domingo, 14 de febrero de 2016

Gracia viva

Gracia Viva
Jim Mattison


"Gracia y paz, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo." Gracia es el saludo que se utiliza en cada epístola de la iglesia (Romanos 1:7; I Corintios 1:3; II Corintios 1:2; Gálatas 1:3; Efesios 1:2; Filipenses 1:2; Colosenses 1:2; I Tesalonicenses 1:1; II Tesalonicenses 1:2). Dios obviamente quiere que conozcamos y aceptemos esta verdad. Que cada epístola comienza de esta manera indica la necesidad de reconocer este saludo antes de proceder a la información contenida. Primera y más importante es la gracia. La gracia es la absolutamente libre expresión de la bondad de Dios a los hombres, especialmente motivado por su amor.
La gracia al hombre es inmerecida y no pedida. El hombre no ofrece ningún incentivo, estímulo o impulso a Dios por su gracia. Gracia origina el corazón amoroso de Dios totalmente independiente del hombre. La única participación que tiene el hombre en la gracia Dios es ser el recipiente. El libro de Efésios ilumina nuestra comprensión de la gracia de Dios.
Efésios 1:4 y 5 según como Dios nos ha escogido en él antes de la Fundación del mundo, para que seamos santos y sin culpa delante de él en amor; predestinados para la adopción como hijos por medio de Jesucristo, según el beneplácito de su voluntad. Dios le escogió antes de la Fundación del mundo; El te hizo Santo y sin culpa; El te predestinó para ser su hijo. Oh ¿Porqué? ¡Por el beneplácito de su voluntad! Lo Quería. Se trata de la gracia, la absolutamente libre expresión de la bondad de Dios para usted, motivado exclusivamente por su amor. Si esto sucedió antes de que nacieras, entonces es totalmente inmerecido.
Versículos 6 y 7 para alabanza de la gloria de su gracia, en el cual nos hizo aceptos en el amado. En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia. Son aceptados por Dios, redimidos y perdonados ¿Por qué? ¡Las riquezas de la gracia de Dios!, La absolutamente libre expresión de la bondad de Dios para usted, únicamente motivada por su amor.
Los versos 10 y 11 en la dispensación del cumplimiento de los tiempos que reuniera en una todas las cosas en Cristo, tanto las que están en el cielo, y las que están en la tierra: en el cual también hemos obtenido herencia, siendo predestinados según el propósito del que hace todas las cosas por el Consejo de su propia voluntad: ustedes serán reunidos para estar con él para siempre debido a la absolutamente libre expresión de la bondad de Dios, únicamente motivada por su amor.
Efésios 2:7 que en las edades venideras podría mostrar las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros a través de Jesucristo. En las edades venideras, Dios va a mostrar las riquezas de su gracia. ¿Porqué? Por Gracia te ama mucho.
Verso 8: por gracia sois salvos por medio de la fé; y esto no de vosotros mismos: es el regalo de Dios: ser salvados por su gracia. ¿Qué vamos a decir y hacer a la luz de su gracia? Vivo para la alabanza de la gloria de esta gracia (Efésios 1:6, 12 y 14). Amarle, alabarle, glorificarle e imitarlo en sus relaciones con los demás. Compartir gracia con otros, como Dios la comparte con usted. Que sus relaciones con los demás sea la expresión absolutamente libre de su bondad, motivados únicamente por el amor que Dios ha puesto en ti.
Mateo 5:43-48 oísteis que fue dicho, Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, a los que os maldicen bendecid, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en el cielo: porque él hace salir su sol sobre malos y buenos y envía la lluvia sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿no hacen así los gentiles lo mismo? Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis más que otros? ¿no lo hacen así los publicanos? Sed por lo tanto perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. Ser como Dios es compartir su gracia con los demás.
Que el amor en tu corazón sea la única motivación para la libre expresión de amor a los demás. Determinar que su trato no esté motivado o influenciado en todo por ellos, sino más bien el amor de Dios que vive en tí.
Lucas 6:27-35: pero yo les digo, amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen, a los que os maldicen bendecid y orad por los que os ultrajan. Y al que hiérate en una mejilla ofrécela también la otra; y al que te quita el manto que tome tu capa también.
Dar a cada hombre lo que pide de ti; y al que te quita tus bienes no se los pidas otra vez. Y como quieran que los hombres les hagan, haced vosotros también a ellos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué gracia [charis - gracia] tenéis? los pecadores también aman a aquellos que les aman. ¿Y si hacéis bien a los que os favorecen, que [charis - gracia] tenéis? por que los pecadores también hacen lo mismo. ¿Y si prestan a aquellos de quienes esperan recibir, que [charis - gracia] tenéis? por que los pecadores también prestan a los pecadores, para recibir tanto otra vez. Pero vosotros Amad a vuestros enemigos y hacer el bien y prestad, no esperando nada; y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo: porque él es benigno para los ingratos y malos, los que aman hacen el bien a quienes les aman, amar a los que les favorecen es común entre la humanidad.
El más vil de los pecadores debe entender y aplica este condicional de "amor". Amar por Dios a las personas piadosas es amar como Dios lo hace, es incondicional. Regalar es cosa común; pero el dar gracia es todavía difícil de encontrar, que tus acciones a otros sea la expresión absolutamente libre de su bondad, motivados únicamente por el amor de Dios en ti.

No hay comentarios: