sábado, 30 de junio de 2012

Mi novio es mucho mayor que yo

 
 
Muchos hombres maduros (mayores de 35) han expresado lo siguiente: “si cuando tuve 18 años hubiese tenido la experiencia que tengo ahora, no hubiera habido chica alguna capaz de resistirse”.
Esta expresión me hizo reflexionar en algo que cada vez es más frecuente en nuestros días y me refiero al hecho de que muchas mujeres jóvenes se están enamorando de hombres mucho mayores que ellas, cuyas diferencias son de 10, 15 o hasta más años.
Existe un dicho que deja implícito que la buena palabrería puede más que un rostro bello, y esto es básicamente lo que está sucediendo con muchas chicas, pues hombres maduros de más de 35 años de edad están “conquistando” chicas mucho muy jóvenes, a quienes seducen con sus palabras reforzadas con mil detalles.
En todos los casos que he tratado, el procedimiento de conquista ha sido muy similar. En su mayoría las chicas en un principio no se sentían atraídas por el hombre a quien algunas inclusive consideraban “viejo y feo”, sin embargo en todos los casos poco a poco se fueron interesando en ellos a medida que estos varones maduros hacían gala de su gentileza, caballerosidad y comprensión para con ellas. Reforzando sus acciones con una flor, un chocolate, un poema, etc. Hace poco vi una escena donde un joven le decía a su novia con quien había peleado que estaba dispuesto a regalarle chocolates o dulces y leerle poemas si fuera necesario, con tal de que ella lo perdonara. La frase que llamó mi atención en esta escena fue: “si fuera necesario”. Y es que lo que pasa es que muchos jóvenes modernos piensan que el romanticismo es cursilería, se olvidan que las chicas son mucho más sensibles en este sentido y que la mayoría por naturaleza si son románticas, aspecto que no pasan por alto los hombres maduros para quien una chica joven les representa imagen de juventud, virilidad y los hace sentir que aun “sirven”. Generalmente estos hombres no buscan otra cosa más que sexo en las chicas jóvenes.
A lo largo de mi vida he sido testigo de este tipo de situaciones, lo cual me dice que esto no cambia con el tiempo, sin embargo hoy es más frecuente por las facilidades de comunicación que hay a través del Internet. Hay hombres de negocios que tienen más de una novia en cada ciudad o país que visitan y por supuesto viven vidas dobles pues tiene a su familia que está ajena a todo esto.
Recuerdo el caso de una señorita que apenas llegaba a los 20 años quien se incorporó a trabajar en una importante compañía. Antes de entrar le di una serie de consejos para que evitara caer en la garras de un “conquistador”, pasado el tiempo, se quedo sola y con dos hijos y reconoció que justamente lo que le dije que podía suceder y le sugerí que evitara fue lo que sucedió. El hombre mucho mayor que ella se portaba muy amable y comprensivo, después empezó a platicarle acerca de sus problemas y lo a gusto que se sentía con ella quien le daba consejos y lo comprendía, poco después él se lamentaba de no haberla conocido antes pues de haber sido así “su vida hubiera sido tan diferente”. Para cuando él le confesó su amor a esta señorita, ella ya estaba profundamente enamorada del hombre quien después de dos criaturas la abandonó. ¿Les suena familiar esta historia?. Pues es casi la misma en todos los casos.
Ante la sensible naturaleza de la mujer para el romanticismo y el amor, es muy difícil evitar que caigan en las manos de este tipo de hombres, la única manera de estar protegidas es siendo conscientes de lo anterior y confiando en Dios, haciendo acopio del sentido común, comprendiendo que la diferencia de edades si es importante, tarde o temprano los estragos de la edad harán mella en la conducta de cada cual. La Biblia no habla de la edad específica que deben tener las parejas. La ventaja de los hijos de Dios es que pueden depender de su Señor quien les dará la pareja que necesitan y no desesperarse cayendo en manos de hombres para quienes el amor es un juego y que no tienen el más mínimo temor de Dios.
“Encomienda a Jehová tu camino, confía en él y él hará”. Salmo 37.5