domingo, 13 de septiembre de 2009

Los Hispanos Evangélicos en los Estados Unidos

UN RETO PARA FORTALECER LAS MISIONES
Conferencia por el Dr. Samuel Díaz *

Crecimiento de los Evangélicos

Hasta hace quince años, 1 de cada 20 hispanos que llegaba a los Estados Unidos con intención de quedarse era evangélico, mientras que en la actualidad, 5 de cada 20, son los que profesan su fe en Cristo. El factor "herencia católica" es un elemento que ha influido mucho en el ritmo de crecimiento de evangélicos en los Estados Unidos. Así se tiene que cuanto más tiempo un latino vive en este país más fuerte son sus raíces católicas de tradición. En cambio, gracias al fenómeno del iglecrecimiento que experimenta América Latina, los inmigrantes más nuevos son en un porcentaje creciente, o evangélicos, o simpatizantes, o muy propensos a recibir el mensaje de las buenas nuevas.

En los Estados Unidos de América, el 53% de la población es protestante, que equivale a 153 millones, incluyendo miembros y adherentes, con 500,000 iglesias o puntos de reunión. Bajo el nombre de protestante, se incluyen tanto iglesias tradicionalmente históricas como Episcopal, Luterana, Metodista y Presbiteriana; las evangélicas como Bautistas, Nazarenos; las pentecostales como Asambleas de Dios; y, la iglesia Adventista. El crecimiento anual de los protestantes es de 0.4%. Las sectas como Mormones y Testigos de Jehová tienen 5.2 millones y 2.9 millones de adherentes, respectivamente. En el estado de Utah, sede de los Mormones, de los 2.3 millones de habitantes, el 70% pertenece a esta secta. El nivel de crecimiento de las sectas es del 4%. Por su parte, en el país hay 6.3 millones de judíos, quienes en un 90% guardan su religión.

Hecha la aclaración anterior, los evangélicos de todas las razas y lenguas, constituyen el 30.5%, en tanto que los pentecostales y carismáticos, el 14% de la población nacional, lo que equivale a 88 y 40 millones, respectivamente.

Entre los hispanos que se convierten al cristianismo la tendencia general es hacia el evangelio, estimándose que en la actualidad hay 6.5 millones de creyentes, de los cuales casi el 60% pertenecen a iglesias pentecostales, carismáticas o de avivamiento. Se estima que existen unas 50 mil iglesias locales y puntos de reunión en los cincuenta estados de la Unión Americana, incluyendo Alaska y Hawaii. El 35% de los hispanos, preferentemente de segunda generación, mayores de 18 años, se congregan en iglesias angloamericanas; en tanto que en las comunidades donde hay iglesias hispanas con programas bilingües, la preferencia de los mismos puede llegar hasta el 75%.

En los últimos quince años, varios factores han incidido en el crecimiento de los evangélicos latinos. En distinto orden, el nuevo estilo de alabanza y adoración; las cruzadas proselitistas desde América Latina; el intercambio ministerial y seminarios; el avivamiento en sus variadas formas que experimenta Latinoamérica y, las estaciones de radio y televisión. Últimamente, la red global del Internet, está contribuyendo en la propagación del evangelio, sin fronteras ni privilegios de poder. Estos factores ha hecho posible que los latinos en los Estados Unidos de América, ocupen el primer lugar de crecimiento evangélico entre los grupos étnicos, con una tasa anual de 1.2% ascendente.

En los Estados Unidos existe cientos de estaciones de radio y televisión que transmiten en bloques, programación evangélica hispana. De costa a costa, el mensaje de las buenas nuevas llega a través de la señal del satélite, o los que pueden, mediante el Internet. La obra hispana del área de Nueva York, tiene su propia bandera radial que alcanza el ámbito internacional.

Radio Visión Cristiana, es un ministerio de la iglesia evangélica hispana del Área Metropolitana de Nueva York, que funciona desde hace quince años. Opera ininterrumpidamente tanto en la gran urbe, como en el Caribe, además de sus estaciones en la República Dominicana, y el Ecuador. Desde su fundación, la emisora ha tenido como presidentes de su Junta de Directores, a los reverendos Miguel Mena, Luciano Padilla, Jr. y Kittim Silva.

La red radial que sobrepasa un patrimonio de setenta millones de dólares, está gobernada por una Junta de trece directores. En febrero del año 2002, se eligió la nueva directiva de la propia Junta, recayendo los nombramientos en el Rev. Milton Donato, como presidente, y el Rev. Héctor A. Chiesa, en la posición de vicepresidente. Asimismo, el Rev. Jorge Granados, fue elegido como secretario, y el Rev. Ángel Santiago, como tesorero. La nueva directiva está interesada en mantener lazos de cooperación con las organizaciones conciliares, y efectuar importantes proyectos que beneficien al supremo fin de la evangelización de nuestro mundo. Asimismo, se espera que a corto plazo, la Junta amplíe el número de directores, a fin de hacerla más representativa y funcional.

Entre las varias actividades que realiza la emisora, está el Programa Avance Internacional, que constituye un brazo de cooperación ministerial y económico, yendo cada año una numerosa comitiva ministerial a un país de América Latina. En el 2001, el programa estuvo en El Salvador, y para el presente año 2002, se espera llegar a Perú.
En lo que respecta a la unidad de la Iglesia en extenso, se percibe por todas partes, un espíritu de confraternidad, apoyo y cooperación mutua, tanto entre pastores, congregaciones, y líderes de organizaciones conciliares e iglesias centrales.

Después del 11 de septiembre, las líneas de denominación sirven solamente como referencia. Se puede ver en muchos pastores, una receptiva disposición para unir esfuerzos, cerrar heridas, y anhelar por un pentecostés permanente y no de un solo día. En diferentes regiones del país, existen alianzas, asociaciones y confraternidades de líderes conciliares y pastores.

Organizaciones evangélicas que por décadas estaban fuera de comunión recíproca, por antiguos diferendos, hoy estrechan sus manos y unen esfuerzos por el bien común. Por ejemplo, la Iglesia de Dios, y la Iglesia de Dios de la Profecía, están volviendo a la común raíz de hace más de cien años. En mayo de 2002, muchos líderes de ambas organizaciones, celebraron juntos y en bíblica armonía, el centenario de la herencia pentecostal. La reunión fue en los "Fields of the Wood", en el condado de Cherokee, Carolina del Norte, el mismo lugar, en donde el 15 de mayo de 1902, W.F. Bryant y otros quince hermanos, formaron la Iglesia de Santidad, eligiendo a R. G. Spurling como su pastor. Este fue el comienzo de la organización pentecostal más antigua del mundo, cuyo origen viene de 1886.

Dónde están los evangélicos

El mensaje del evangelio a los latinos llegó a principios de siglo, con el avivamiento de la Calle Azusa en Los Ángeles, que duró mil días desde 1906 hasta 1909. Poco después de fundarse las Asambleas de Dios, en 1914, la chispa pentecostal del evangelio completo llegó a los estados fronterizos de México y Estados Unidos. El primer avivamiento latino fue a través del recordado evangelista Francisco Olazábal, quien en 1923, fundó en Houston, Texas, el Concilio Latino Americano de Iglesias Cristianas, que a la fecha es la organización hispana más antigua del país. En 1916, llegó el movimiento pentecostal a Puerto Rico a través del pionero Juan L. Lugo. Más tarde aprovechando la inmigración boricua a Nueva York, él estableció la obra bajo la principal bandera de "La Sinagoga", congregación madre del Concilio Latino Americano de la Iglesia de Dios Pentecostal de Nueva York, Inc., localizada en el popular Barrio de Harlem, en Manhattan. Este concilio fundado por el recordado apóstol Abelardo Berríos, al presente está presidido por el obispo Rev. Santos Román. En 1931, Olazábal fundó la iglesia Bethel de Nueva York y realizó una cruzada de milagros y sanidades, que impactó como nunca antes el área metropolitana de Nueva York y otros estados del noreste. Desde entonces, se han formado más de cien concilios o denominaciones de iglesias latinas de alcance nacional e internacional.

En el mapa geográfico del país, casi el 55% de los evangélicos se concentran en las áreas de las grandes Áreas Metropolitanas del país, como Nueva York, Los Ángeles, Miami, Chicago, Dallas, Boston y Detroit, donde obviamente hay mayor cantidad de hispanos. En otras ciudades hay buen número de latinos, como en Seattle (Washington), Baltimore (Maryland), Paterson (Nueva Jersey), o mayoritariamente en Corpus Christi (51%), El Paso (68%) y Laredo (95%), en Texas.

En 1994, se reunieron cierto número de líderes conciliares y cabezas de organizaciones evangélicas hispanas, en Long Beach, California, para fundar la "Alianza de Ministerios Evangélicos Nacionales" (AMEN). Esta organización está llamada a representar a los 6.5 millones de evangélicos que hay en los Estados Unidos. A ocho años de existencia, AMEN viene cumpliendo un interesante papel de interacción de la obra evangélica, aunque falta mucho por hacer, especialmente en la prioridad de plantar iglesias saludables y con propósito, en todos los estados de la Unión Americana.

Iglesias, Pastores y Nuevos Horizontes

El 95% de las iglesias hispanas están a cargo de pastores latinos de primera y segunda generación. La extracción cultural y política tiene influencia en la composición del liderazgo. Así tenemos que en Nueva York, el 85% de quienes presiden concilios o denominaciones son puertorriqueños; en Miami, el 60% son cubanos; y en Los Ángeles, más del 60% son mexicanos, además de contarse con un buen número de pastores centroamericanos. En el ámbito nacional, existen pastores que proceden de todos los países de América Latina, sin excepción. En algunos lugares hay una alta concentración de nacionales de determinado país, siendo común, por ejemplo, oír de "iglesias salvadoreñas", en el sur de California, y en el área de Washington, D.C; "iglesias brasileñas", en Newark, Nueva Jersey; "iglesias cubanas", en el sur de la Florida; o "iglesias dominicanas", en el popular sector de Washington Heights, en Manhattan, NY.

Se estima que el 45% de los pastores hispanos, tiene un diploma de instituto bíblico de hasta tres años, mientras que no más del 10%, posee un bachillerato en teología. Las iglesias hispanas de mayor crecimiento, son las que han implementado el programa bilingüe con grandes resultados, llegando aún a angloamericanos, afroamericanos y orientales, existiendo varios modelos de crecimiento de iglesia y evangelismo.
Uno de los esfuerzos para plantar iglesias, es Hispanos para Cristo, que busca implementar una estrategia para plantar siquiera una iglesia accesible a los hispanos en barrios y sectores comunitarios del país. Desde hace cuatro años, HPC viene capacitando y entrenando líderes comprometidos en alcanzar metas a corto y mediano plazos, mediante "Redes de Liderazgo". El propósito de estas redes es motivar a los líderes locales ha redimensionar su misión y compromiso trabajando en equipo. Hace apenas tres años, en el noroeste, es decir, los estados de Idaho, Oregon y Washington, apenas habían 25, 100 y 60 iglesias hispanas, respectivamente. Teniendo en cuenta que la población de hispanos en la región es del orden de 500 mil habitantes, HPC se ha trazado una meta de contar en cinco años, siquiera con 500 iglesias, para satisfacer en principio la necesidad de plantar "una iglesia hispana por cada mil hispanos".

En el sur de California, hay más de treinta iglesias latinas con una asistencia dominical superior a tres mil miembros, cuyo crecimiento descansa en el concepto de grupos familiares de la amistad (células), énfasis en la alabanza y compañerismo. Algunas iglesias centrales conducen con éxito Escuelas del Ministerio, que consiste en brindar clases cada semana de entrenamiento global durante dos meses. Los graduados que se cuentan por centenas, tienen que liderar células y ser coordinadores de grupos, además de requerirse esta capacitación para desempeñar cualquier trabajo ministerial. Una mención especial, corresponde a las Iglesias Elim, de origen principalmente en Guatemala. En los últimos años, estas congregaciones han experimentado una metamorfosis con nuevos nombres. Sin embargo, resaltan las llamadas Iglesia de Restauración Elim, Iglesia de Cristo Ministerios Elim, e Iglesia de Cristo Llamada Final. También en Los Ángeles, es conocida la Iglesia Hispana del Angelus Temple, que congrega a varios miles de latinos; asimismo es notorio, la participación de los hispanos en la Catedral de Cristal (Crystal Cathedral) de Garden Grove, California.

Avivamiento en Nueva York y Estrategia de Crecimiento

En Nueva York algo grande está pasando. Tradicionalmente esta gran ciudad ha sido muy fría para el evangelio. En los últimos años las iglesias hispanas están experimentando un crecimiento más acelerado. Destaca el ministerio multicultural que realiza el Centro Cristiano de Bay Ridge, que es una iglesia central independiente cuyas raíces llegan al año 1930. El CCBR promueve anualmente, los encuentros para pastores y líderes, procedentes de diferentes lugares de los Estados Unidos y América Latina. En septiembre de 1998, más de mil creyentes de distintos sectores, se dieron cita en una vigilia de jubileo que se prolongó hasta cerca de las tres de la madrugada. El último sábado, por primera vez, como ocho mil creyentes se unieron en un campo abierto, localizado estratégicamente en una isla, entre Manhattan, Queens y el Bronx, para interceder a Dios, en guerra espiritual a fin de ganar a la ciudad para Cristo.

En 1999, y siempre en Nueva York, se llevaron a cabo verdaderos jubileos como nunca antes se a visto, como el Día de Pentecostés a fines de mayo, tanto en el propio Madison Square Garden, en Manhattan, como también en otros lugares de gran concentración. Fue notoria la Cruzada de 24 noches, en el famoso Madison Square Garden, realizada los meses de julio y agosto. Como referencia, la noche del 15 de julio en que ministró el evangelista Claudio Freidzon, la concurrencia de hispanos a la Cruzada fue históricamente la más alta, llegando a cerca de 14 mil personas. La Cruzada en Nueva York auspiciada por el evangelista Dr. Rodney Howard Browne duró seis semanas. Este esfuerzo, nunca antes visto desde 1957, cuando Nueva York fue impactada en el mismo lugar por la Cruzada de Billy Graham, tuvo un costo superior a los 15 millones de dólares, contándose con la participación de 25,000 laicos y hermanos de iglesias. Estos creyentes en forma voluntaria hicieron consejería, obra personal en las calles, ujieres, repartición de ropa y alimentos. El resultado no se dejó esperar, ya que se registró una cosecha de 50 mil personas, que hicieron su profesión de fe en Cristo. Desde el año 2000 al presente, se han llevado a cabo un sinnúmero de concentraciones masivas de evangélicos, incluyendo la que promueve anualmente la Confraternidad de Líderes Conciliares, en ocasión del "Día de Pentecostés".

De otro lado, en los últimos años varias congregaciones evangélicas del país, vienen realizando estudios sobre diagnóstico y situación de la iglesia y su rol dentro de la comunidad, dirigido a elaborar su propia estrategia global de crecimiento. Una de estas iglesias, es el Centro Cristiano de Bay Ridge, de Brooklyn, Nueva York, que preside el apóstol Luciano Padilla, Jr. Asimismo, el Centro Bíblico de Corona, que localizado en el popular condado de Queens, del mismo estado, busca triplicar el número de sus feligreses mayormente colombianos, dominicanos, ecuatorianos y de otras nacionalidades que residen en esta parte de la gran ciudad.

Hace poco tiempo, la Iglesia Pentecostal Monte Calvario presentó un interesante modelo para el evangelismo urbano denominado Operación Samaria, creado por su pastor, Rev. Porfirio Reyes. El proyecto hace posible implementar el "Departamento de Evangelismo" en casi el 90% de las iglesias evangélicas, que aún no cuentan con este indispensable departamento. Sobre la base del pasaje de Jesús y la mujer samaritana, el modelo identifica los pozos que hay en una comunidad, y el momento de mayor concentración y necesidad, enviando "sembradores" y "pescadores" adecuadamente preparados en intercesión, exposición de la Palabra y don de gentes, en la noble misión por ganar a los samaritanos de la ciudad.

Se concluye este breve informe, manifestando que las expectativas para el evangelio entre los hispanos de los Estados Unidos son grandes. Se necesitan muchos obreros y laicos con disposición para servir a la causa de Dios. En varias partes hay necesidad de pastores para obras nuevas y campos en exploración. Existen centros de enseñanza bíblica y ministerial abiertos para los latinos, que cada vez más esperan por un mayor número hermanos comprometidos con la visión de evangelismo. Las leyes de inmigración todavía permiten que los pastores y ministros así como trabajadores religiosos, puedan obtener la residencia permanente en este país, siempre y cuando la petición la formule una organización o iglesia legalmente reconocida, con registro ante la oficina nacional de rentas e impuestos.

En síntesis, el crecimiento de los evangélicos hispanos en los Estados Unidos es impresionante y en el presente siglo 21, se avizora una gran cosecha de almas, hasta ver la gloria de Dios sobre la faz de esta nación, como las aguas cubren el mar

No hay comentarios: