lunes, 23 de febrero de 2009

La atalaya y el sexo

Referente al tema de la sexualidad entre las parejas casadas, la sociedad watchtower no se ha quedado indiferente; ha metido sus narices y bien profundamente. Veamos un ejemplo con mis comentarios en (rojo).

(Doctrina y mandato inicial referente al coito oral en los testigos de Jehová:)

*** w75 15/4 pág. 255 Preguntas de los lectores ***
¿Constituyen las prácticas lascivas de parte de una persona casada para con su propio cónyuge base bíblica para que el cónyuge ofendido obtenga un divorcio?


- Hay veces cuando las prácticas lascivas dentro del arreglo matrimonial suministrarían base para un divorcio bíblico.
- Así se pone de manifiesto que la "fornicación" es la única base para divorcio. En el griego común en el cual están registradas las palabras de Jesús, el término "fornicación" es porneia, que designa todas las formas de relaciones sexuales inmorales, perversiones y prácticas lascivas como las que se pudieran llevar a cabo en una casa de prostitución, incluyendo copulación oral.
- En cuanto a las declaraciones de Jesús acerca de divorcio, no especifican con quién se practica la "fornicación" o porneia. Dejan el asunto abierto. El que se puede considerar correctamente que porneia incluye perversiones dentro del arreglo del matrimonio se ve en el hecho de que el hombre que obliga a su esposa a tener relaciones sexuales contranaturales con él realmente la "prostituye" o "corrompe." Esto lo hace culpable de porneia, pues el verbo griego relacionado porneuo significa "prostituir, corromper."
- De consiguiente, podrían surgir circunstancias que harían de las prácticas lascivas de una persona casada para con su cónyuge una base bíblica para divorcio.
- Si, por otra parte, se participara de las prácticas lascivas por consentimiento mutuo, ningún cónyuge tendría razón para señalar porneia como base bíblica para el divorcio. Esto se debe a que ninguno de los dos es inocente y está buscando libertad de un cónyuge culpable de porneia. Ambos cónyuges son culpables. Tal caso, si es traído a la atención de los ancianos de la congregación, se manejaría como cualquier otro mal serio.


(Ahora se presenta un cambio en el punto de vista y de directrices:)

*** w78 15/7 págs. 30-32 Preguntas de los lectores ***
¿Presenta la Biblia definiciones específicas en cuanto a lo que es moral o inmoral respecto a las relaciones sexuales entre marido y mujer? ¿Es la responsabilidad de los ancianos de la congregación el esforzarse por ejercer control entre los miembros de la congregación en estos asuntos maritales íntimos?


- Hay que reconocer que la Biblia no da reglas ni limitaciones específicas respecto a la manera en que el esposo y la esposa han de participar en las relaciones sexuales.
- Esto ciertamente impediría el obligar al cónyuge de uno en matrimonio a someterse a prácticas raras que ese cónyuge considere de mal gusto o hasta repugnantes y pervertidas.
- Las Escrituras no van más allá de estas pautas fundamentales y, por lo tanto, nosotros no podemos ir más allá de aconsejar en armonía con lo que la Biblia sí dice
(Durante años sí lo hicieron, afectando y dañando profundamente la vida marital de las parejas testigos y las parejas donde solo uno era testigo)En el pasado en esta revista han aparecido algunos comentarios (traducido al castellano sin eufemismos: 'En el pasado en esta revista se dictó una norma oficial que todos debían seguir a costa de expulsión') con relación a ciertas prácticas sexuales raras dentro del matrimonio, tales como el coito oral, y estas prácticas fueron igualadas con inmoralidad sexual crasa. Con esto como fundamento, se llegó a la conclusión (traducido al castellano sin eufemismos: 'se dió el mandato a todos los testigos de Jehová y quienes estudiaban con ellos') de que los que participaban en tales prácticas sexuales podían ser expulsados si no mostraban arrepentimiento. Se tomó el punto de vista de que estaba dentro de la autoridad de los ancianos de la congregación el investigar y actuar en capacidad judicial con relación a tales prácticas en la relación conyugal. (traducido al castellano sin eufemismos: 'se impuso sobre los testigos y sus estudiantes que los ancianos podían y debían meterse en la vida íntima de los casados en forma impune')
- Sin embargo, al continuar examinando cuidadosamente este asunto hemos llegado a la convicción de que, en vista de la ausencia de una clara instrucción bíblica, éstos son asuntos por los cuales la pareja casada misma tiene que llevar la responsabilidad delante de Dios y que estas intimidades maritales no llegan a estar dentro de la esfera de acción de los ancianos de la congregación de modo que éstos deban intentar controlarlas o expulsar con tales asuntos como la única base. (traducido al castellano sin eufemismos: 'nos hemos dado cuenta de que dañamos y destruimos muchos matrimonios por mandarles y obligarles a tomar actitudes que la Biblia no dice, pero aún insistimos en que nuestro punto de vista es el correcto. Solo que ahora se deben sentir culpables directamente con Dios si las hacen') Por supuesto, si alguien opta por acercarse a un anciano para solicitar consejo, esa persona puede hacerlo, y el anciano puede considerar con tal persona principios bíblicos, obrando como pastor, pero sin intentar, en realidad, "ejercer función policíaca" con relación a la vida marital del inquiridor.
- Esto no debe tomarse como un perdonar voluntariamente todas las diferentes prácticas sexuales en las cuales participa la gente, porque de ninguna manera es así. Esto simplemente expresa un profundo sentido de la responsabilidad de dejar que las Escrituras gobiernen y retraernos de adoptar una posición dogmática donde la evidencia no parece suministrar suficiente base.
 (¿despues de cuánto daño causado inpunemente dejan de ser dogmáticos en este asunto?)
- Si la persona casada cree que las prácticas sexuales de su cónyuge, aunque no envuelvan a nadie extraño al matrimonio, sin embargo son de naturaleza tan crasa como para constituir un claro entregarse a la lascivia o un viciar en lascivia, entonces ésa debe ser su propia decisión y responsabilidad.(manipulación emocional a seguir pensando como la sociedad watchtower quiere que piense)
- Esa persona pudiera opinar que las circunstancias suministran base bíblica para un divorcio. Si así es, ella tiene que aceptar responsabilidad plena delante de Dios por la acción de divorcio que quizás emprenda. No se puede esperar que los ancianos expresen (bíblicamente) aprobación del divorcio, si no están seguros de la base para éste. Al mismo tiempo, ellos no están autorizados para imponer su conciencia en otra persona cuando el asunto es un asunto de duda.
- Tal como los ancianos de la congregación otorgan a sus hermanos y hermanas el derecho de ejercer su conciencia personal en asuntos sobre los cuales las Escrituras no se expresan explícitamente, así, también, los ancianos tienen derecho a ejercer su propia conciencia en cuanto a cómo ven a los que participan en acciones de aspecto dudoso. Si sinceramente piensan que las acciones de un miembro de la congregación en estos asuntos son de tal índole que ellos no pudieran con conciencia tranquila recomendar a esa persona para servicio ejemplar dentro de la congregación, ésa es su prerrogativa.
 (¿cómo le llamaría a este párrafo.... coacción, manipulación o chantaje?)
- Por lo tanto, cualquier guía que estas declaraciones apostólicas suministren en cuanto a prácticas sexuales dentro del matrimonio es indirecta y tiene que verse como solo de naturaleza persuasiva, pero no conclusiva, es decir, no es la base para establecer normas firmes y fijas para juicio. (¿después de cuánto daño causado inpunemente dejan de ser establecer normas firmes y fijas en este asunto?) Al mismo tiempo hay la posibilidad y quizás una probabilidad de que algunas prácticas sexuales en que ahora participen el esposo y la esposa fueran originalmente practicadas por homosexuales. Si así fuera, entonces ciertamente esto daría a estas prácticas por lo menos un origen desagradable. De modo que el asunto no debe ser despedido livianamente por el cristiano concienzudo sencillamente porque en los textos ya mencionados no haya referencia directa a personas casadas. (traducido al castellano sin eufemismos: 'un cristiano concienzudo debe seguir pensando como la sociedad watchtower manda; sino, es un mal cristiano y aunque los ancianos no puedan ya tomar acción judicial contra él, sí debiera sentirse culpable para con Dios')


*** w83 15/7 págs. 30-31 ¡Honre el arreglo divino del matrimonio! ***
Cristianos casados ¿Qué hay de la actividad sexual dentro del vínculo matrimonial?

- No les atañe a los ancianos entrometerse en la vida íntima de los cristianos casados.
- Y hacen bien en cultivar odio por todo lo que es sucio a la vista de Jehová, incluso lo que claramente constituye prácticas sexuales pervertidas
.(manipulación emocional a seguir pensando como la sociedad watchtower quiere que piense)
- Como ya se ha dicho, no toca a los ancianos "vigilar" los asuntos maritales privados de los matrimonios de la congregación. Sin embargo, si se llega a saber que algún miembro de la congregación practica o promueve abiertamente relaciones sexuales pervertidas dentro de la unión matrimonial, tal persona ciertamente no sería irreprensible, y por eso no sería aceptable para recibir privilegios especiales, tales como el de servir de anciano, o de siervo ministerial o precursor. La práctica y promoción de tales perversiones hasta pudiera resultar en que dicha persona fuera expulsada de la congregación. ¿Por qué?
 (esto es totalmente hipócrita; esposas de siervos de circuito 'dan luz verde' a otras hermanas en las congregaciones para dar sexo oral a sus esposos, pues ellas tambien lo hacen. Así, las esposas se 'convencen' de que 'no es tan malo' y si la esposa del siervo lo hace, ellas también pueden hacerlo)
- La persona que promoviera descaradamente actividades sexuales escandalosas y repulsivas sería culpable de conducta relajada.
- Esto es una aclaración de lo que apareció en La Atalaya del 15 de abril de 1975, página 255, y 15 de julio de 1978, páginas 30 a 32, y un ajuste en el entendimiento de ello.
 (ajuste de entendimiento y un 'lavarse las manos' mientras siguen imponiendo la coacción a sentirse culpable) No se debe criticar a los que obraron de acuerdo con el conocimiento que tenían entonces. Esto tampoco afectaría la posición de alguien que en el pasado haya creído que la conducta sexual pervertida de su cónyuge en el matrimonio constituía porneia y, por lo tanto, obtuvo un divorcio y ahora está casado o casada con otra persona.

Toda esta parafernalia de directrices "con base bíblica", solo ha causado que las parejas donde hay un testigo de Jehová, estén reprimidas, coaccionadas y manipuladas.

El que sigan tratando y llamando las prácticas de sexo oral abiertamente de "repulsivas", "de mal gusto", "desagradables", "repugnantes", "escandalosas", "raras" y "depravadas" actos que sí 'permiten' que los testigos hagan en privado, causa que los matrimonios vivan hipócritamente. 


No es mi asunto aprobar o no aprobar tales prácticas. Eso solo me incumbe a mí y a mi pareja. Tampoco quiero decir que la intimidad se deba ventilar y "gritar a los cuatro vientos" si alguien no desea hacerlo, sino solo y claramente indico que si una pareja testigo decide vivir su sexualidad libre y tranquilamente, no lo puede hacer, porque siempre se estarán preguntando, pensando, dudando o diciendo: "que no lo vayan a saber los ancianos".

Como bien lo dice la misma sociedad watchtower:
*** w90 15/12 pág. 20 párr. 21 Anímense unos a otros a medida que se acerca el día ***
A veces, hasta sin darnos cuenta pudiéramos participar en la obra del Diablo de desanimar a nuestros hermanos. ¿Cómo? Al ser demasiado críticos, demasiado exigentes o justos en demasía. (Eclesiastés 7:16.)

Si usted esta estudiando con los testigos, ¿ya le enseñaron (advirtieron) de lo que le espera en el futuro en cuanto a este asunto?