

La denuncia de Keith Green a los cantantes cristianos

¿Así que quieres ser una estrella musical ?


En los años 60`s y hasta los 80´s en los estados unidos de Norte América , surgió un cantante que a diferencia de los demás, se convirtió en una voz profética y de denuncia hacia la iglesia en Norte Americana. Criticado por muchos y juzgado por ser muy radical en sus predicaciones y sus cantos, este joven no se detenía por nada al denunciarle a la iglesia su pecado, flojera y falta de celo por las cosas de Dios. Renunciando a su carrera como músico, se tomó del Señor como su todo, para después retomar la música y escribir una serie de canciones y conciertos en donde hablaba de regresar a las sendas antiguas. Para muchos fue una voz que clamaba en el desierto, para otros un exagerado. A continuación les presento el artículo que en vida Keith Green uno de los exponentes de la música cristiana en los estados unidos escribió sobre todos aquellos que le preguntaban como ser un MUSICO CRISTIANO. (CUALQUIER PARECIDO ES PURA CONCIDENCIA)
EL ARTÍCULO SE TITULABA: So, You Wanna Be a Rock Star?
Hoy, mucha gente me pregunta si les puedo decir como pueden empezar o entrar al ministerio musical. En los conciertos me encuentro con innumerables preguntas sobre esto,
Y también me llegan incontables cartas e incluso llamadas de larga distancia de mucha gente que sienten que solo son llamados únicamente al "ministerio de la música" un día me empecé a preguntar ¿Por qué solo unos cuantos me preguntan, como llegar a ser misionero, o predicador local de la calle, o como discipular a un nuevo creyente? Tal parece que todos prefieren las "luces brillosas" o lo que ellos piensan que un ministerio musical debe ser, en lugar de la muda oscuridad del campo misionero, o las calles y barrios, o ser un simple creyente "Don Nadie " que El Señor usa en maneras muy pequeñas en el diario vivir de cada día.

¿Estas Dispuesto?

Mi respuesta a sus preguntas es siempre la misma. "¿Estas Dispuesto a nunca volver á tocar música otra vez en tu vida? ¿Estas Dispuesto a ser nadie? ¿Estas Dispuesto a ir a cualquier lugar y hacer lo que sea por El Señor? ¿Estas Dispuesto a quedarte en donde estas y dejar que El Señor haga cosas grandes cosas atravez de ti, aun cuando nadie lo note "? todos parecen responder a todas estas preguntas con un rápido "SI" pero creo que no tienen una idea de lo que la respuesta con lleva.

Mí querida familia en Cristo........ ¿Porque estamos tan empeñados en ser estrellas?
¿Por qué idolatramos a los cantantes Cristianos y predicadores? Vamos desde glorificar músicos en el mundo, hasta glorificar músicos cristianos. ¡TODO ESTO ES IDOLATRIA! ¿Qué no lo puedes ver.? Es cierto que hay hombres y mujeres que han sido grandemente ungidos por Dios. Pero el diablo está teniendo una gran victoria al adorar estos ministros en casetes y grabaciones, y desear sus autógrafos en Iglesias y conciertos de costa a costa.
¿que no puedes ver que estas hiriendo a estos ministros? Ellos desesperadamente tratan de decirte que no merecen ser adorados, y por esto te deleitas y los alabas mucho más. Estas haciendo casi imposible para ellos ver que es Jesús y no ellos. Ellos tratan de decírselo, pero tú sigues diciendo Qué son ellos. Destrozando su humildad y contristando al Espíritu que está tratando de mantener sus ojos en Cristo. Finalmente, ¡lo que idolatramos es lo que deseamos ser, algunas veces con todo nuestro Corazón. Así que la gente que quiere ser como su cantante favorito o predicador lo busca con el mismo fervor con el que El Señor demanda que lo busquemos a Él! Y una vez más, insultamos al Espíritu de Gracia y tratamos de hacer un lugar para nosotros mismos, en lugar de darle un lugar a Jesús.

un trabajo menospreciado
¿Como es posible que nadie idolatre o alabe a los misioneros que dejan todo y viven en pobreza, en peligro constante de sus vidas y la de sus familias con cada peligro que "El Sueño Americano" ha eliminado? ¿porque nadie ensalza y levanta los ministerios en las prisiones y en las calles que nunca pueden levantar una ofrenda, porque si lo hacen llorarían o reirían de lo que reciben?

¿Como es posible?

Porque (1) porque se nos ha enseñado desde muy temprano que el confort es nuestra meta y seguridad y (2) que debemos buscar gente como nosotros. No como esos misioneros que de muertes prematuras muchos de ellos han dejado sus vidas por ganar un alma para la Gloria de Dios. ¿Verdaderamente crees que estamos en los últimos días? Entonces ¿porque gastas mas tu dinero en discos cristianos y conciertos que darlo a organizaciones que alimentan a los pobres, o a los misioneros en el campo?

Existen ministerios en todo el mundo en donde personas "insignificantes" están siendo salvas y transformadas. Son gente quebrantada que solo necesitan que alguien les de la luz de Dios cuando en sus vidas parecen completamente sin esperanza.
¡Me arrepiento por haber grabado una sola canción y haber hecho un solo concierto, si mi música, y lo mas importante, mi vida no ha provocado un Celo Santo en ti o provocado una entrega a Cristo completa!

Para de hacer "dioses" de los ministerios de música, y para de desear llegar a ser como ellos. El Señor te manda: Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Lucas 9:23 mi piano no es mi cruz, ¡es mi herramienta! No lo tocaría jamás si Dios me mostrara una herramienta mas efectiva en mi vida para proclamar su Evangelio. Dios nos da a cada uno heramientas únicas. Pero probablemente nunca las usemos porque estamos más interesados en las de los demás. Busca a Dios, pregúntale por su plan y su Ministerio que le de la gloria a El en tu vida.

No le nacen hijos a Dios en un burdel teológico

Oseas 2.4, 5

"Porque son hijos de prostitución".

Estas son palabras fuertes y ofensivas, pero honestas y completamente ciertas. No se alarme usted si sigo el impulso del Espíritu y comento esto en esa forma de la verdad. ¿Es usted de los que creen que hay hijos e hijas de Dios en todas las sectas, vestidos con todos los colores doctrinales habidos y por haber? Los hijos que nazcan fuera del pacto matrimonial entre Cristo y la iglesia son hijos de prostitución, quiero decir fuera del pacto de gracia y no tienen derecho a llevar su apellido, cristiano, ni son coherederos con los hijos nacidos dentro del legítimo matrimonio, entre la iglesia y él. Somos hijos del evangelio los que llevamos su forma y parecido.

Es importante cómo uno es engendrado espiritualmente, por medio de la verdad Cristo, no por un evangelio prostituido con enseñanzas falsas, con una justificación mentirosa de obras con fe, apartada de la persona de Jesucristo, engendrados por las doctrinas y herejías de una secta que miente sobre la divinidad de Cristo, o siendo más hijos de una cultura secular que de la cultura del evangelio.

Señores, la mentira no engendra hijos para Dios porque su difusión no cuenta con la presencia del Espíritu Santo, jamás engendra hijos santos sino del diablo y los deseos de Satanás quieren hacer y no los de Dios. A la mentira no la acompaña el poder de Dios y por lo tanto nadie puede convertirse de su mal camino sin los poderes divinos del siglo venidero. El Espíritu Santo no engendra hijos por medio de herejías porque ellas no son la simiente de Dios y no pueden engendrar hijos a imagen y semejanza de Jehová.

Dios no acepta cualquier maestro como rabí suyo, o cualquier iglesia como su legítima esposa, ni cualquier ética llamada cristiana que apoya el aborto, la eutanasia y la homosexualidad. Es importante que usted sepa de quién ha aprendido (2 Tim. 3:14), por medio de quién ha llegado al conocimiento de la Biblia y los lugares que frecuenta para aprender religión.

Fíjese en el texto que Israel por interés personal va detrás de sus amantes, es decir, vendió su honradez a cambio de un vivir mejor, a herejes que lo compraron con dinero y comodidades. En ese sentido: aceptó unirse a un evangelio falso con mentirosas proposiciones. ¿En qué usted puso su esperanza? ¿Quién es su padre y con qué él o engendró? (1 Co 4.15; Filemón, vv.10,11). No le nacen hijos a Dios en un burdel teológico porque son hijos de prostitución y Jesucristo no tiene hermanos y amigos allí, y menos lo visita.

domingo, 19 de julio de 2009

Teologo analiza a falsos apostoles

EL PARADIGMA NEOAPOSTOLICO LATINOAMERICANO:
UN DIALOGO HERMENEUTICO
George Reyes
El paradigma neoapostólico ha despertado inquietud dentro del contexto evangélico latinoamericano contemporáneo en general. Esta inquietud se extiende incluso a la comunidad hermenéutica que considera que el texto [1] sagrado es la revelación escrita de Dios la cual, aunque fijada en un horizonte cultural diferente al nuestro, continúa siendo palabra viva, autoritativa y relevante que, por ese mismo hecho, debe tener centralidad en la tarea hermenéutica y permitírsele hablar libremente en la misma. [2]
Como agentes del Reino, nos interesa sobremanera saber lo que Dios pueda estar haciendo hoy en nuestro alrededor, ya que El, como el Señor de la historia, puede obrar en ella según sus soberanos y bienhechores propósitos. [3] Por eso no podemos ni queremos relativizar ese señorío ni ese obrar; lo que sí podemos y queremos es seguir ejercitándonos en la interpretación de los signos de los tiempos, pero no sólo en sintonía con el Espíritu y en comunión con la iglesia, sino también en sujeción al texto sagrado. [4] Es que cualquier testimonio de ese obrar en la realidad sociohistórica contemporánea debe estar fundamentado en ese texto y no en ninguna agenda o percepción preferencial humana.
Es necesario y urgente que así sea, mucho más en un contexto como el nuestro evangélico actual donde otras prioridades suelen ocupar el lugar central que le corresponde a la exposición seria y contextualizada del texto, pero donde también el mismo suele ser violentado hermenéuticamente a la propia conveniencia. Así, pues, el fundamento hermenéutico-exegético ha de ser un parámetro con base al cual se pueda medir la legitimidad de cualquier testimonio de fe o movimiento religioso-doctrinal emergente.
La tarea que resta es, entonces, desafiante. Además de estudiar en el seno de la iglesia ese testimonio o movimiento, esta tarea consistirá en dialogar con ellos desde un ángulo hermenéutico-exegético. Y habrá que hacerlo sin generalizaciones, [5] cientificismo absolutizante ni, mucho menos, malicia para ninguno, pero sí con responsabilidad, discernimiento, posición teológica definida y, de ser necesario, con criterios hermenéuticos alternativos viables. Esto guía al propósito del ensayo.
El propósito del ensayo es triple: dos primarios y uno secundario de fondo. Aunque el aspecto constitutivo del paradigma neoapostólico latinoamericano pareciera ser, al igual que el de los movimientos neocarismáticos, línea evangélica dentro de la cual se inscribe, básicamente una experiencia, un propósito primario es discernir la tendencia hermenéutica bíblica global que subyace detrás de su modo de leer el texto bíblico; el otro primario es dialogar crítica y constructivamente con esa tendencia. Y el secundario, aunque no por eso menos importante, es proponer algunos criterios hermenéuticos filosóficos analógicos que considero hacen mayor justicia al texto y son abiertos críticamente al actuar de Dios en la realidad histórica contemporánea.
El ensayo consta de tres partes restantes. La primera hace una lectura descriptiva, breve y aproximada del paradigma en mención, a fin de ver su modo de leer el texto para así poder articular su tendencia hermenéutica global; la segunda, al tiempo que dialoga con esta tendencia, propone entretejidamente los criterios hermenéuticos antes señalados; y la tercera hace una conclusión general a modo de síntesis.
Debo subrayar, finalmente, algo que considero incide en la naturaleza y alcance del ensayo. Esto es que el paradigma neoapostólico es, además de multiforme, emergente y difuso, por lo menos en Latinoamérica. Esta emergencia y falta de definición pone al lector de este paradigma en mayor riesgo de proyectar su propia subjetividad, y permite a la vez que el ensayo sea provisional y limitado en todas sus partes y aspectos. [6]
Una limitación evidente es que aquí, por cuestión de espacio y tiempo, no realizo una lectura alternativa de los textos usados por la hermenéutica neoapostólica, aunque para más de alguno remito oportunamente a una bibliografía personal; tampoco realizo una lectura alternativa de la historia contemporánea. [7] De modo que este trabajo debe ser considerado como lo que en realidad es: un esfuerzo ensayístico limitado de diálogo hermenéutico y abierto al mismo, especialmente con aquellos que posean la misma pasión.
LECTURA DESCRIPTIVA DEL PARADIGMA NEOAPOSTOLICO LATINOAMERICANO Y SU HERMENEUTICA
El propósito primario de esta parte es hacer una lectura descriptiva, breve y aproximada del paradigma neoapostólico latinoamericano, especialmente de sus enseñanzas centrales. [8] El fin de esta lectura es ver el modo cómo este paradigma lee el texto bíblico para poder de aquí articular su tendencia hermenéutica global subyacente. Para entender algo del impacto que la realidad socio-cultural e ideológica contemporánea ejerce sobre la iglesia, es importante leer primero, aunque sea brevemente, el fenómeno de la globalización, especialmente su ideología en torno al poder.
El fenómeno de la globalización: Marco espacio-temporal cultural e ideológico contemporáneo
El mundo entero, incluyendo Latinoamérica, se globaliza. Aunque este proceso no es reciente, el consenso general es que habría comenzado con la caída del muro de Berlín (1989) y la posterior incorporación de la Europa del Este a las economías de mercado (Deiros 2006a:2). [9] Este proceso, que es en sí un fenómeno ambivalente e irreversible de unificación del mundo a partir del sistema económico neoliberal, se extiende paulatinamente a todos los continentes y rediseña sustancialmente nuestro marco espacio-temporal (Samuel 2002:9; Lot 2002:101-110). [10] Por eso, a la hora de leer este proceso es valedero hacerlo también usando la ideología del poder como clave hermenéutica, a fin de poner en evidencia uno de sus más oscuros vectores y lo que estaría ocurriendo hoy también en determinados círculos evangélicos posdenominacionales. [11]
El filósofo africano F. F. Lot (2002:105-110 cp. Touraine 2002:327-329; Padilla 2004:55) arguye que el proceso de globalización toca las campanas fúnebres para la diferencia cultural, [12] pero también para la libertad y dignidad individual, al promover el dominio de los unos (los que tienen el poder) y el sometimiento de los otros (los que carecen del poder). Es que este proceso es fruto del “progreso” tecnológico, de la ampliación de los mercados y del intercambio de los mismos; siendo así, prosigue Lot, está mediado, controlado y legitimado por el discurso ideológico capitalista neoliberal, que subraya esencialmente la libre competencia y la maximización de la rentabilidad, pese aún a la inestabilidad e incertidumbre financiera subyacentes en el proceso.
Ya que el énfasis es en una libre competencia mal orientada institucionalmente, la globalización, opina Lot, se presta a actitudes opresivas. Tal cosa es así, prosigue este autor, porque esta mala orientación permite no sólo el surgimiento de posiciones dominantes de poder y relaciones de fuerza, especialmente entre grupos de presión, sino también la evasión de la práctica y promoción de la justicia por parte de los mercados que tienden a remunerar el esfuerzo y la oportunidad. Es así cómo, según Lot, el proceso de globalización amenaza el equilibrio entre sus actores nacionales e internacionales. [13]
A lo anterior, habría que agregar otro poder que, al recurrir a discursos con saberes o verdades legitimadoras aliadas al poder económico, acrecienta el consumismo, la sensación de carencia y el deseo de acumular riqueza y dar culto a la persona o a su imagen. [14] Este es el de los medios masivos de comunicación que amenaza, además del equilibrio anterior y al igual que la propia globalización, la solidaridad y el respeto a la dignidad humana y la conciencia individual diferenciada, valores bíblicos fundamentales.
Así que, de una forma u otra, la globalización conlleva en sus entrañas el virus del poder “perverso”. No es de extrañar por qué los grupos de poder suelen recurrir no sólo a la persuasión de la imaginación por medio, por ejemplo, del discurso comercial televisivo que opera como verdad ―hace de lo trivial prioritario y del espectador el centro y protagonista del universo―, sino también a la corrupción y al chantaje directo y descarado. En palabras de Plutarco Bonilla (2006), quien resume bien este juego de poder y sus tácticas más comunes:
Vivimos, en efecto, en una América, que como el mundo todo, se globaliza, aunque para lograrlo, los poderosos usen no sólo la persuasión sino también el chantaje (probablemente más éste que aquella). En el proceso de globalización del que somos testigos, lo que prima no es la atención de los grupos humanos más necesitados... La prioridad la tiene la obtención del poder [“perverso”] (que dan la posesión de bienes materiales, de riquezas naturales..., de conocimiento, de instrumento de destrucción selectiva y masiva). Las ansias de poder, casi de cualquier naturaleza, permean la vida de nuestros países y de nuestras comunidades... lo que presenciamos actualmente es que la gente se corrompe para obtener poder o más poder. Y una vez obtenido el poder, la corrupción aumenta en forma exponencial. La relación entre poder y corrupción no es una ruta de una sola vía; es una relación dialéctica. No en vano el autor de la carta a los Colosenses llama “idolatría” a la avaricia... (El énfasis es suyo).Hijos del marco espacio-temporal
El pueblo de Dios está llamado a surfear y a responder inteligentemente a las olas del cambio. La realidad, sin embargo, se ha empeñado en demostrar que este pueblo no siempre ha cumplido esa tarea, ya que no está inmune a las influencias del marco espacio-temporal dentro del cual se gesta y desarrolla su ministerio.
Dentro del protestantismo latinoamericano actual, especialmente en algunos sectores posdenominacionales o neoapostólicos, lo anterior es confirmado en el desarrollo y práctica de un nuevo estilo de liderazgo pastoral; por ser semejante a su homólogo secular, este nuevo estilo tiende tanto a subrayar la figura del ejecutivo empresarial y su “éxito” económico como a orientar el ministerio hacia la obtención, manejo y conservación del poder, sacrificando frecuentemente la ética del evangelio. Describiendo algunos modelos históricos de pastoral, Samuel Escobar (2004:282; cp. Reyes 2004:6-9) observa:
Al presente un nuevo desafío lo representan los modelos de pastoral que han ido desarrollándose en las iglesias carismáticas y las llamadas megaiglesias posdenominacionales o neoapostólicas. Por su insistencia en pastores con dones carismáticos especiales recibidos de alguna personalidad autodefinida como “apostólica”, presentan un modelo de ministerio que enfatiza la cura de almas, reduce la tarea de predicación y enseñanza y busca un estilo autoritario de liderazgo, sin un marco congregacional o denominacional al cual se rinda cuentas de la labor. Este nuevo modelo se acerca mucho más al modelo medieval y sacramental que ha persistido en el catolicismo. Por ello parece encontrar eco en países de tradición católica. Podría decirse que el nuevo modelo carismático conecta con el modelo clerical propio de la cultura católica que ha permanecido en el subconsciente de nuestro pueblo.
Escobar generaliza. Pero puntualiza y trae a la mesa de discusión un estilo de liderazgo pastoral que, al igual que el propio de la globalización, debe seguir siendo evaluado desde una sustentable perspectiva bíblico-hermenéutica. [15]
Síntesis
Actualmente, vivimos un proceso uniformador que se describe como globalización que nos interna en la era del mundo aldea y de la cultura planetaria. Por ser un proceso ambivalente, la globalización es movida por valores ideológicos que crean actitudes y mentalidades contrarias a lo que el Evangelio enseña. En nuestro contexto evangélico, ésto es evidente en los nuevos estilos autoritarios de liderazgo pastoral que vienen desarrollándose y practicándose en algunos sectores neoapostólicos. Estos nuevos estilos deben seguir siendo evaluados desde una sustentable perspectiva bíblico-hermenéutica.
Del paradigma de la cristiandad al paradigma neoapostólico
Con el fenómeno de la globalización, incluso el mapa religioso latinoamericano ha venido experimentando una drástica mutación estructural (Bastian 1997:13-19 cp. Escobar 1999:14-18). [16] En el campo protestante, esta mutación, la cual se ha venido acelerando con los cambios de paradigmas en proceso dentro de la historia cristiana, es evidente especialmente en el área de la eclesiología (Deiros 1997:100-132; 2006a:9).
Es que, en el campo protestante, opina Deiros (2006a:12-15), desde finales del siglo anterior está rayando en el horizonte un nuevo paradigma, quizás el final de la historia: el neoapostólico. [17] Según esta perspectiva, éste estaría dando paso a una tercera y nueva manera de ser iglesia y de cumplir con la misión; en otras palabras, estaría propiciando una revolución misionológica, con base a dos elementos esenciales en el mismo: (a) una marcada expectativa escatológica —que permite leer el presente a la luz del futuro, esto es, del “todavía no” del reino— y (b) una restauración del don de apóstol y de profeta. [18]
Tal revolución, expectativa y restauración, opina Deiros (2006b:1-2, 5), se justifican por dos razones esenciales. Habiendo prometido una restauración de todas las cosas antes del retorno de su Hijo, la primera es que Dios quiere que su iglesia sea hoy como lo fue al principio: “llena del Espíritu Santo y dotada con todos los dones necesarios para completar en estos tiempos finales la misión que le fue encomendada, mientras con denuedo predica el evangelio acompañada de señales y milagros”. Debido al propósito anterior, la segunda razón es que nunca fue la voluntad de Dios que el don de apóstol y de profeta sean erogados, aunque con el correr del tiempo y con argumentos arbitrarios se los haya eliminado o se les haya cambiado el significado de su función en el Nuevo Testamento. [19] De ahí que, concluye él, Dios esté restaurando hoy en la iglesia ambos dones.
Los textos que suelen ser usados para argumentar la restauración anterior son Efesios 4:11-13 y 1Corintios 12:28. [20] Con base a ellos, se implica: “los apóstoles forman parte de un pueblo apostólico y la iglesia es una asamblea apostólica bajo la dirección de los apóstoles...La iglesia es apostólica...también en el sentido de que cumple un ministerio apostólico bajo el liderazgo de los apóstoles” (Deiros 2006b:4). [21] En la página cinco de la misma fuente anterior, Deiros se pregunta: “¿Qué dice la experiencia?” Y él responde:
Muchos cristianos alrededor del mundo sienten que algo más grande que Pentecostés está a punto de ocurrir: se viene un mover de Dios que va a eclipsar a cualquier otro gran movimiento en la historia del testimonio cristiano. La restauración del ministerio apostólico en la iglesia y el ejercicio del don de apóstol es una indicación de este poderoso mover del Señor en estos tiempos finales. Conforme el Señor va derramando más del Espíritu Santo... tanto más se están reactivando el don y el ministerio apostólico, a fin de preparar a la iglesia para la gran cosecha final. (El énfasis es mío).
De modo que, según esta manera de pensar, durante este nuevo milenio sucederán cosas jamás vistas después del primer paradigma apostólico. Entre ellas están una explosión apostólica creciente —que sacudirá al mundo— y un disfrute por parte de la iglesia tanto de los primeros frutos de otro avivamiento masivo —el propio del fin de los tiempos o del “todavía no” del reino— como de ciertas experiencias que no habrían estado en actividad en el transcurso del paradigma de la cristiandad. Estas experiencias son la democratización de los dones (carismas), la decadencia del denominacionalismo y el desarrollo de nuevos modelos experimentales (Deiros 2006a:16-19; 1997:100-108).
La democratización de los dones tiene que ver con un hecho interpretado en clave hermenéutica escatológica: su devolución hoy a los miembros de la iglesia, después de haber sido por muchos siglos un privilegio exclusivo del clero “profesional”. Este hecho está permitiendo que, por ejemplo, el pueblo actual de Dios sea cada vez más semejante al apostólico novotestamentario, es decir, lleno del Espíritu Santo, repleto de carismas—a los cuales comienza a vérselos como herramientas de trabajo— y fiel a una proclama acompañada de señales. Se arguye que tal avivamiento contemporáneo y los otros frutos de esa llenura del Espíritu, fueron vislumbrados por las profecías antiguotestamentarias relacionadas con el fin de los tiempos como lo es la de Joel 2: 28-29.
Dentro del marco escatológico que envuelve la profecía de Joel en ese capítulo, hay promesas de abundancia y productividad contenidas, por ejemplo, en las dos lluvias: la de otoño y la de primavera (2:23) (Deiros 1997: 173). “Los pasajes bíblicos citados [Jl 2:23 y Dt 11:4]”, agrega Deiros (1997:182), “tienen un profundo significado profético, que haríamos bien no sólo en procurar entenderlo, sino también en aplicarlo a nuestras vidas individuales y a la vida de nuestra comunidad de fe”. (El énfasis es suyo). Puesto que, según esta perspectiva, el alcance de estas dos lluvias va más allá de un fenómeno meteorológico, físico y regional de Palestina en un momento dado, Deiros hace, en la misma página anterior, la siguiente declaración y salto hermenéutico:
En el Nuevo Testamento, la lluvia temprana y la lluvia tardía [de otoño y de primavera, según la Nueva Versión Internacional] están relacionadas con la promesa de la Segunda Venida de Cristo y el fin del presente siglo. Santiago enfatiza esto cuando escribe: “Pero ustedes, hermanos, tengan paciencia hasta que el Señor venga. El campesino que espera recoger la preciosa cosecha, tiene que aguardar con paciencia las temporadas de lluvia (“la lluvia temprana y la lluvia tardía, RVR). Ustedes tengan paciencia y manténganse firmes, porque muy pronto volverá el Señor (Santiago 5.7-8, V. P.).
Según esta hermenéutica, Santiago enseña que antes de que regrese el Señor es necesario que vengan esas dos lluvias refrescantes y nutrientes que no son sino tiempos de avivamiento espiritual, derramamiento del Espíritu y crecimiento numérico generalizado. “Muchos serios observadores del cristianismo contemporáneo”, concluye Deiros (1997:182), “creen que el desarrollo de la renovación pentecostal-carismática de nuestros días es parte del cumplimiento de estas promesas”. Si en todo lo anterior no hubiese consenso general, se afirma, hay algo más incuestionable en marcha que se podría calificar de auténtica revolución eclesiológica: la decadencia del paradigma de la cristiandad.
La intensidad de tal decadencia no sería igual en todas partes. Pero es evidente que varios de los elementos de ese paradigma como lo es el denominacionalismo y sus productos históricos están en crisis y viviendo así sus últimos días. [22] Por lo tanto, la superación de las barreras denominacionales y doctrinales separatistas está en marcha y dando paso a un proceso de homogenización teológica, misionológica y litúrgica, de tal modo que cada vez resulta más difícil hablar de doctrinas bautistas, metodistas o pentecostales; de esa cuenta, se impone la necesidad de un ecumenismo entre las diversas iglesias cristianas y de una conciencia de que ya no es posible reclamar el derecho exclusivo de la verdad doctrinal para cada tradición denominacional. Esa superación anterior en marcha está, además, dando paso a un surgimiento paulatino de nuevos modelos experimentales tanto eclesiales como organizativos. Estos modelos son evidentes en el modo cómo se lleva a cabo hoy la misión y la pastoral: a través de redes apostólicas. [23]
Tendencia hermenéutica neoapostólica global
Nuevamente, me gustaría pensar que la tendencia hermenéutica global del paradigma neoapostólico latinoamericano es, al igual que el paradigma en sí, multiforme. No obstante, pese a que mi lectura es limitada e interesada, me permito argüir lo siguiente.
La clave hermenéutica más predominante, con base a la cual el paradigma neoapostólico latinoamericano lee el texto bíblico, es, en suma, la experiencia personal. [24] Esto, que es el resultado lógico de la naturaleza misma, sistema de fe o cosmovisión de este fenómeno religioso, explica por qué lleva a cabo la lectura del texto sin la mediación, al menos consciente, [25] de dos marcos hermenéuticos fundamentales: a) uno metódico-exegético sustentable, y b) otro filosófico de fondo. [26] Consecuentemente, la tendencia hermenéutica global del paradigma neoapostólico latinoamericano es subjetivista. ¿Qué significa que ella sea subjetivista? ¿Qué implicaciones tendría esta tendencia? ¿Cómo se podría dialogar crítica y constructivamente con ella? Es lo que procuraré a continuación.
DE LA LECTURA DESCRIPTIVA AL DIALOGO HERMENEUTICO
Con el fin de subrayar implícitamente la autoridad y centralidad que la Biblia debe tener en el acto hermenéutico, en esta parte procuraré brevemente tanto un diálogo crítico y constructivo con la tendencia hermenéutica global neoapostólica como algunos criterios hermenéuticos filosóficos alternativos. Teniendo en mente este doble propósito, comenzaré discutiendo en torno al subjetivismo, viéndolo como uno de los grandes problemas hermenéuticos, y, a partir de allí, señalar los riesgos que representa una hermenéutica subjetivista del texto para finalizar sugiriendo un recurso hermenéutico que nos puede ayudar a surfear inteligentemente ese problema y esos desafíos.
El subjetivismo: Un gran problema hermenéutico
A lo largo de la historia, y en el contexto evangélico, el texto bíblico ha sido leído con base a distintos y hasta divergentes marcos metodológicos, a fin de explorar su sentido o mensaje original. Sin embargo, aunque este cometido es legítimo, [27] pocas veces estos marcos han permitido hablar fluidamente al texto y estar consciente de que ese cometido es contrario a lo que pareciera: una tarea objetivista, pura y simplista. [28]
Pese a que es imposible concordar con todo lo que Gadamer (1991:400-458; cp Marlé 1973;Ricoeur 1978:263-277;Croatto 1984;Reyes 2001:66-71;2006b) pueda argumentar, él ha traído a la mesa del debate los grandes problemas ―planteados originalmente por quien iniciaría la reflexión hermenéutica: F. Schleiermacher (1768-1834)― que interfieren decididamente en el arte del comprender y dan cuenta de su naturaleza compleja.
Entre estos problemas recalco, destaco y simplifico uno decisivo y del cual pocas veces se ha estado y se está consciente en la tarea hermenéutica. Este problema es quien lee un texto histórico lo suele hacer desde una experiencia que le es significativa porque ésta ha producido un “efecto histórico” o, más claramente, una influencia significativa en su vida; en otras palabras, por estar condicionado históricamente, todo lector realiza su tarea hermenéutica desde su propio horizonte de vida. [29] Consecuentemente, todo acto de lectura es no sólo subjetivista, sino también situado existencialmente y, por lo tanto, como diría Ricoeur, merecedor de la hermenéutica de la sospecha. [30]
Lo anterior es evidente en la hermenéutica neoapostólica. Por leer el texto usando como clave interpretativa la experiencia, es, al igual que las neocarismáticas (Deiros y Mraida 199:185) y muchas de las posmodernas (Reyes 2006a:26-35), subjetivista, es decir, situada existencialmente. Ya que tiene serias implicaciones, esta tendencia hermenéutica, que debe vérsela también a la luz del giro cultural y epistemológico posmoderno, no se debe soslayar ni dejar de evaluar.
Entre estas implicaciones está, en primera instancia, el riesgo de hacer aquello que hiciera la hermenéutica liberacionista y hacen otras contemporáneas de esa misma línea como las “del genitivo” (feminista, indígena y otras) y las semiotistas que, haciendo un rodeo por las presuposiciones posmodernas del lenguaje, concluyen que la revelación normativa sigue abierta con un nuevo contenido (Croatto 1984;Richard 1996:55-59;Reyes Archila 1997:9-36). Esto es privilegiar la experiencia, cultura, religión o la realidad sociohistórica —acontecimientos tales como el avivamiento espiritual generalizado el cual, según la percepción neoapostólica, es señal del “todavía no” del reino— como lugar teológico primero y fundamental y fuente de verdades con rango normativo. De modo que así esta hermenéutica corre otros riesgos: considerar al texto como lugar teológico secundario y dispersarse en el relativismo epistemológico posmoderno.
Si en la tendencia hermenéutica neoapostólica se aborda el texto desde una carga de sentido —el horizonte escatológico vivencial—, habría que agregar su práctica eisegética y sus implicaciones. Esto es así ya que, al ser releído en el texto normativo ese horizonte escatológico, con el cual se lo aborda, y al sobrepasarlo, corre el riesgo no sólo de anticipar un sentido a ese texto, sino también de “recrearle” o, más exactamente, imponerle uno que puede ser antojadizo [31] y de convertir la lectura en una excesivamente escatologicista y espiritualista en la cual el clamor de los sin voz de este subcontinente sea apenas audible.
Ciertamente, se debe reconocer, la hermenéutica, exégesis y teología protestante en general ha estado constantemente bajo la dictadura de marcos conceptuales y metodológicos racionales propios de la ciencia moderna. Tal dictadura no ha hecho sino que, en el contexto académico tanto liberal como fundamentalista y conservador, incluso “progresivo” y pentecostal, se practiquen lecturas del texto sagrado “clausuradoras” de sentido [32] y condicionadas por enfoques no sólo excesivamente racionales o intelectuales, sino también, por ende, concordistas, poco intuitivos y paradójicamente escepticistas.
En estas lecturas, de las cuales también se debe sospechar, se tiende tanto a olvidar que la tarea hermenéutica es objetiva y subjetiva a la vez (Reyes 2006b) [33] como a buscar coincidencias entre los eventos narrados en el texto y nuestras situaciones para, entonces, creer que Dios está manifestándose por medio del suceso arquetípico (Croatto 1984:13-14). De ahí que se tienda a limitar el actuar del Dios trino a situaciones que tienen su equivalente en la experiencia de Israel o de la iglesia primitiva, y, por lo tanto, a restar en la práctica su capacidad de manifestarse en otras maneras y en nuevas circunstancias como las actuales o en la vida de la iglesia y en la personal. [34]
Esto plantea la necesidad de articular una hermenéutica más aliada a la vida y menos a la razón instrumental. Así, el resultado sería una hermenéutica que, además de no idolatrar ingenuamente lo objetivo y absoluto, es abierta a otras racionalidades y capaz de leer el contexto con los ojos de la fe y a la luz del futuro, a fin de palpar allí la presencia activa del Dios trino y, consecuentemente, de prepararnos para una “praxis” congruente.
De este modo, se contribuiría a una ruptura hermenéutica en relación con los modos dominantes de leer el texto hasta la fecha. [35] Así también se contribuiría a una ruptura con por lo menos dos tendencias arraigadas en las presuposiciones epistemológicas modernas, que no han hecho sino proyectar un perfil indiferente, impersonal e incluso conceptualizado (enmarcado en el discurso teológico/ doctrinal racionalista y denominacional) del Dios trino y acrecentar, por ende, la desesperanza en un contexto como el latinoamericano donde impera la injusticia, pobreza y muerte. Estas tendencias son clausurar la manifestación de Dios en la historia bíblica y, con base a ello, como ya dije, apologizar que El se manifiesta necesariamente del mismo modo como en el pasado. [36]
Lo anterior, sin embargo, no debiera olvidar que la lectura del contexto debe ser mediada e iluminada por el texto normativo, a fin de que podamos discernir correctamente la presencia de Dios en el mismo y mantener viva la esperanza. Tampoco debiera olvidar que, para validar este discernimiento y procurar un balance epistemológico en la tarea hermenéutica, es necesario una actitud metodológica y filosófica, es decir, un consciente y valedero marco metodológico-exegético y filosófico pluralista, multidisciplinario y analógico. Pese a las dificultades, este marco ha de ser capaz de hacer mayor justicia al texto, respetando su propia objetividad o estrategias interpretativas (gramática, guía narrativa, poética y otras) y su derecho de hablar sin interferencias extrañas. [37]
Así, pues, el texto sagrado normativo estaría siendo privilegiado como lugar teológico prioritario y fundamental. Así también la tarea hermenéutica resultaría menos simplista ni podría fácilmente descontextuar el texto (pasar por alto su distancia histórica: entorno sociocultural y religioso original) ni irrespetar su alteridad discursiva que lo vuelva autónomo; así tampoco relativizaría la capacidad que éste tiene de hablar y leer la realidad con propósitos solidarios y transformadores ni haría del subjetivismo la norma para la fe ni clave hermenéutica única para la lectura del texto o de la realidad social y espiritual.
Espiral hermenéutica analógica
A la luz de todo lo anterior, y ya que la tarea hermenéutica es también subjetiva, me gustaría, finalmente, proponer, en primera instancia, una auto-aplicación de la sospecha a nuestras propias hermenéuticas, una validación de las mismas y consulta crítica de los aportes incluso del pasado. [38] En segunda instancia, también me gustaría proponer un recurso que considero sería de gran ayuda en la tarea interpretativa, pues, al tiempo que privilegia al texto sagrado como lugar teológico por excelencia, y no reniega de la lectura del contexto, lo establece como el parámetro con base al cual su lector puede evaluar y aún enmendar y desechar cualquier precomprensión (carga anticipada de sentido) errónea o lectura arbitraria o, en su defecto, light. Este recurso es la espiral hermenéutica analógica en la que el texto (con sus estrategias interpretativas), su autor y lector, al tiempo que dialogan, se condicionan o influyen mutuamente. [39] Este proceso, que es interactivo, continuo y de desarrollo progresivo, [40] ayuda a evitar el objetivismo o el subjetivismo “perverso” y, consecuentemente, lecturas absolutistas-univocistas o relativistas-equivocistas.
Puesto que lo he trabajado, incluso gráficamente, en otro lugar (2001:68-73), aquí lo simplifico diciendo que esa evaluación o enmienda es posible si el intérprete permite que, después de su lectura inicial del texto, éste lo interrogue y le modifique cualquier precomprensión y comprensión que no le hiciera justicia. Posteriormente, desde su nueva precomprensión, el intérprete interroga otra vez al texto con este resultado: una nueva modificación de lo anterior, un mayor apego al texto y mejor comprensión del mismo. Y el resultado final es, por decir algo, una eclesiología más fiel al texto, contextual o relevante a la realidad sociohistórica dolorosa contemporánea.
Si tuviese que, finalmente, argumentar algo más, ésto sería lo siguiente: que la tendencia hermenéutica neoapostólica latinoamericana, y cualquier otra lectura cautiva de las precomprensiones “perversas”, tiene el desafío, en suma, de esforzarse por procurar un balance epistemológico analógico y medirse también con el texto. [41] Este esfuerzo es determinante, si quiere evitar que en ella el lector siga siendo la fuerza decisiva única, tal como lo es en algunas hermenéuticas posmodernas y lo señala el gráfico siguiente:
Hermenéuticas posmodernas
Hermenéutica neoapostólica
———————————►

Fuerza decisiva: Fuerza decisiva:
———————————————————————
texto, autor y lector lector
◄———―————————
Hermenéutica metódica y
espiral analógicas
CONCLUSION
La lectura del paradigma neoapostólico latinoamericano arroja lo siguiente. En sus estilos de liderazgo pastoral, algunos de los sectores neoapostólicos reflejan la ideología del poder global y, en su lectura del texto sagrado, una tendencia hermenéutica situada existencialmente. Estos estilos de liderazgo deben seguir siendo evaluados a la luz del texto y de una hermenéutica sustentable; por tener serias implicaciones, su tendencia hermenéutica no debe soslayarse ni dejar de evaluarse.
Entre las implicaciones está el de privilegiar la experiencia y la realidad sociohistórica como lugar teológico primario y fuente de toda verdad con un rango casi normativo. Es así como corre el riesgo de considerar al texto sagrado como lugar teológico secundario y de dispersarse en el relativismo posmoderno. Habría que agregar, además, su tendencia eisegética y sus riesgos: anticipar el sentido del texto, imponerle uno arbitrario y convertir su lectura en escatologicista en la cual el clamor de los más necesitados se perciba apenas.
Ya que la hermenéutica, exégesis y teología en el campo protestante en general han estado bajo la dictadura de marcos conceptuales y metodológicos racionalistas, la hermenéutica en este campo ha sido también excesivamente concordista y paradójicamente escepticista. De esa cuenta, urge una hermenéutica menos racionalista que, además de sospechar de sí misma, sea abierta a otras racionalidades y sea capaz de leer el contexto y de romper con tendencias arraigadas en las presuposiciones epistemológicas modernas.
La lectura del contexto debe, sin embargo, ser mediada por el texto normativo y llevada a cabo por medio de un consciente marco hermenéutico metodológico y filosófico en, suma, analógico. Puesto que la tarea interpretativa es objetiva y subjetiva a la vez, la espiral hermenéutica analógica es decisiva en ella para que pueda darse un “triálogo” e influjo mutuo entre el texto, su autor y lector, con base a lo cual se evitaría interpretaciones relativistas-equivocistas, y se obtendría una eclesiología más bíblica y relevante.

viernes, 17 de julio de 2009

¿Se cumplió todo el Apocalipsis en el año 70 d.C

El Asunto del Preterismo

¿No infiere el libro de Revelación que sus profecías iban a ser cumplidas en la época en la que fue escrito?

Por Dr. David R. Reagan

¡Relájese! Todo ocurrió en el 70 AD

Sería fácil obtener esta impresión porque el mismo primer versículo habla de “las cosas que deben ocurrir pronto” (Ap. 1:1). También, el texto declara dos veces que“el tiempo está cerca” para el cumplimiento de las profecías (Ap. 1:3 y 22:10).

Pero en vista del hecho que las profecías no han sido cumplidas literalmente en la historia, parece que estas declaraciones apuntan a la inminencia en lugar de a la cercanía en el tiempo. La inminencia es el concepto que un evento puede ocurrir en cualquier momento, y la creación de ese sentido parece ser el propósito de estas declaraciones.

El principio es uno que Jesús enfatizó en Sus enseñanzas acerca de los tiempos del fin. Una y otra vez El les dijo a Sus discípulos que estuvieran listos para Su regreso en cualquier momento. “Estad preparados”, les advirtió, “porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis” (Mt. 24:44). Jesús usó la parábola de las diez vírgenes para ilustrar Su punto. Cinco no estaban preparadas cuando el novio llegó y fueron así dejadas atrás. “Velad, pues”, les advirtió Jesús, “porque no sabéis el día ni la hora” (Mt. 25:1-13). En otra ocasión, lo puso de esta manera: “Estén ceñidos vuestros lomos y vuestras lámparas encendidas… porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá” (Lc. 12:35, 40).

Los escritores apostólicos aclaran que vivir en un estado de suspenso, aguardando que el Señor regrese pronto, en cualquier momento, tendrá un efecto purificador, porque motivará la santidad. Pablo nos impulsa a “renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tito 2:12-13). Pedro nos dice a cada uno de nosotros “sed sobrios” y dice que la forma de hacerlo es “esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado” (1 P. 1:13). Juan dice que debemos enfocarnos en el regreso del Señor porque “todo aquel que tiene esta esperanza en El, se purifica a sí mismo así como El es puro” (1 Jn. 3:3).

Las palabras se deben interpretar siempre en términos de contexto y el contexto es a menudo formado por el escenario histórico. En el escenario del Primer Siglo, las referencias a “cerca”, “pronto” y “cercano” parecieron indicar un cumplimiento rápido. Pero mientras el tiempo ha pasado sin ningún cumplimiento literal, la historia ha formado el contexto para indicar inminencia – esto es, los eventos profetizados pueden ocurrir en cualquier momento.

Un fenómeno similar pueden encontrarse en declaraciones usadas en otras porciones de las Escrituras. Por ejemplo, Santiago escribió que debemos ser pacientes hasta la venida del Señor, y luego declaró “la venida del Señor se acerca… he aquí, el Juez está delante de la puerta” (Stg. 5:7-9). De forma similar, Pedro escribió “el fin de todas las cosas se acerca” (1 P. 4:7). La cuestión del hecho es que hemos estado viviendo en los tiempos del fin desde el Día de Pentecostés cuando el Evangelio se predicó por primera vez y los tiempos del fin pueden ser consumados en cualquier momento con el cumplimiento de las profecías de Apocalipsis.

Las referencias generalizadas de tiempo en el Apocalipsis no son indicadores de cercanía en el tiempo. En cambio, son advertencias de inminencia – que los eventos profetizados pueden empezar a desenvolverse en cualquier momento.