domingo, 29 de noviembre de 2015

Sepultado en las profundidades

Edwin Mauricio Alza



Cuando Ezequiel profetiza la destrucción de Egipto usa una metáfora ó lenguaje figurado de los árboles del jardín del Edén representando a los reyes contemporáneos al profeta, se entiende que los árboles del paraíso eran fuertes y hermosos por tener la gloria primigenia de la creación, pero también porque ya en el Edén, Dios tenía el plan eterno donde una secuencia de reinos humanos serán reemplazos por el Reino de Dios.

Los reinos humanos no estuvieron fuera de la presciencia de Dios, pero la conclusión de su plan es convertir toda la tierra en un Edén, cosa que el primer Adán no pudo hacer.

Desde el verso 8 Dios hablá de la gloria extraordinaria del rey de Egipto incomparable con los reinos anteriores a él, pero anuncia la destrucción de su reino a manos de otro imperio.

Ezequiel 31:8

Los cedros no lo cubrieron en el huerto de Dios; las hayas no fueron semejantes a sus ramas, ni los castaños fueron semejantes a su ramaje; ningún árbol en el huerto de Dios fue semejante a él en su hermosura.
Lo hice hermoso con la multitud de sus ramas; y todos los árboles del Edén, que estaban en el huerto de Dios, tuvieron de él envidia.
Por tanto, así dijo Jehová el Señor:Ya que por ser encumbrado en altura, y haber levantado su cumbre entre densas ramas, su corazón se elevó con su altura, yo lo entregaré en manos del poderoso de las naciones, que de cierto le tratará según su maldad. Yo lo he desechado.

Ezequiel 31:12

Y lo destruirán extranjeros, los poderosos de las naciones, y lo derribarán... y se irán de su sombra todos los pueblos de la tierra, y lo dejarán. Sobre su ruina habitarán todas las aves del cielo, y sobre sus ramas estarán todas las bestias del campo, para que no se exalten en su altura todos los árboles que crecen junto a las aguas...porque todos están DESTINADOS A MUERTE, a LO PROFUNDO DE LA TIERRA, entre los hijos de los hombres, con los que DESCIENDEN A LA FOSA.

Así ha dicho Jehová el Señor:El día que DESCENDIÓ AL SEOL, hice hacer luto, hice cubrir por él el abismo, y detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas; al Líbano cubrí de tinieblas por él, y todos los árboles del campo se desmayaron.

El verso 12 nos recuerda la parábola del reino de Dios como semilla de mostaza que llega a alcanzar gran tamaño cubriendo toda la tierra y todos los moradores se doblegan a el.

Así cómo la expresión " profundidades de la tierra" o "partes más bajas de la tierra" significa definitivamente la muerte y descender a la fosa o lo que es lo mismo decir descender al Seol, sólo hablando en metáfora se puede decir que alguién desciende consciente al Seol, pero realmente uno desciende al "reino de los muertos" totalmente inerte.

En términos claros es pasar de la existencia a la inexistencia temporal hasta la resurrección que logremos alcanzar..

1 comentario:

Crea3d dijo...

Pastor Mauricio si eso es asi, que es de lo que Jesús le dijo a uno de los crucificados que le acompañaron en la crucifixión?