sábado, 16 de mayo de 2009

El Fin de los Tiempos Según Isaías


El Fin de los Tiempos Según Isaías 
Por Jack Kelley 
Traducido por tuhermano
Este es otro aspecto en la Gran Tribulación, la promesa del Señor de preservar a través de ella a Israel, y una hermosa imagen del futuro glorioso de Sión. Por ahora debemos entender que se trata de una tema recurrente en Isaías, pero en cada  ocasión nos fijamos que tenemos alguna nueva información y esta vez no es la excepción. 

Isaías 51:17-23, la copa de la Ira del Señor 

51:17 Despierta, despierta, levántate, oh Jerusalén, que bebiste de la mano de Jehová el cáliz de su ira; porque el cáliz de aturdimiento bebiste hasta los sedimentos. (Isaías 51:17) 
Esta es una referencia a la Gran Tribulación, en que el tercero y final ciclo de la ira de Dios se ha derramado sobre la tierra. Recuerde, una vez más que el doble propósito de la Gran Tribulación es destruir completamente las naciones y la disciplina (pero no destrucción) de Israel. (Jeremías 30:11) 
51:18 De todos los hijos que dio a luz, no hay quien la guíe; ni quien la tome de la mano, de todos los hijos que crió. 
51:19 Estas dos cosas te han acontecido: asolamiento y quebrantamiento, hambre y espada. ¿Quién se dolerá de ti? ¿Quién te consolará? 
51:20 Tus hijos desmayaron, estuvieron tendidos en las encrucijadas de todos los caminos, como antílope en la red, llenos de la indignación de Jehová, de la ira del Dios tuyo. 
51:21 Oye, pues, ahora esto, afligida, ebria, y no de vino: 
51:22 Así dijo Jehová tu Señor, y tu Dios, el cual aboga por su pueblo: He aquí he quitado de tu mano el cáliz de aturdimiento, los sedimentos del cáliz de mi ira; nunca más lo beberás. 
51:23 Y lo pondré en mano de tus angustiadores, que dijeron a tu alma: Inclínate, y pasaremos por encima de ti. Y tú pusiste tu cuerpo como tierra, y como camino, para que pasaran.
(Isaías 51:18-23) 
Ninguno de los líderes de Israel hoy en día ha hecho lo que se requiere para librar a Israel de la Gran Tribulación. El Señor nos dice que este momento de la sentencia será tan grave que si Él permite que siga su curso, nadie podría sobrevivir. 
Pero por el bien de sus escogidos, que pondrá fin a esa situación a tiempo,    (Mateo 24:22) que es 1.260 días después que comience. Justo antes del final, el Señor derramará sobre su pueblo un espíritu de gracia y de súplica. Ellos finalmente reconocen su Mesías, el que traspasaron (Zacarías 12:10) y que pondrá fin a sus problemas para siempre. Por el momento es todo acerca de las naciones incrédulas que han oprimido y atormentado Israel y que han sido totalmente derrotadas. 

Isaías 54, La futura Gloria de Sión 
52:1 Despierta, despierta, vístete de poder, oh Sion; vístete tu ropa hermosa, oh Jerusalén, ciudad santa; porque nunca más vendrá a ti incircunciso ni inmundo. 
52:2 Sacúdete del polvo; levántate y siéntate, Jerusalén; suelta las ataduras de tu cuello, cautiva hija de Sion. 
52:3 Porque así dice Jehová: De balde fuisteis vendidos; por tanto, sin dinero seréis rescatados.
 (Isaías 52:1-3) 
Esta es otra indicación que el pueblo de Dios  no tiene idea hasta qué punto y 
cuan lejos han sido dispersos, ni cómo en gran número han de regresar. La
nación finalmente se multiplicará para cubrir los límites que se les había asignado inicialmente pero nunca habitadas permanentemente, y, en el proceso las naciones vecinas tienen que pasar para hacer espacio. Líbano y Siria, son ejemplos de países cuyas fronteras cambiarán, y por supuesto el Estado palestino, tan ardientemente deseado por los dirigentes del mundo de hoy, pero nunca una parte de la historia, no existen en todo. 
54:4 No temas, pues no serás confundida; y no te avergüences, porque no serás afrentada, sino que te olvidarás de la vergüenza de tu juventud, y de la afrenta de tu viudez no tendrás más memoria. 
54:5 Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado. 
54:6 Porque como a mujer abandonada y triste de espíritu te llamó Jehová, y como a la esposa de la juventud que es repudiada, dijo el Dios tuyo.
 (Isaías 54:4-6) 
Cada vez que hay una ruptura entre usted y un niño o un ser querido, eso sólo porque él o ella no admiten el problema? En Oseas 5:15 Dijo el Señor iba a volver de donde vino hasta que su pueblo admitiera su pecado (singular). Él ha estado esperando por 2000 años. Justo antes del final de la Gran Tribulación, en un punto cuando están al borde de la derrota, que finalmente va a abrir sus mentes para comprender lo que han hacer y que le verá afligiéndose en duelo. (Zac 12:10) 

En Mat. 27:25 la clase religiosa había aceptado la responsabilidad de la muerte del Señor, diciendo: "Que su sangre sea sobre nosotros y sobre nuestros hijos". Desde entonces, todo lo que había que hacer es reconocer su pecado. Tan pronto como lo hagan, serán perdonados. Joel 3:21 dice: "Su culpa de sangre que no tenía que perdonar yo perdono". Su pecado de inmediato se puede olvidar y será restaurado a su antigua gloria, como una esposa extraviada que se recibe de nuevo en el matrimonio. 
54:7 Por un breve momento te abandoné, pero te recogeré con grandes misericordias. 
54:8 Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; pero con misericordia eterna tendré compasión de ti, dijo Jehová tu Redentor. 
54:9 Porque esto me será como en los días de Noé, cuando juré que nunca más las aguas de Noé pasarían sobre la tierra; así he jurado que no me enojaré contra ti, ni te reñiré. 
54:10 Porque los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará, dijo Jehová, el que tiene misericordia de ti. 
(Isaías 54:7-10) 
Como siempre, cuando el Señor perdona, Él también olvida, y el pasado deja de 
existir. La Sangre de Jesús es suficiente para lavar incluso el pecado que provocó su cautiverio, y será como si nunca hubiera ocurrido. Pero más que eso, su sangre 
compró una promesa de que nunca más Él va a mirar en ira, nunca de nuevo, les reprenderá. Piense en que, puesto que eso es exactamente lo que Dios prometió que cuando aceptó la muerte de Jesus como pago por tus pecados. El Nuevo 
Pacto que finalmente ha llegado a Israel al igual que Jeremías lo dijo. 
(Jeremías 31:31-34) 
54:11 Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo; he aquí que yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo, y sobre zafiros te fundaré. 
54:12 Tus ventanas pondré de piedras preciosas, tus puertas de piedras de carbunclo, y toda tu muralla de piedras preciosas.
54:13 Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová; y se multiplicará la paz de tus hijos. 
54:14 Con justicia serás adornada; estarás lejos de opresión, porque no temerás, y de temor, porque no se acercará a ti. 
54:15 Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; el que contra ti conspirare, delante de ti caerá.
 (Isaías 54:11-15) 
La Ciudad Santa será hermosa más allá de toda descripción, una verdadera obra de arte. Todos conocerán al Señor y serán enseñados por él personalmente. Su paz 
será tan real que será capaz de sentirla. Nunca más los líderes tiránicos los volverán a traicionar. Los ataques terroristas será una cosa del pasado lejano, lo que se temía no será más. Si alguien se atreve a atacarlos, como va a suceder al final del Milenio (Rev. 20:9), el resultado de su locura será la derrota. 
54:16 He aquí que yo hice al herrero que sopla las ascuas en el fuego, y que saca la herramienta para su obra; y yo he creado al destruidor para destruir. 
54:17 Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová.
 Isaías 54:16-17 
Dado que el Señor destruirá al fabricante de armas, que también puede asegurar que cualquier arma para utilizarla contra Israel fracasará. Fiel a la profecía, este ha sido el patrimonio de los servidores del Señor, cuando de Israel se trata. Aquí hay sólo un notable ejemplo entre muchos. 

En 1917, el ejército británico estaba decidido capturar Jerusalén de los turcos. 
El General Edmond Allenby, el comandante de los británicos y un creyente apasionado, pidió al Señor que lo ayudara a tomar la ciudad sin una batalla, con el fin de evitar el derramamiento de sangre y destrucción que producirían. En respuesta, el Señor le dio Isaías 31:5 
El General Allenby consiguió cada avión que pudo encontrar (en esos días no había muchos)par a lanzar folletos que decían, "Rendición de la ciudad hoy. Allenby". Cuando las hojas se imprimieron, el intérprete árabe obtuvo la traducción de su nombre equivocada, por lo que el mensaje fue firmado Alla Bay, que en árabe significa "Hijo de Dios." Pensaron que habían recibido un mensaje de Dios, los árabes huyeron de la ciudad y los británicos con sus tropas entraron sin  batalla. 

Una y otra vez el ejército israelí ha vencido a las fuerzas combinadas sustancialmente más numerosas de sus enemigos, a veces en formas que nunca han sido explicadas a satisfacción de todos. ¿Podría ser Dios? Isaías sin duda 
dice, "Sí". En la próxima Batalla de Ezequiel 38, Israel, el mundo finalmente  conocerála identidad del poderoso aliado de la nación judía. 

Isaías 60. La gloria de Sión
60:1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. 
60:2 Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria. 
(Isaías 60:1-2) 
La palabra traducida en este paso a través de la oscuridad  es el mismo que en Génesis 1:2,  Dios dijo: Hágase la luz ". 
También se utiliza para describir la la oscuridad tan densa que se podría sentir en 
las plagas de Egipto (Éxodo 10:21) Es de propiedades espirituales así como físicas. El Señor Jesús habló de esto en el Sermón del monte. Fue realmente citando a Isaías 13:10 al hablar del tiempo inmediatamente después del final de la Gran Tribulación. Pero, como se puede ver, el idioma es casi idéntico. 
"Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días "" el sol se oscurecerá, y la luna no dará su luz, las estrellas caerán del cielo, y las potencias celestiales serán conmovidas". 
(La palabra "órganos" significa literalmente "Poderes". Esto es más que la caída 
estrellas. Poderes espirituales en los cielos que se agitan.) 
"En ese momento la señal del Hijo del Hombre aparecerá en el cielo, y todas  
las naciones de la tierra harán más que llorar. Verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las las nubes del cielo, con poder y gran gloria. (Mateo 24:29-30) 
Isaías profetizó que la 2 ª Venida reunirá a los albores de la más grande Edad de Israel. El momento de la separación causada por su rechazo del Mesías tendrá
terminó con su aceptación. Él es Luz que les trae vida. Aunque este capítulo de Isaías  está dirigido a la Ciudad Santa, las bendiciones se acumularán para Israel en su conjunto. 
60:3 Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento. 
60:4 Alza tus ojos alrededor y mira, todos éstos se han juntado, vinieron a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos. 
60:5 Entonces verás, y resplandecerás; se maravillará y ensanchará tu corazón, porque se haya vuelto a ti la multitud del mar, y las riquezas de las naciones hayan venido a ti.
(Isaías 60:3-5) 
Hemos aprendido que el mundo gentil va a rendir homenaje a Israel. Y se expresa en formas más tangibles que simplemente prestar ayuda a los repatriados. El punto focal será la Santa Ciudad, ahora la Ciudad de la Luz en todos los aspectos. 
60:6 Multitud de camellos te cubrirá; dromedarios de Madián y de Efa; vendrán todos los de Sabá; traerán oro e incienso, y publicarán alabanzas de Jehová. (Isaías 60:6) 
Madián, Efa y Saba nietos de Abraham y Cetura, la esposa que tomó después de muerta Sarah. (Génesis 25:1-4) Estos son los nombres de todos los asociados 
de la Península Arábiga. Al igual que los sabios de oriente que trajeron preciosos 
regalos cuando vinieron a alabar al Señor. 
El oro es un regalo para un rey y el incienso evoca las imágenes del sacerdocio. Note que no hay mirra mencionada aquí. La mirra era un bálsamo de especias y su ausencia indica que Dios nunca más tendrá que morir para el hombre. 
Su sacrificio fue una vez y para siempre. (Hebreos 10:12) 
60:7 Todo el ganado de Cedar será juntado para ti; carneros de Nebaiot te serán servidos; serán ofrecidos con agrado sobre mi altar, y glorificaré la casa de mi gloria.(Isaías 60:7) 
Cedar fue el 2 º hijo de Ismael, y Nebaioth fue el primer nacido a Ismael. 
Cedar tal vez fue el primero a causa de la mayor importancia que ganaría como  patriarca de la línea de Mahoma. Además de sacrificio de animales para el templo, algunos ven a los ex seguidores de Mahoma simbolizados aquí, dando homenaje al 
Dios de Israel y al servicio de él. 
60:8 ¿Quiénes son éstos que vuelan como nubes, y como palomas a sus ventanas? 
60:9 Ciertamente a mí esperarán los de la costa, y las naves de Tarsis desde el principio, para traer tus hijos de lejos, su plata y su oro con ellos, al nombre de Jehová tu Dios, y al Santo de Israel, que te ha glorificado.
 (Isaías 60:8 -9) 
De todo el mundo la riqueza de las naciones vendrán a la Santa Ciudad, en honor del Dios de Israel. Hombres que tenían conocimiento previo despiertan a su herencia judía. El pueblo de Dios, que una vez creyó estar al borde de la extinción, se forma una aparentemente interminable procesión a su ancestral casa en la Ciudad Santa, al igual que las bandadas de aves migratorias que regresan a sus hogares. 
60:10 Y extranjeros edificarán tus muros, y sus reyes te servirán; porque en mi ira te castigué, mas en mi buena voluntad tendré de ti misericordia. 
60:11 Tus puertas estarán de continuo abiertas; no se cerrarán de día ni de noche, para que a ti sean traídas las riquezas de las naciones, y conducidos a ti sus reyes. 
60:12 Porque la nación o el reino que no te sirviere perecerá, y del todo será asolado.
60:13 La gloria del Líbano vendrá a ti, cipreses, pinos y bojes juntamente, para decorar el lugar de mi santuario; y yo honraré el lugar de mis pies. 
60:14 Y vendrán a ti humillados los hijos de los que te afligieron, y a las pisadas de tus pies se encorvarán todos los que te escarnecían, y te llamarán Ciudad de Jehová, Sion del Santo de Israel.
  (Isaías 60:10-14) 
Al llegar al Templo del Milenio a comienzo de la Edad del Reino, Dios dirá, 
43:7 y me dijo: Hijo de hombre, este es el lugar de mi trono, el lugar donde posaré las plantas de mis pies, en el cual habitaré entre los hijos de Israel para siempre; y nunca más profanará la casa de Israel mi santo nombre, ni ellos ni sus reyes, con sus fornicaciones, ni con los cuerpos muertos de sus reyes en sus lugares altos. 

(Ezequiel 43:7) 
Israel volverá a ser prominente entre las naciones y la Ciudad Santa no sólo su capital, será la eterna casa del Dios del Universo. Las naciones del mundo 
ofrecen sus servicios y llevan su riqueza. Los que han estado contra Israel, los enemigos de un centenar de generaciones se inclinan al entrar en la Ciudad Santa. 
60:15 En vez de estar abandonada y aborrecida, tanto que nadie pasaba por ti, haré que seas una gloria eterna, el gozo de todos los siglos. 
60:16 Y mamarás la leche de las naciones, el pecho de los reyes mamarás; y conocerás que yo Jehová soy el Salvador tuyo y Redentor tuyo, el Fuerte de Jacob. 
60:17 En vez de bronce traeré oro, y por hierro plata, y por madera bronce, y en lugar de piedras hierro; y pondré paz por tu tributo, y justicia por tus opresores. 
60:18 Nunca más se oirá en tu tierra violencia, destrucción ni quebrantamiento en tu territorio, sino que a tus muros llamarás Salvación, y a tus puertas Alabanza.
 

(Isaías 60:15-18) 
La Ciudad Santa será la fuente de orgullo y alegría para todas las generaciones de 
los pueblos de la Tierra. La riqueza y el favor serán acompañada de la paz y la justicia, y la violencia, la ruina y la destrucción consignadas para siempre al pasado. Una vez de nuevo la palabra hebrea traducida Yeshua es la salvación, pero en este caso la palabra para alabar significa realmente un himno o canto de alabanza. Es absolutamente fascinante para mí que las paredes y puertas de la Ciudad Santa son modeladas en la iglesia evangélica contemporánea. El énfasis está en Jesús, expresado en canción después del canto de alabanza y adoración. 

60:19 El sol nunca más te servirá de luz para el día, ni el resplandor de la luna te alumbrará, sino que Jehová te será por luz perpetua, y el Dios tuyo por tu gloria.
60:20 No se pondrá jamás tu sol, ni menguará tu luna; porque Jehová te será por luz perpetua, y los días de tu luto serán acabados.
 (Isaías 60:19-20) 
Las promesas son similares a las de la Iglesia. Tampoco será necesaria la luz del Sol o de Luna. Como el Cordero es la lámpara de la Nueva Jerusalén (Rev. 21:23), el Padre es la luz eterna de Israel. Y la Gloria de Dios ilumina a ambos. 
60:21 Y tu pueblo, todos ellos serán justos, para siempre heredarán la tierra; renuevos de mi plantío, obra de mis manos, para glorificarme. (Isaías 60:21) 
La plenitud de la Tierra Prometida será la casa de Israel para siempre, y que se expande desde ahí a encontrar otras naciones. Es una promesa del Señor. 

Usted puede haber notado que, aunque en todo el capítulo se habla de la Santa 
Ciudad, no fue ni una vez el nombre de Jerusalén mencionado. Dos capítulos más tarde, Isaías explicó esto. 

 

Isaías 62. Nombre de la Nueva Sión 
62:1 Por amor de Sion no callaré, y por amor de Jerusalén no descansaré, hasta que salga como resplandor su justicia, y su salvación se encienda como una antorcha. 
62:2 Entonces verán las gentes tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre nuevo, que la boca de Jehová nombrará. 
62:3 Y serás corona de gloria en la mano de Jehová, y diadema de reino en la mano del Dios tuyo. 
62:4 Nunca más te llamarán Desamparada, ni tu tierra se dirá más Desolada; sino que serás llamada Hefzi-bá, y tu tierra, Beula; porque el amor de Jehová estará en ti, y tu tierra será desposada. 
62:5 Pues como el joven se desposa con la virgen, se desposarán contigo tus hijos; y como el gozo del esposo con la esposa, así se gozará contigo el Dios tuyo.
 

(Isaías 62:1-5) 
Hephzibah significa "mi deleite está en ella" y Beulah significa "casado". Pero estos 
no son los nombres oficiales de la Santa Ciudad. Para eso necesitamos consultar a Ezequiel de nuevo. 
48:35 En derredor tendrá dieciocho mil cañas. Y el nombre de la ciudad desde aquel día será Jehová-sama.
(Ezequiel 48:35) 
En hebreo es YHWH (Jehová) Shammah, y significa que de todo el universo, Dios ha elegido para vivir entre su pueblo en la tierra que les prometió, en la ciudad que se ha construido para él. 

De vuelta al presente 

En los próximos días vamos a ver probablemente los esfuerzos aún más intensos para dividir la Tierra Prometida. Hay indicios de que los EE.UU. y Europa, van a ejercer insoportable presión sobre el nuevo Gobierno de Israel con este propósito. 
Las lealtades están cambiando rápidamente. Parece que muy pronto los EE.UU. va a invitar al mundo musulmán para ayudar a forjar una reconciliación US-musulmán 
que dejara a Israel en el desamparo. 
Un Estado palestino será el precio para la paz en la región y a Afganistán, a Pakistán y a Irán se permitirá producir el resto de componentes de armas nucleares por la promesa de que ellos realmente no llegaran a ensamblar armas. Israel nada tendrá que decir en estos asuntos. 

Escuché por primera vez la frase "el avance rápido en la profecía " de Hal Lindsey unos años atrás. Él estaba hablando acerca de lo que que pasaría si nunca abandonara los EE.UU. a Israel. Más y más, los comentaristas lo usan en referencia a los días por venir. Todos hemos oído hablar del  mandato del Señor en el Salmo 122:6. Orad por las la paz de Jerusalén: Es más importante hacer esto ahora que nunca. 

Esta es  la versión de Isaías del mandamiento en la Cena del Señor: 
62:6 Sobre tus muros, oh Jerusalén, he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás. Los que os acordáis de Jehová, no reposéis, 
62:7 ni le deis tregua, hasta que restablezca a Jerusalén, y la ponga por alabanza en la tierra.
 (Isaías 62:6-7) 
En la forma más literal del presente mandamiento que se nos dijo que no olvidemos en nuestras oraciones, pero que se convierta en un constante motivo, y que no permita el Señor que haya paz y tranquilidad hasta que Él alcanzase este objetivo. Es fácil enfermar del corazón como vemos que las cosas están pasando en el mundo de hoy. Nuestra defensa contra esto es la oración. Constante, urgente, la oración ferviente.  

Isaías 63:1-6. Día de la Venganza de Dios y de la Redención 
63:1 ¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, con vestidos rojos? ¿éste hermoso en su vestido, que marcha en la grandeza de su poder? Yo, el que hablo en justicia, grande para salvar. 
63:2 ¿Por qué es rojo tu vestido, y tus ropas como del que ha pisado en lagar? 
63:3 He pisado yo solo el lagar, y de los pueblos nadie había conmigo; los pisé con mi ira, y los hollé con mi furor; y su sangre salpicó mis vestidos, y manché todas mis ropas.
63:4 Porque el día de la venganza está en mi corazón, y el año de mis redimidos ha llegado. 
63:5 Miré, y no había quien ayudara, y me maravillé que no hubiera quien sustentase; y me salvó mi brazo, y me sostuvo mi ira.
63:6 Y con mi ira hollé los pueblos, y los embriagué en mi furor, y derramé en tierra su sangre.
 (Isaías 63:1-6) 
Mirando hacia el Este, Isaías vio una poderosa figura marchando resueltamente hacia la Ciudad Santa. Él cuestionó, y la respuesta sólo podía provenir de Dios. Quién otro habla de la justicia? ¿Quién es lo suficientemente fuerte para salvarnos? 

Sus prendas de vestir, sin embargo, están teñidas de color rojo, como si alguien la hubiera empapado en vino. Es la sangre de sus enemigos. De pie por sí solo proclama en contra de ellos ha derrotado a todos, ha retenido la ira en jaque durante tanto tiempo, ahora la ha derramado en toda su medida. 
Juan le vio absorto, y lo describió de esta manera: Sus ojos son como fuego, y sobre su cabeza hay muchas coronas. Él tiene un nombre escrito que nadie sabe, pero el mismo. Está vestido con una túnica de empapada en sangre, y su nombre es la Palabra de Dios. (Rev. 19:12-13) 
Edom hoy es el sur de Jordania, y Bozrah está aproximadamente 25 millas al este del extremo sur del Mar Muerto. Su nombre griego es Petra, y será el refugio 
del remanente de la fe de Israel. Hace dos  mil años el Señor Jesús advirtió huir a las montañas a la mayor brevedad cuando se enteraran de la abominación de la 
Desolación. (Mateo 24:15) Cuando Él va a tener que llevarlos allí, como en alas del águila. (Rev. 12:14) Él va a protegerlos allí durante 3 años y medio, y derrotará a las fuerzas enemigas que se organicen en su contra. 

Isaías 65:17-25. Nuevos cielos y una nueva Tierra 
65:17 Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento. (Isaías 65:17) 
Juan utiliza este verso para abrir Apocalipsis 21, y debido a un incorrecto 
entendimiento de las personas han asumido por siglos que se aplica a la eternidad, 
es que han pasado por alto detalles que, en mi dictamen Rev. 21-22:6 debe tomar lugar en el comienzo del milenio, no en su final. 

El primer detalle es que el contexto de Isaías 65:17-25 es claramente milenario. 
De personas que viven y mueren, el tiempo aun se mide y los efectos del pecado siguen siendo evidentes en sus vidas. La frase "nuevos cielos y nueva tierra" es para poner de manifiesto que todos los efectos de la maldición se han eliminado, y la creación ha sido restaurada a su condición original, tanto física como espiritualmente. (Jesús habló de este momento, llamándolo la restauración de todas las cosas, en Mat. 19:28.) Y la segunda Rev. 20:7-15 es lo que llaman un paréntesis que inserta Juan para revelar el destino final de Satanás y todos los infieles de la humanidad mientras se encontraba escribiendo sobre el tema de la segunda muerte. 

En resumen, al final del Milenio Satanás será liberado de sus 1.000 años de prisión y montará la rebelión final que inmediatamente será aplastada. Seraa lanzado en el lago de Fuego para unirse al anticristo y el falso profeta, que ya estarán allí. (Apo. 19:20) Luego que la muerte sin esconder los muertos de todas las edades se levante para sentencia, y que serán lanzados en el Lago de Fuego. Como para demostrar el punto, Juan llega a decir que el Lago de Fuego es la segunda 
muerte. 

Entonces comenzó Rev. 21 con la cita de Isaías 65:17 para mostrar que era 
volver al inicio del Milenio que nos da detalles de nuestra casa, la Nueva Jerusalén. Rev. 22:1-5 sigue con un resumen de Ezequiel 47:1-12, que nos da una idea de la vida en la edad del Reino de Israel de la Tierra. En la Biblia, las crónicas de la Edad del Hombre, terminan al final del milenio y no ofrece ninguna descripción específica de la eternidad. Sólo dice que hay una. 
Las primeras cosas no se recordaran, ni vendrán a la mente. " 
Aquí está la promesa de Dios que, además de hacer de nuevo todo en la creación, toda  la miseria y el sufrimiento de esta edad se borrará de sus mentes, la memoria de quienes perdieron a sus seres queridos  y se negaron a creer la verdad. Todo lo que llevan en sucabeza y que pueda impedir el flujo constante de la paz y la alegría en sus vidas, será quitado. Es un poco como el virus que infecta una computadora se suprime y, a continuación, todo es reinstalado para trabajar de la manera en que se diseño originalmente. (Esto tendrá lugar para la Iglesia en el
Rapto). 

Ahora vamos a leer el resto del pasaje de Isaías y ver cómo vio la vida en la Tierra en la Edad del Reino de Israel: 
65:18 Mas os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado; porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo. 
65:19 Y me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi pueblo; y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni voz de clamor.
65:20 No habrá más allí niño que muera de pocos días, ni viejo que sus días no cumpla; porque el niño morirá de cien años, y el pecador de cien años será maldito. 
65:21 Edificarán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas. 
65:22 No edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma; porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo, y mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos. 
65:23 No trabajarán en vano, ni darán a luz para maldición; porque son linaje de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos. 
65:24 Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído. 
65:25 El lobo y el cordero serán apacentados juntos, y el león comerá paja como el buey; y el polvo será el alimento de la serpiente. No afligirán, ni harán mal en todo mi santo monte, dijo Jehová.
 (Isaías 65:18-25) 
La expresión "el polvo será el alimento de la serpiente" es una reminiscencia de Génesis 3:14 y nos dice que de toda la creación, sólo la serpiente  conservará 
los efectos de la maldición de Dios pronunciada sobre él en el jardín. 

Isaías contemporáneo de Miqueas añade unos pocos detalles de esta descripción de ininterrumpida paz y prosperidad: 

4:4 Y se sentará cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá quien los amedrente; porque la boca de Jehová de los ejércitos lo ha hablado. 
4:5 Aunque todos los pueblos anden cada uno en el nombre de su dios, nosotros con todo andaremos en el nombre de Jehová nuestro Dios eternamente y para siempre.

Es la referencia al Señor en Miqueas 4:4, por cierto, que causó que Nathanael 
exclamara en su primera reunión con Él, "Rabí, tú eres el Hijo de Dios; Tu eres el Rey de Israel. "(Juan 1:47-49) En efecto, Jesús había dicho que él "vio" la perfección de Nathanael en el Milenio. Sólo Dios puede hacer tal cosa. 

Paz para su pueblo, Furia Para sus enemigos 
66:12 Porque así dice Jehová: He aquí que yo extiendo sobre ella paz como un río, y la gloria de las naciones como torrente que se desborda; y mamaréis, y en los brazos seréis traídos, y sobre las rodillas seréis mimados. 
66:13 Como aquel a quien consuela su madre, así os consolaré yo a vosotros, y en Jerusalén tomaréis consuelo. 
66:14 Y veréis, y se alegrará vuestro corazón, y vuestros huesos reverdecerán como la hierba; y la mano de Jehová para con sus siervos será conocida, y se enojará contra sus enemigos. 
66:15 Porque he aquí que Jehová vendrá con fuego, y sus carros como torbellino, para descargar su ira con furor, y su reprensión con llama de fuego

(Isaías 66:12-15) 
Si está comparando este estudio con las tendencias actuales en el Oriente Medio, te das cuenta de que el plan del Señor es para Israel lo contrario de lo que el mundo 
está impulsando. Esto se debe a que el mundo ha sido engañado en adoptar el plan de Satanás, que llama a la desaparición de Israel. Ello tendrá la plena medida de 
la furia del Señor para convencerlos de que están en el lado equivocado de la cuestión. Según algunos, la mitad del mundo después del arrebatamiento va a morir en el proceso. 
"Como los cielos nuevos y la nueva tierra que debo hacer para que perduren ante mi”, declara el Señor, "Por lo que su nombre y sus descendientes deben permanecer. De una nueva luna a otra y de un sábado a otro, toda la humanidad 
llegará ante mí ", dice Jehová. "Y miraran los cadáveres de los que se rebelaron contra mí; sus gusano no morirán, ni su fuego se apagará, y se serán repugnantes a toda la humanidad. " 

No es de extrañar que aprendemos con más información sobre el Milenio en Isaías que lo que en el capítulo que Juan dedica a él en la Revelación. No es llamado
la edad del Reino de Israel para nada. Es en la Tierra y es para Israel. 

De Juan 14:1-3, nos enteramos de que el Señor Jesús se iba a preparar un lugar para nosotros, y que volvería a llevarnos a estar con Él en el cielo, donde Él esta. 
De Ezequiel 43:7, nos enteramos de que Dios algún día regresara a Israel a vivir entre sus elegidos en la Tierra, donde se encuentran. 
Ambas son profecías verdaderas, lo claro es que la Iglesia e Israel son diferentes entidades con diferentes orígenes y diferentes destinos. Decir que una sustituyó a la otra es negar la verdad evidente de la Escrituras. Es mi oración final para que este estudio del Fin de los Tiempos Según Isaías haya resuelto más allá de esto 
toda duda. Usted puede casi oír los pasos del Mesías.

Nota de Tuhermano: La Iglesia tiene promesa de heredar el Reino, entrar al Reino, compartir el reino y además recibió las parábolas del reino, como instrucciones futuras, es evidencia que la Iglesia por lo menos estará en la tierra mil años, antes de entrar a la Nueva Jerusalén que descenderá desde el cielo de Dios

1 comentario:

vidalchu dijo...

Amigo hermano: que el ambiente se mastica es algo que cualquiera con algo de sentido común, admite.
Si algo me preocupa en especial, es el hecho de también estar escrito que, al final, saldrán a la luz historias ocultas a conciencia, y algo así he encontrado.
Un curioso librito aportó las pistas que me han permitido devolver a su origen los perdidos escenarios bíblicos, desde donde los escritos toman sentido literal, y los mitos pierden su condición.
Lo tienes a disposición, junto con las pruebas que lo confirman, en www.lascosasdechurruca.com, que está dando que hablar por lo que desvela y anuncia.
Es fuerte, pero ahí está.
Saludos.
Vidal.