jueves, 28 de enero de 2016

Una vista alternativa de la divinidad

Una vista alternativa de la divinidad

Por Anthony Buzzard



A través de la historia de la iglesia ha habido una minoría significantiva para quienes el "problema de la trinidad" ha significado algo no solo incomprensible pero también innecesario. El celebrado trabajo de G.H. Williams, la reforma radical 1 se refiere frecuentemente al campo anti-trinitario como aquellos que difirieron con la ortodoxia establecida en los siglos XVI y XVII, a estos creyentes él los clasificó como racionalistas evangélicos distinguiéndolos por su Cristología no trinitaria de la mayoría de Anabaptistas y Espiritualistas. 

La historia registra que esta persistente minoría se alejó de mala manera de las manos de los rivales "ortodoxos" por la persecución sin embargo no detuvo el establecimiento de una vigorosa tradición no trinitaria la cual sobrevive en estos tiempos modernos, allí continúa para ser un cuerpo sustancial de escritos de los cuales  mientras no todo es explícitamente no trinitario, refleja la misma herencia acerca del entendimiento tradicional de la divinidad.
Subrayar lo declarado por dos comentaristas significativos nos fortalece para continuar el pedido a nuestros amigos trinitarios  a considerar nuestra posición anti-trinitaria con algo más que curiosidad. Primeramente, Leonard Hodgson nos informa que en los siglos XVII y XVIII que en los debates entre unitarios y trinitarios ambos partidos "aceptaban la biblia como conteniendo revelación dada en forma de proposiciones". Hablando como un trinitario, él confesó que "sobre la base de los argumentos que ambas partes mantenían en común, los unitarios tenían las de ganar " 2.
Nos complacemos pensando que nuestros argumentos del punto de vista unitario de la divinidad es reconocido como escrituralmente fuerte. Notamos también que Maurice Wiles remarca que "que la iglesia no tiene usualmente en la práctica (sin embargo puede reclamar estar haciéndolo en teoría) basada su Cristología  exclusivamente sobre los testigos del N.T. ...la doctrina Cristológica jamás ha sido en la práctica derivada simplemente por una forma de inferencia lógica desde las declaraciones de la Escritura"3 .
Esto es precisamente nuestro punto. Los creyentes no trinitarios en Jesús como Mesías e Hijo de Dios no creemos que el credo de Jesús y los apóstoles puede ser reconciliado con los artículos de fe de Nicea y Calcedonia.
1Westminster Press, Philadelphia,1962.
2The Doctrine of the Trinity, Nisbet,1943,220,223.
3The Remaking of Christian Doctrine, London, SCM Press, 1974,54,55

No deseamos ser sectarios., simplemente suscribimos que Leonard Hodgson estaba en lo correcto.  La biblia  tomada como un texto de revelación divina puede apoyar fehacientemente un entendimiento unitario de Dios rogamos a nuestros lectores no asociar nuestro punto de vista con los unitarios universalistas . Somos estrictamente creyentes en los reclamos exclusivos de Cristo y la Biblia. No pensamos que la salvación puede ser ganada fuera del señalado de Dios " el hombre, el Mesías  Jesús "(1 Timoteo 2:5 ). Somos también creyentes firmes en la venida de Cristo en su reino para regir las naciones.
Deploramos el actual desmantelamiento de la enseñanza escritural por los intereses de un ecumenismo simplón y el deseo de ser  "reconocido", el propósito de esta revista  es poner el unitarismo bíblico " sobre la mesa"  para un examen minucioso. Pero no nos limitaremos a nosotros mismos a un solo tema. Estamos dispuestos a explorar no solo materias de Cristología pero también soteriología , antropología y especialmente escatología. Somos creyentes en la autoridad y el rol normativo de la Escritura . Y tenemos preguntas para nuestros colegas de otras persuasiones en aras de alcanzar el asunto fundamental del contenido del evangelio del Nuevo Testamento, estamos abrumados por el eclipse extraordinario que el mensaje de Jesús acerca del reino ha sufrido .

En las páginas de la Revista de la reforma radical, un testimonio del unitarismo bíblico, esperamos demostrar nuestra convicción que las posiciones teológicas mayoritarias no están necesariamente guiando a la verdad como el Nuevo Testamento enseña, y que todo está para ser cotejado por " un examen cuidadoso de todas las cosas".

No hay comentarios: