sábado, 20 de febrero de 2016

Todo mortal o todo inmortal



Si el hombre tiene alma inmortal ¿puede llamarse mortal?
Edwin Mauricio Alza



Un concepto sin sentido es el que confiesan hoy (yo lo hice por años) la mayoría de evangélicos y la totalidad de católicos y es que el hombre tiene un cuerpo pero también un alma y que esa alma que es en realidad el hombre, sobrevive a la muerte. Escuché declaraciones que dicen que hay pecados que comete el cuerpo pero el alma no y que los pecados del alma son más graves, otro decía que los sentidos del hombre están en su alma porque según dicen el cadáver no se queja de nada y esa es su demostración contundente. Otros dicen que se alaba con el alma pero se adora con el espíritu, también hay los que afirman que el alma de los pecadores anhela a Dios pero su carne no y que muerte no es perder la vida si no separación.

 Si la tradición cree que el hombre es en realidad alma inmortal y que el cuerpo solo es su caparazón terrenal, entonces la tradición no debe confesar un hombre mortal, pues ni un solo instante ese hombre-alma deja de ser consciente de su existencia, ni un solo instante deja de tener vida, en otras palabras no muere (pasma oír estos conceptos de Platón de la boca de llamados cristianos) es ridículo llamar muerte del hombre al abandono del envoltorio(1), si sólo se trata de una separación entonces eso no es muerte.

 Según la tradición, las palabras de Dios a Adán serían vagas y carentes de información veraz, tratando la muerte del hombre Adán como volviendo todo él al polvo, pero en realidad la palabra del Omnisapiente es concluyente y no deja espacio para un alma que no vuelva al polvo. 

 Si el hombre es mortal, entonces todo elemento de este es mortal. No existe un ángel con riñones de hombre. El Único que tiene inmortalidad y la tendrá siempre es Dios nuestro Padre, él la regaló a Jesús y cuando Jesús vuelva Dios regalará inmortalidad a los fieles a través de él.

1 Corintios 15:22

Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.

Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.
v.53
Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.
Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra...


La expresión "esto mortal" se refiere al hombre completo, indicando que necesitamos ser revestidos por la inmortalidad ya que no la tenemos.
Por lo tanto, no hay sentido en llamar mortal a un hombre que esencialmente es inmortal. El hombre invisible no puede tener la silueta visible.


(1) Algunos afirman haber abandonado su cuerpo y luego de un paseo por el cielo sentían repugnancia volver a "entrar" en el.


No hay comentarios: