lunes, 8 de febrero de 2016

Ni mitología ni filosofía en el NT

Ni mitología ni filosofía en el NT



Aunque el Nuevo Testamento contiene un mensaje enmarcado en la cultura hebrea, su difusión en el idioma griego trajo consigo el peligro que la doctrina cristiana fuese entendida en el seno griego de la que era ajena. Los hebreos personificaban las virtudes y las cosas de esta vida pero sin creer que existían como individuos, en cambio los griegos confundidos en su mitología tenían un individuo o más bien un dios para cada actividad de la vida y cómo buenos paganos creían en una existencia consciente después de la muerte.

Solo para comprobar esto, revisemos datos de tres de los dioses griegos. El primero es Hades dios de la muerte violenta (también se llamaba así al inframundo), Tánatos dios de la muerte no violenta e Hipnos dios del sueño o el dormir. Jamás algun escritor bíblico entendió la muerte como un personaje llamado Hades, ni de la condición de sueño como uno llamado Hipnos, nada se dijo de la muerte natural como obra de la mano de Tánatos.

Ni siquiera en Apocalipsis y sus señales simbólicas quiso Juan dar a entender la existencia de tales personajes en el mundo real.

Apocalipsis 6:8

Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre...

Este jinete llamado la Muerte monta un caballo amarillo, esto es dicho para denotar la primacía de la muerte en ese periodo de la historia cuando menciona al Hades personificado siguiendo al jinete (seguramente a pie) . Desde luego Juan no está afirmando la existencia de los dioses Tánatos y Hades, si no sólo presenciando la visión de estos símbolos que Dios le dió. De modo que no aparecerá en el futuro este caballo ni estos jinetes simbólicos, pero si sucederá lo que están representando. Ni bien se lee un poco de mitología griega llegamos a notar la total ridiculez de la mente pagana, por ejemplo, Tánatos (la muerte natural) era hijo de Nix(la noche) y gemelo de Hipnos(el sueño o el dormir).

HADES:

Hijo de Crono dios del Tiempo y Rea y hermano, entre otros, de Zeus. El nombre "Hades" designa tanto al dios como al mundo subterráneo. También se le conoce con el nombre de Aidoneo. Está casado con Perséfone, a la que raptó y, engañándola, la obligó a vivir con él un tercio del año en el Hades.

Tiene como arma peculiar un casco que hace invisible al que lo lleva: regalo de los Cíclopes.

Con sus hermanos Zeus y Poseidón se repartió la soberanía del mundo: a Hades le pertenece el control del mundo subterráneo. Hades habita, pues, un mundo de oscuridad: representa la muerte, el fin de todos los mortales; es un dios al que todos odian, hombres y dioses. Su decisión es irrevocable, es inflexible, es el destino ineludible. Reina en este mundo de tinieblas de puertas cerradas del que Hades apenas se mueve [ los cristopaganos creen que Satán vive en el infierno]sólo lo hizo para raptar a su esposa, Perséfone.
La geografía del Hades obtiene muy distintas representaciones dependiendo del mito en el que se describa. Por ejemplo, mientras que para unos es perpetua oscuridad (dominio de Érebo), para otros, el infierno también participa de la luz; hay una separación entre los bienaventurados y los desdichados[ el Limbum patrum evangelicatólico]mientras que el Hades propiamente dicho permanece oscuro, el país de los bien aventurados disfruta de la luz.

Entonces, en este segundo mito, lo lóbrego y húmedo pasaría a convertirse en fértil, presentando ciertas afinidades con la "llanura del Elíseo".[nos recuerda el purgatorio católico]

 El río Arqueronte representa el obstáculo que deben atravesar los muertos para llegar al Hades; la idea del obstáculo es una constante en la escatología de los pueblos indoeuropeos: el alma, separada del cuerpo[doctrina evangelicatólica], avanza hasta que encuentra un obstáculo (un lago, un barranco...) que, si se quiere cruzar, deberá ser ganándose los favores de su guardián o del que facilita el paso (en el caso de la mitología griega, Caronte, un barquero).
TÁNATOS:
Era una criatura de una oscuridad escalofriante usualmente representada como un joven alado con una tea encendida en la mano que se le apaga o se le cae. Homero y Hesíodo le hacían hijo de Nix, la noche, y gemelo de Hipnos, insinuando que ambos hermanos discutían cada noche quién se llevaría a cada hombre[me recuerda la idea pagana que Dios se lleva a los hombres cuando mueren]o que el Sueño anulaba cada noche a los mortales en un intento de imitar a su hermano mayor. Desempeña un papel pequeño en los mitos, pues quedó muy a la sombra de Hades, el señor de los muertos.
Los dos hermanos, famosos por la rapidez de sus actos, recibieron el encargo de Zeus de transportar el cuerpo de su hijo Sarpedón hasta Licia, para que pudiera recibir de sus familiares la sepultura que merecía. El rey de los dioses había concedido a su hijo una vida que abarcaba tres generaciones, y que terminó cuando Sarpedón acudió a la guerra de Troya al frente de los licios, donde fue muerto por Patroclo. Entonces Zeus pidió a Apolo que purificara su sangre en un río, untara su cuerpo con ambrosía, le vistieran como un inmortal y fuera llevado rápidamente a su tierra, mandato que cumplieron Tánatos e Hipnos.
Tánatos actuaba cumpliendo el destino que las Moiras dictaban para cada mortal. En una ocasión Admeto obtuvo de Apolo la gracia de que las Moiras pudieran aceptar que cuando él estuviera a punto de morir, pudiera reemplazarle en su destino cualquier persona que lo aceptara voluntariamente. Cuando esto ocurrió, y tras recibir Admeto la negativa de sus padres, sólo su esposa Alcestis se ofreció a morir por él. Sin embargo Heracles retuvo a Tánatos por la fuerza, intentando persuadirle de que esperase a que a la joven le llegase su hora de forma natural. Tánatos repudiaba estas triquiñuelas de los dioses (especialmente Apolo) que interferían sus funciones, y tras esta pequeña derrota, reclamó el respeto debido y fue incluso capaz de llevarse al mismo Heracles cuando le llegó su turno.
 HIPNOS:
En la mitología griega, Hipno1 (griego antiguo: ?????, romanización:Hýpnos, literalmente: «sueño, sopor»)2 o Hipnos3 era la personificación del sueño. Su madre era Nix, la noche, que lo tuvo sin intervención masculina, aunque en alguna otra tradición su padre fue Érebo. Era gemelo (o hermanastro) de Tánatos, la muerte sin violencia. El equivalente romano de Hipnos era Somnus.
En una ocasión, Hera prometió a Hipnos la mano de una de las gracias, Pasítea, si le ayudaba a dormir a Zeus. El Sueño obedeció, pero Zeus se despertó iracundo y hubiera arrojado a Hipnos del monte Olimpo si no hubiera intervenido su madre Nix, que demostraba así el poder que ejercía tanto sobre los dioses como sobre los hombres.Su palacio era una cueva oscura donde el sol nunca brillaba. A su entrada crecían amapolas y otras plantas hipnóticas. Según algunas fuentes, vivía junto con Tánatos en un palacio subterráneo cercano al de Nix. Según otras, lo hacía en una cueva bajo una isla griega, a través de la cual fluía Lete, el río del olvido.
Con Pasítea tuvo mil hijos, los Oniros. Los tres más importantes aparecían en los sueños de los reyes: Morfeo, Iquelo (o Fobetor) y Fantaso. Según otro mito, Morfeo se ocupaba del contenido animado de los sueños de los seres humanos, mientras que los otros dos Oniros eran responsables de los animales y los objetos inanimados en los sueños.
Ni la mitología ni la filosofía griega es la pauta del Nuevo Testamento pero si la Ley y los Profetas, entendiendo que los Patriarcas están contenidos es la sencilla división Ley y profetas.

No hay comentarios: